[Fiesta PCE 2014] Embajador de Cuba en EspañaEugenio Martínez:"La educación es la base del desarrollo de un país" Hay un consenso social en EE.UU de que esa política debe cambiar hacia Cuba, sin embargo falta la voluntad política de sus gobernantes para hacerlo.

Carlos González Penalva 17/09/2014

Embajador de Cuba desde octubre de 2013, Eugenio Martínez ha tenido que afrontar un año convulso pero también lleno de nuevas posibilidades de cooperación entre la isla y España en las más diversas áreas: salud, comercio, turismo, cultura.

Mundo Obrero: Pregunta de rigor, ¿qué balance hace de este periodo al frente de la embajada?
Eugenio Martínez:
Ha sido una experiencia de aprendizaje y conocimiento de amigos que tiene Cuba en España. En este periodo hemos podido ir administrando las relaciones bilaterales que se han ido creando de forma muy satisfactoria. Hemos vivido un incremento del intercambio comercial entre Cuba y España y, al mismo tiempo, un crecimiento en la visita de españoles y cubanos residentes en España. Encuentro una gran simpatía por Cuba en España, una amistad que me ayuda mucho en el trabajo de nuestra Embajada.

M.O.: Los días 19, 20 y 21 de septiembre se celebra la Fiesta del PCE, ¿con qué perspectivas afronta su participación en la Fiesta?
E.M.:
Conozco de ella la gran movilización de simpatizantes y militantes de las ideas de izquierda que se produce. Este año tendremos la posibilidad de realizar un encuentro en la Fiesta entre uno de los héroes de Cuba y nuestros amigos en España, pues ha sido invitado Fernando González, uno de los cinco héroes cubanos encarcelados injustamente en EE.UU. liberado a principios de 2014. Gustosamente aceptó la invitación de compartir con sus amigos y de difundir en España la verdad de este caso que, como saben, ha sido tremendamente manipulado. En definitiva, me acerco a esta Fiesta del PCE con cariño, transmitiendo el mensaje de Cuba a nuestros amigos, a nuestros hermanos en la lucha y, en la oportunidad que se nos presente, participar en las distintas actividades que se desarrollen.

M.O.: En el ámbito económico, han transcurrido ya tres años desde el debate e implementación de la Política Económica y Social en Cuba. ¿Cómo ha sido el desarrollo de su implantación?.
E.M.:
Ha sido un periodo de trabajo y análisis en el que se han realizado experimentos en algunas de las ideas que se aprobaron para revisar sus consecuencias reales. Las que han funcionado bien se han ampliado y el experimento se ha convertido en la práctica. Ha sido un año de transformaciones muy complejas vinculadas a elevar la eficiencia en la empresa socialista, vinculada a la estimulación y crecimiento de la empresa o propiedad cooperativa así como del llamado trabajo por cuenta propia, al que ustedes llaman "autónomo". Es cierto que no se ha producido un gran crecimiento del PIB en el primer semestre del año vinculado a factores muy determinados e identificados, pero tenemos esperanzas de que se produzca un crecimiento a lo largo del segundo semestre del año. Es un proceso a largo plazo en el que se han estudiado y aprobado las bases para un modelo de desarrollo económico y social a quince años donde se conjugan muchas variables económicas. Saber hacia donde vamos con la consigna y con el deseo de hacer un socialismo próspero y sostenible.

M.O.: En el mismo debate de la Política Económica y Social se planteaba poner fin a la dualidad monetaria, ¿cómo se está planificando este proceso y qué beneficios puede reportar?
E.M.:
El proceso de unificación monetaria es un proceso complejo pero tremendamente importante. Fue necesario adoptar la dualidad monetaria y de cambio en Cuba a comienzos de los años 90, pero que hoy hemos de revisar. Las condiciones para poder terminar con esa dualidad debe basarse en un modelo que favorezca las exportaciones, que no implique una tendencia inflacionaria y que no afecte a la clase cubana trabajadora. Bajo estas variables se están estudiando otras experiencias para buscar el momento más adecuado para su aplicación. Poner fin a la dualidad monetaria y de cambio no sólo afecta a la población en su día a día, sino también en las empresas que sufren una alteración del sistema porque un CUC equivale a un dólar o un peso cubano. Estos cambios deben hacer que una empresa se mantenga por su eficiencia y no porque el cambio le favorezca. Debe propiciar la exportación de bienes y servicios para aumentar los ingresos, la productividad y los salarios de la población.

