Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en EspañaMario Ricardo Isea: “Estamos en un golpe de estado continuo, en proceso” Mario Ricardo Isea denunció el plan de violencia organizada y financiada desde fuera. También cargó contra la globalización de la campaña contra Venezuela y el papel que están desempeñando los medios.

Gema Delgado 28/03/2014

Dice el embajador de la República Bolivariana de Venezuela, que la solidaridad es una herramienta imprescindible para la revolución. Y esa solidaridad es la que siempre han demostrado los comunistas españoles con el proceso revolucionario bolivariano, sabiendo que en Venezuela se juega la suerte del continente y que si el “golpe blando” contra Maduro sale adelante, los Estados Unidos seguirán atacando al resto de los gobiernos de izquierda de América Latina. Por eso el 1 de marzo el PCE y el PIE organizaron un acto en Vallecas con el embajador y la vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, Maite Mola, para reforzar ese apoyo a la legitimidad del gobierno electo de Maduro y al proceso bolivariano.

Mario Ricardo Isea denunció el plan de violencia organizada y financiada desde fuera. También cargó contra la globalización de la campaña contra Venezuela y el papel que están desempeñando los medios, como ya lo hizo en la televisión pública mostrando todas las imágenes tergiversadas que han movido algunos grandes medios y las redes sociales: “Uno se pregunta si los dueños de los periódicos se creen dueños del planeta tierra para malversar como lo hacen contra gobiernos elegidos por millones de ciudadanos. ¿Quién eligió a esos dueños de los periódicos que se atreven a publicar cualquier cosa descalificando gobiernos y pueblos? ¿Quién les da el derecho a elegir por nosotros? Frente a este montaje mediático el embajador explicó que Chávez trabajó mucho para elevar el nivel de conciencia del pueblo, que los resultados están ahí y que el proceso en marcha no tiene retroceso.

Mundo Obrero: ¿Qué está pasando en Venezuela?
Mario Isea:
El intento de un golpe de Estado continuo, en proceso. Hay sectores de la oposición que no asumen la agenda democrática. Y por otra parte, el imperialismo va alimentando alguno de estos líderes para usarlos. Son marionetas del dueño del circo que aparecen llamando a una salida violenta. Llama la atención que después de un proceso electoral donde Maduro ganó las elecciones presidenciales, el candidato Capriles califica de plebiscito la elecciones municipales donde adelantaba que la suma de los votos de los alcaldes opositores superaría a la de alcaldes bolivarianos. El resultado fue justo lo contrario. La suma de los votos de los alcaldes bolivarianos triplicó, casi cuadruplica a los que obtuvieron los seguidores de Capriles. Es decir, que la diferencia que sacó Maduro con respecto a Capriles se incrementó. De forma que si hubiera sido un plebiscito hubiera sido contra Capriles, pero no estaba en el poder.

Llama la atención que Leopoldo López y María Corina Machado, que es público que están vinculados al grupo Bush de Estados Unidos, salgan juntos a acelerar salidas no electorales. Y después se producen una serie de actos violentos en Táchira, donde Alvaro Uribe Vélez, relacionado con Leopoldo López, ha expresado siempre su odio al proceso bolivariano. Alvaro Uribe, cuando terminó su último mandato presidencial en Colombia, declaró que lamentaba no haber tenido tiempo para invadir militarmente Venezuela. Y él aparece ahí muy relacionado con Leopoldo López.

De modo que hay un intento muy desquiciado, auspiciado por los paramilitares uribistas de crear una especie de Estado liberado en Táchira con su capital en San Cristóbal. Una locura. Propiciando, mediante la intervención de paramilitares, francotiradores, etc el asesinato incluso de guardias nacionales bolivarianos que están trabajando en restituir el orden y limpiar las barricadas.

Pero el gobierno venezolano no va a caer en la trampa que quieren montar de aparentar una guerra civil. Las fuerzas del orden y las fuerzas de la ley actuarán, aprovechando la sensatez de un sector importante de la oposición que ha acudido al llamado del Presidente a eventos por la paz, donde se han creado comisiones por la verdad sobre la violencia y por la verdad sobre la economía. Estos encuentros van a favorecer que gradualmente todo el país baje los niveles de violencia, como ya está ocurriendo, y posteriormente, en Táchira pueda actuar el gobierno venezolano, como le corresponde actuar a un gobierno para que pueda garantizar la paz y la seguridad a los ciudadanos y ciudadanas, no a un grupito opositor vinculado con el paramilitarismo, sino a todos los hombres y mujeres de buena voluntad del Estado de Táchira y de todo el país.

M.O.: Dice que estos líderes opositores son “las marionetas del dueño del circo”. ¿Quién es el dueño del circo?
M.I.:
Hay un intento siempre desesperado, de la cúpula de poder norteamericana de evitar que los procesos democráticos latinoamericanos como el venezolano, boliviano, ecuatoriano, nicaragüense, uruguayo, argentino, se consoliden como opciones distintas al neoliberalismo. En el caso de América Latina hay un repudio al ALCA. Estos gobiernos que he mencionado han coincidido en el ALBA, MERCOSUR, Petrocaribe y la CELAC. Además la CELAC ha dejado de lado la OEA que marginaba a Cuba. 188 países de la ONU votaron por levantar el bloqueo a Cuba, y éste se mantiene sólo porque Estados Unidos, Israel y tres marionetas se niegan a ello. Por eso la CELAC restituye a Cuba su derecho a participación y revaloriza el carácter democrático de los procesos de todos los países que luchan por su independencia y autodeterminación. Esa cúpula norteamericana está molesta porque nos quieren ver siempre como su patio trasero, como mercado seguro de sus productos, como surtidores de materias primas. No quieren que nos desarrollemos. No quieren que tengamos la posibilidad de un bloque nuestro americano, como lo llamaba Chávez, que pueda interactuar en igualdad con los Estados Unidos con la Unión Europea y con cualquier otro bloque que legítimamente pueda agrupar países

