Fue el pasado 14 de abril en el Teatro Reina VictoriaMilitantes de Izquierda Unida Madrid acudieron a la representación del musical ¡Ay Carmela! El acto presentado por José Antonio Moreno, miembro de la comisión ejecutiva de IU-CM, contó con la presencia de la histórica militante comunista de la JSU, Concha Carretero, y de Eddy Sánchez, coordinador de IU-CM.

Silvia Gambarte 16/04/2013

El 14 de abril de 1931 la bandera tricolor se izó en el Palacio de Comunicaciones de Madrid. A continuación, miles de madrileños iniciaron una marcha que comenzó en Cibeles y finalizó en la Puerta del Sol: la II República se había proclamado en España.

El pasado 14 de abril, 82 años después de la proclamación de la II República, Madrid volvía a teñirse de rojo, amarillo y morado. Miles de banderas republicanas volvieron a avanzar desde Cibeles hasta la Puerta del Sol, como lo hicieron años atrás. Si en 1931 se celebraba la proclamación de la II República; ahora, en 2013, quienes llenaban las calles pedían la instauración de la III República.

Muy cerca de la Puerta del Sol, el Teatro Reina Victoria colgaba el cartel de “No hay entradas” en la representación del musical “¡Ay Carmela!”, ofrecido a los militantes de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid.

El acto presentado por José Antonio Moreno, miembro de la comisión ejecutiva de IU-CM, contó con la presencia de la histórica militante comunista de la JSU, Concha Carretero, y de Eddy Sánchez, coordinador de IU-CM, que dirigieron unas palabras a quienes allí se encontraban.

En una emocionante intervención en la que relató sus vivencias durante la República y tras la guerra que vino después, Concha Carretero indicó que “La República era mujer y llegó promulgando la igualdad”. Nos señaló la necesidad de “combatir hasta el último aliento” puesto que “la República no va venir sola y hay que luchar para conseguirla”.

Por otro lado, Eddy Sánchez resaltó el hecho de que en la II República se produjera la instauración de la sanidad y educación gratuita para toda la población. Destacó, también, el papel desempeñado por los trabajadores de la cultura en ese periodo; gracias a ellos, se posibilitó el acceso a la educación a toda la población española. La educación dejaba de ser patrimonio de unos pocos, para ser un derecho de todos. Sánchez finalizó su intervención advirtiendo que: “En estos momentos no nos gobiernan los hijos de la democracia, sino los nietos de la dictadura.”

Tras estas intervenciones, el público, que llenaba el teatro, disfrutó, cantó y se emocionó con “¡Ay Carmela!”. Unos estupendos actores hicieron las delicias de un público entregado, que acompañaba con palmas cada vez que sonaban los acordes de la famosa canción que da título al musical. Gritos de “¡Viva la República!” cuando la tricolor hizo su aparición en el escenario. Y aplausos, muchos aplausos: a los actores, músicos, técnicos, y a todos aquellos que hicieron posible una celebración tan especial del 14 de abril. ¡Viva la República!

En esta sección

Keyonokierosoluciones!La crueldad del machismoPresentación del libro 'El Guti. L'optimisme de la voluntat', de Txema CastiellaUn mundo corrompidoInauguración de la exposición ARTE DE IDA Y VUELTA: DE CÓRDOBA A LA HABANA

Del autor/a

Presentación del callejero franquista de MadridHomenaje a las trece rosas: 1939-2013Militantes de Izquierda Unida Madrid acudieron a la representación del musical ¡Ay Carmela!