M.O.: En 2012 se impulsaba el grupo de industrias biotecnológicas y farmacéuticas BioCubaFarma. En la actualidad supone la segunda industria nacional en ingresos tras la extracción de níquel. ¿Que perspectivas hay en esta industria tras los acuerdos firmados en julio con China en lo que se refiere a salud e I+D en Cuba?
E.M.:
?Cuba es considerada por la UNESCO el país que más aporta a la educación, el 12,9% respecto del PIB. En este sentido, la creación de potencial científico es muy grande. Hace 42 años se aplicó en Cuba una campaña de vacunación para toda la población, y todos los años esa campaña se ha aplicado de forma totalmente gratuita a los niños cubanos. Cuba ha creado más de 100 vacunas de desarrollo propio contra múltiples enfermedades, algunas de ellas son únicas en el mundo.

La industria biotecnológica y el aporte científico a la salud humana y animal no sólo ha representado un nivel de exportación e ingresos al país muy importante, como bien has señalado, sino también una mejora significativa en la calidad de vida de los cubanos. Si de ello podemos, además, sacar provecho e ingresos, bienvenido sea. Hemos de luchar contra un mundo en el que las transnacionales controlan las principales vacunas y medicinas con registros muy rigurosos para poder instrumentar y aplicar esas medicinas. Cuba tiene la primera vacuna contra el pie diabético, el HeberProt-P. Estamos en negociaciones con una empresa española para poder exportarla, pero podemos perder diez años hasta que la registren en España y que 35.000 españoles puedan beneficiarse de esa vacuna. No podemos traerla aún a España porque no ha sido certificada por la UE. Nosotros la administramos gratuitamente a todos los cubanos que padecen esta enfermedad con un 85% de efectividad, en medicina este índice es altísimo. Países como Rusia y China han establecido acuerdos con Cuba porque han reconocido a un socio fiable, con un producto único como el mencionado u otros que pudieran desarrollar. Es sin duda una de las industrias más importantes de Cuba, resultado de una profunda inversión de la Revolución en el ámbito científico en función de la gente y no en función del negocio.

M.O.: Obama manifestaba el uso por parte de la USAID de un taller sobre la prevención de VIH en Costa Rica para la promoción de la democracia en Cuba. Algo un tanto extraño, ¿qué ha sucedido?
E.M.:
Hay una lógica norteamericana perversa sobre Cuba. No participan de los procesos y cambios que se producen en Cuba porque no tienen ninguna influencia al no existir relación diplomática y estable como tenemos con la mayor parte de países.
En su lugar, aparecen con frecuencia unos programas fantasma. En muchas ocasiones es la propia prensa internacional la que nos ayuda a conocer estos programas que disponen de un dinero que el contribuyente norteamericano desconoce. El gobierno de EE.UU limita quién viaja y quién no a Cuba, y para darles el permiso revisa cuál va a ser la agenda del ciudadano norteamericano en la isla. Imagínense un ciudadano cubano, que recibe a un colombiano -ya ni tan siquiera usan a ciudadanos norteamericanos- en un programa como este que citas y que pudiera ser de mutuo beneficio luchar contra una epidemia como la que representa el VIH. De pronto descubrimos que la agenda de esa persona nada tiene que ver con el estudio del VIH, sino con identificar a cubanos y si son potenciales líderes para luchar contra el gobierno cubano. Esta es una de las perversiones del sistema político norteamericano de la cual no se entera casi nadie.

Hay un consenso social en EE.UU de que esa política debe cambiar hacia Cuba, sin embargo falta la voluntad política de sus gobernantes para hacerlo. Otro ejemplo lo tenemos con ZunZuneo, una empresa radicada en Barcelona y financiada por el gobierno de EE.UU. Esta es la realidad que vivimos repetidamente, el intento de derrocar al gobierno cubano y terminar con la libertad de nuestro pueblo.

