En memoria de Armando López SalinasSe ha ido uno de los nuestros, uno de los buenos

Julia Hidalgo Argüeso. Comisión de Cultura del PCE 25/03/2014

Se ha ido uno de los nuestros, uno de los buenos, uno que junto a otras personas sí trajeron la democracia a este país. Armando López Salinas vivió, desde su militancia comunista, desde su coherencia y dignidad la lucha antifranquista, la lucha por la libertad y la renuncia a su verdadera vocación, la creación literaria. Porque Armando era un escritor al que la dictadura no le dejó publicar. Pero su nombre no lo borrará la historia y nosotrxs no vamos a permitir que nos la reescriban.

Hoy sí se ha ido un héroe de la democracia, como tantxs otrxs que lucharon por ella. Un escritor comunista al que, como decía Celaya en el poema  A Armando, siempre respondía con razones.

Desde el corazón pero también desde la razón Armando ha formado parte ya de nuestra memoria colectiva, de nuestra historia y de nuestra cultura. Sin su nombre, sin su historia y sin su obra no es posible comprender la sociedad en la que vivimos y que él, como el resto del Partido, quería y quiere transformar.

A ARMANDO

Gabriel Celaya

Viene como si nada, tranquilo, sonriendo
detrás de su bigote iluminado.
Viene.
Y ahí está soportando las cóleras del uno,
los distingos del otro,
y los mil estropajos de los zarrapastrosos.
Escucha. No se ofende.
No responde con ira al iracundo.
Responde con razones.
Nada le hace temblar. Está seguro
en lo suyo.
Y responde por eso como corresponde,
extendiendo razones,
callando corazones.
A veces le he atacado, violento
-es mi modo de ser, pido perdones-
y él me ha ganado siempre
como quien no hace nada o sabe que uno vuelve.
Ya vuelvo, siempre vuelvo, como un valor seguro
a este Armando increíble,
como el diamante, puro, como la luz, tranquilo,
que me salvó cien veces de las mil una noches
de los vosogos, de los curicutráceos,
de los protosongos, peropartículos,
y del M.P.O. y el S.O.T.R, por no hablar de otras
siglas,
y me ha salvado, digo,
sobre todo, de mí mismo.
Por eso digo Armando, como quien dice amigo.


Para Armando López Salinas

En esta sección

Homenaje a Joaquín CarbonellJornadas centradas en la figura de Sánchez VázquezLa FIM rinde homenaje el filósofo español Adolfo Sánchez VázquezMi primera tareaEsto es una historia de amor

Del autor/a

Rosa Luxemburg, una revolucionaria con fuerza de mujerJosefina, memoria de dignidadSe ha ido uno de los nuestros, uno de los buenosVisibles e iguales, tomando la palabraLa disciplina de la derrota, una crónica de la crisis-estafa