Hemos venido asistiendo a una campaña ideológica sistemática, con ingredientes tales como: desprestigio de lo público, frente a la exaltación de lo privadoIU apoya el encierro de la Comunidad Universitaria de la UCM en defensa de la Universidad Pública

Área Federal de Educación de Izquierda Unida 13/12/2012

IU apoya esta acción de defensa de la Universidad Pública, de la Comunidad Universitaria y de los derechos de sus trabajadores y trabajadoras. Una Universidad Pública a la que se le recortan los fondos públicos, destinados a rescatar a bancos, y se exige que se mantenga, precarizando las condiciones del profesorado y del personal que desempeña sus funciones en la misma y penalizando económicamente a sus estudiantes.
IU defiende la Universidad Pública que está siendo acusada por el actual Ministro de ser ineficaz, cara e inútil, cuando, muy al contrario, los estudios internacionales muestran que nuestra docencia y productividad científica son equiparables a los de los países de la OCDE, a pesar de que la inversión en nuestro país supone unos recursos anuales un 20% inferiores; y todo ello se consigue en la universidad pública con un coste por alumno que es un 25% más bajo que el de la privada.

La necesaria autonomía universitaria e independencia académica requieren la suficiencia financiera de la universidad a partir de las aportaciones públicas, de manera que sus objetivos y actividades no se vean condicionados unilateralmente por los demandantes de su formación o por los contratantes de su investigación. Tal suficiencia debería permitir en particular, como mejor forma de garantizar la igualdad de oportunidades y el derecho a la educación, una tendencia a la baja de las tasas de matrícula, y a la progresiva gratuidad de los estudios universitarios, de modo que en ningún caso se den discriminaciones por razón de capacidad económica.

Lamentablemente, frente a este modelo social de universidad, nos encontramos con las propuestas neoliberales que en los últimos años propugnan reducir la educación superior a una simple mercancía y la universidad a una industria del conocimiento, donde solo tendrían cabida la docencia que encajara con las conveniencias de capital humano del sector privado y la investigación susceptible de ser comercializada de forma inmediata.
Para justificar este modelo mercantilista hemos venido asistiendo a una campaña ideológica sistemática, con ingredientes tales como: desprestigio de lo público, frente a la exaltación de lo privado; catastrofismo en el balance universitario de las últimas décadas y en la situación actual; priorización exclusiva de la “tercera función”; tergiversación de la autonomía universitaria hacia la “libertad de empresa”; falseamiento de las cifras sobre el tamaño o el coste de nuestra universidad;…

Parece evidente que la crisis actual desarbola esos tópicos sobre la bondad de la gestión privada empresarial, la asunción de riesgos, la autorregulación de los mercados, etc., con estrepitosos fracasos en sectores clave como el financiero o el inmobiliario, y con evidencias generalizadas de manipulaciones y corruptelas.

Pero al mismo tiempo, la crisis les ha dado la oportunidad de pasar de esa fase de propaganda a la de ejecución directa, con el objetivo confesado de recortar drásticamente la universidad pública, volviendo a los esquemas elitistas de muchos años atrás, y de someter sus objetivos a la simple satisfacción de los intereses de los sectores económicos más alejados del conocimiento profundo y de la I+D básica.

Ya se ha puesto en marcha una de las palancas en esa dirección: el ahogo económico institucional, mediante la drástica reducción de la financiación pública; y el individual, mediante el aumento de las tasas de matrícula. Los efectos ya son notorios, con un retraimiento de las clases populares respecto al acceso a la universidad, y con el despido de una parte significativa del personal universitario, tanto PDI como PAS.

Por esto IU apoya solidariamente el encierro con carácter indefinido de trabajadores, trabajadoras y delegados sindicales de la Universidad Complutense de Madrid. Es una forma de denunciar y mostrar a la sociedad la asfixia económica que el PP está sometiendo a las universidades públicas, que está llegando a situaciones insostenibles que van camino de desmontar la Universidad Pública como derecho y servicio público.

Las declaraciones genéricas y la lectura de manifiestos por parte de los rectores están bien, pero no bastan. Máxime cuando están aplicando “planes de ajuste” en sus universidades, que son programas de recortes brutales que implican el efectivo desmantelamiento de la Universidad Pública y una profundización de su privatización y mercantilización.

Es hora de recomponer el movimiento universitario por un modelo social de universidad pública, que ponga el conocimiento al servicio y al alcance de toda la sociedad frente a los objetivos privatizadores y mercantilistas de la ofensiva neoliberal.

Por eso, desde IU apoyamos las movilizaciones planteadas por los sindicatos presentes en el encierro y animamos al resto de colectivos que están luchando por unos servicios públicos de calidad a que se sumen a ellas, así cuantas convocatorias unitarias se produzcan con el objetivo de conseguir una Universidad Pública de tod@s y para tod@s.

En esta sección

Homenaje a las trece rosasMausoleo memorial para la fosa común de PaternaEl encarcelamiento de María Salmerón demuestra que desde las instancias judiciales se ampara la violencia de géneroIzquierda Unida reclama para el próximo curso 'un sustancial incremento del personal docente'Amnistía Internacional denuncia que en España está en riesgo el derecho a la salud

Del autor/a

Izquierda Unida reclama para el próximo curso 'un sustancial incremento del personal docente'IU advierte: el pacto C’s-PP “apuntala la LOMCE en contra de las demandas de la comunidad educativa”Medidas de urgencia para el próximo cursoEl mito del ahorro de la Escuela privada-concertadaIU apoya el encierro de la Comunidad Universitaria de la UCM en defensa de la Universidad Pública