M.O.: Conocíamos a través de la prensa que el Banco de Irlanda se negaba a realizar transferencias que tuvieran como destino Cuba. ¿Cuál es el estado actual del bloqueo y qué fórmulas existen, en el proceso de conformación de nuevas plataformas geopolíticas, para sortear dicho bloqueo?
E.M.:
Cuba es el único país que no puede invertir un centavo en EEUU como hacen todos los países, y estamos muy interesados en ello al tratarse del mayor mercado mundial. No podemos recibir préstamos de entidades bancarias norteamericanas, ni siquiera del Banco Interamericano de Desarrollo, que no es norteamericano. Ni hablamos ya del FMI o el Banco Mundial. Cuba no puede vender en EE.UU un puro, una botella de ron ni tampoco ninguna de las vacunas a las que antes hacíamos mención. No podemos usar el dólar en ninguna de las transacciones porque automáticamente es confiscado. Si no fuera suficiente, también persiguen las transacciones que Cuba realiza con otro país. Los bancos temen mantener relaciones financieras con Cuba. Están atados por acuerdos que permiten que un juez radicado en Nueva York decide que un banco irlandés, o de cualquier otro lugar, no puede comerciar con nosotros por peligro de una multa millonaria. Además, parte de la recaudación de dichas multas termina en la misma ciudad de Nueva York. Obama ha impuesto más multas que ningún gobierno en la historia de EE.UU, y no ya a Cuba, sino a empresas que han osado realizar alguna transacción con la isla, muchas de las cuales eran permitidas por la ley estadounidense. Aquella historia de Obama en la que manifestaba que iba a comenzar una nueva era con Latinoamérica y con Cuba no ha empezado, y en breve va a terminar.

M.O.: En septiembre se incorporarán a sus aulas aproximadamente dos millones de jóvenes
cubanos. ¿Cuáles son los retos y los desafíos de la educación cubana para la formación de una generación de futuro?
E.M.:
El día más justo en la historia de Cuba es el día que comienza el curso escolar. Todos los niños cubanos, sin excepción, van a la escuela ese día. Sin distinción de raza, género o posición social. Diez mil trescientas escuelas comienzan ese día el curso escolar desde que suena el timbre. No es un decir, lo he conocido de primera mano a través de mis hijos que han llegado a un aula con mucho trabajo remozada, pero en la que los libros se ofrecen gratuitamente, así como el almuerzo y la merienda a un precio casi gratuito por el mero hecho de estudiar en Cuba. Este es el espectáculo más bonito que tiene la revolución cubana.

En 1959 más de la mitad de los cubanos no iban a la escuela, más de diez mil maestros estaban sin empleo y era el país con más automóviles per capita de América Latina. Estabas creando una generación excluida del sistema. ¿Qué va a hacer un niño que no sabe leer cuando llega a la edad adulta? ¿A qué empleo puede aspirar? Este fenómeno fue erradicado por la Revolución. Ahora todos tienen derecho a estudiar y la oportunidad de ser lo que quieran ser, con su esfuerzo y con las oportunidades que da el sistema. La educación es la base del desarrollo de un país para evitar altos índices de delincuencia, para que los cubanos tengan una vida plena, para que sepan distinguir la verdad de la mentira, y para resolver los problemas que tenemos, que son muchísimos aunque muchas veces las campañas de desinformación ni tan siquiera lo dicen. Tenemos muchos retos que resolver, como solucionar el bajo nivel adquisitivo de nuestros ciudadanos, una eficiencia productiva insuficiente o la obsolescencia tecnológica y de las infraestructuras que están por desarrollarse.

La educación en Cuba es una de las áreas de mayor desarrollo y uno de nuestros mayores retos. Por ello estamos llamando a profesores jubilados para incorporarse a la aulas pagándoles un salario suplementario a sus pensiones, pues necesitamos graduar a más profesores así como mejorar la calidad de los contenidos impartidos.

Publicado en el Nº 276 de la edición impresa de Mundo Obrero septiembre 2014

En esta sección

Quieren impedir que Evo Morales sea candidatoIzquierda Unida promueve en el Parlamento Europeo un protocolo contra los discursos de odio de la extrema derechaPedro Baños: “La geopolítica del Brexit tiene que ver con la reconfiguración del orden mundial”Un ataúd para la OTANLíbano: cólera y saqueo

Del autor/a

Solidaridad con los nueve del Teatro JovellanosEl bloqueo no ha terminadoOtro camino, no sólo para Grecia sino para toda EuropaCuba y EE.UU inician un nuevo periodo en sus relaciones diplomáticas y económicasEugenio Martínez:"La educación es la base del desarrollo de un país"