M.O.: ¿Cómo valoran la posición de la Unión Europea en estos difíciles momentos de ataque a la democracia en Venezuela?
M.I.:
En este pronunciamiento de los diputados del Parlamento Europeo contra nosotros, vemos que en algunos casos hay desinformación, pero en otros es una clara postura de partidos políticos de la derecha que intentan hacerle el juego a los sectores norteamericanos que tienen mucha influencia en algunos partidos de derecha de todo el mundo y de Europa. Pero nosotros creemos que todo esto lo va a derrotar la realidad. En Venezuela hay grandes logros. Hay derechos humanos que se defienden todos los días con las misiones que incorporan a la Sanidad pública y a la educación pública y gratuita a la gente de los barrios. Pasamos de 300.000 pensionistas a dos millones y medio; de 400.000 estudiantes universitarios a dos millones. Tenemos 900.000 personas en casas de alimentación, que antes no comían. Acabamos de entregar medio millón de viviendas en dos años y medio con intereses fijos muy bajos. Mientras que en otros países le quitan la vivienda a la gente, nosotros entregamos vivienda a los sectores con menos recursos. Esto no lo podrán tapar con una campaña diciendo que en Venezuela no se respetan los Derechos Humanos.

M.O.: Entre las múltiples acusaciones que se hacen desde aquí al gobierno de Venezuela es la de la falta de libertad de prensa. ¿Quién tiene la propiedad de los medios de comunicación en Venezuela?
M.I.:
La mayor parte de los medios son privados. Algunos son abiertamente opositores. Los titulares de los grandes diarios de Venezuela satanizan todos los días a Nicolás Maduro, y ahí están. No hay ningún cerco ni ninguna censura, ninguna limitación a la libertad de expresión en Venezuela. Hay suplementos satanizando a Maduro, y antes a Chávez, en cantidades industriales. Quizá uno o dos, periódicos, como Panorama, saca de manera equilibrada la versión del gobierno y la de los opositores. Han crecido los medios alternativos pero son muy débiles en cobertura.

M.O.: ¿Cómo está actuando el gobierno de Maduro frente a este intento de desestabilizar el país?
M.I.:
El gobierno, desde el inicio, ha llamado al diálogo y a la paz. En este contexto llamó la atención la actitud beligerante de Leopoldo López y María Corina Machado, ya sea por instrucciones del imperialismo de la cúpula norteamericana, para romper el clima de diálogo que se estaba formando. Alcaldes y gobernadores de la oposición habían acudido a reuniones con el presidente Maduro. Pero parece que les molestó. No pueden permitir que se estabilice el gobierno de Maduro y la democracia bolivariana se haga irreversible, y por eso revientan por vías no legales, no constitucionales, no electorales. Pero el 80% del pueblo venezolano, como demuestran las últimas encuestas, repudia la violencia. Incluso líderes de oposición responsables como Eduardo Fernández, Daniel Santolo de la Causa Radical lo han expresado recientemente.

Tenemos la convicción de que la verdad va a prevalecer y que los procesos latinoamericanos que aún no han sido bien comprendidos en Europa vayan siendo entendidos, que nos den la oportunidad de expresar las bondades de estos procesos que se desarrollan en democracia: la revolución bolivariana en Venezuela, la revolución ciudadana en Ecuador, el proceso boliviano, donde Evo Morales incorporó a las mayorías excluidas; el proceso nicaragüense; el Frente Amplio en Uruguay, relegitimado; lo mismo en El Salvador. Son procesos democráticos que atienden al ser humano como objetivo central, son procesos humanistas. Y esto tiene que ser entendido en Europa. Tenemos diferentes formas de ver la vida, pero tenemos similitudes históricas y culturales con España, sobre todo en el caso de Venezuela, que nos va a permitir comunicarnos sin la interferencia de las grandes cadenas de información y opinión que han convertido la información en negocio. Nosotros podríamos tener mayor comunicación entre pueblos y abrazarnos en un proceso para garantizar el buen vivir colectivo de la humanidad.

Publicado en el Nº 270 de la edición impresa de Mundo Obrero marzo 2014

En esta sección

El presidente Lenin Moreno impone el estado de excepción en Ecuador para acallar las protestas populares contra su políticas económicasJoao Pedro Stedile: "Lula no es un preso político, sino un secuestrado por la burguesía"El PCE participó en el encuentro en Caracas y se reunió con el presidente MaduroEl imperialismo israelí acecha IránA la espera de una "primavera CEMAC" contra 6 dictaduras de África Central

Del autor/a

Libertad para LulaPaco Segura: “Con sólo reducir las emisiones de CO2 no se arregla el mundo, lo que hay que cambiar es el modelo”El Comité Central del PCE apuesta por fortalecer el proyecto de unidad popular que hoy representa Unidas PodemosCarmen París: "La jota es el único género musical común a todos los pueblos de la Península Ibérica"El PCE e IU reciben al Partido Comunista de Vietnam y estrechan relaciones en su lucha contra el Neoliberalismo