Presupuestos Generales del Estado 2015Alberto Garzón: “Señor Montoro, usted representa a las grandes fortunas y a las grandes empresas” “Es menos costoso garantizar los derechos fundamentales de todos los ciudadanos que rescatar a los amiguetes”.

Alberto Garzón Espinosa 14/11/2014

Este es un extracto de la intervención del diputado Alberto Garzón en el debate de los Presupuestos General del Estado 2015.
Usted, señor Montoro, como su Gobierno, no representa al pueblo español. No me refiero, lógicamente, a su relación legal con el pueblo español. Me refiero a otra más importante, la que le une con sus intereses y esperanzas. Y si no representa al pueblo español, ¿a quién está representando? Pues a la vista de estos Presupuestos parece claro: a las grandes fortunas y a las grandes empresas, es decir, a lo que con acierto históricamente hemos llamado la oligarquía. Ya sabe, ese matrimonio feliz entre la élite política y la élite económica, y que explica su renta, riqueza y poder por la explotación de una mayoría social.

Y es que usted nos presenta unos Presupuestos que más que consolidar la recuperación económica lo que provocan es el apuntalamiento de un modelo de sociedad altamente regresivo, injusto y desigual. Un modelo que es otra vuelta de tuerca del neoliberalismo.

Usted apuesta por la represión salarial. Es decir, el empobrecimiento generalizado de las gentes trabajadoras. Descompone el mercado de trabajo, cambiando los trabajos estables por trabajos temporales y parciales, y esperando que esa pirueta pase desapercibida en las estadísticas. Pero la realidad es que hoy no es suficiente con un contrato de trabajo para poder vivir. Al fin y al cabo el 93% de los contratos firmados son de carácter temporal, y hay que remontarse a 1990 para encontrar niveles salariales medios tan miserables. Y en estos presupuestos aparece un plan de empleo, llamado CRECE, que sólo sirve para maquillar las tasas de paro.

(…) Dice usted que con salarios más bajos seremos más competitivos, que nuestras empresas venderán más y que tendremos más trabajo. Los datos le traicionan.

(...) Señor Montoro, dice usted también que todos saldremos de esta. Pues no me parece ni que salgamos de esta ni que todos transitemos la misma penitencia. Y es que mientras unos se desbocan por el abismo de la pobreza, otros se enriquecen con el mercadillo de lo público que usted y sus compañeros han montado. Están vendiendo el Estado a trozos, como anunciara Friedman, y encima a precio de saldo. La privatización de AENA, la última hazaña. Eso se llama traición al pueblo español, pues sin duda usted ha olvidado que es el gestor de las finanzas públicas y no de las finanzas de las grandes fortunas.

Usted actúa de simple intermediario. Los que mandan en este país son los banqueros, las grandes fortunas y los que, en definitiva, no se presentan a las elecciones.

(…) La Educación Pública ya no parece ni pública ni de calidad, precisamente por los recortes. Aquella máxima de los años 70 de “queremos que estudien los hijos de los trabajadores” emerge de nuevo con actualidad. Lo mismo sucede con la Sanidad, en un país donde las empresas hacen su agosto comprando hospitales. Qué decir de la dependencia y de las transferencias sociales. Qué de la jubilación. Vivir peor con menos, eso nos dicen. Y nuestras viviendas, propiedad de los fondos buitres. Pasamos de ser ciudadanos a ser clientes. De tener derechos a tener opciones. Y todo ello en un país donde 750.000 hogares carecen de ingresos, dónde un 17% de los hogares tienen pobreza energética y donde sin embargo el número de ricos se ha disparado un 11,6% en un año.

Necesitamos un nuevo modelo de desarrollo productivo social y ecológicamente sostenible. Ello no puede lograrse penalizando a las energías renovables como hacen estos presupuestos. Tampoco es algo que se pueda lograr con un 40% de recorte en I+D, en Ciencia, como ha hecho en los últimos años su Gobierno. Se requiere urgentemente una priorización distinta de los gastos.

Cuestión de prioridades.

No es un drama que los acreedores no reciban su dinero en el tiempo establecido, pero sí lo es que no lleguen ingresos a los hogares.

No es una prioridad pagar a los bancos alemanes y franceses, pero sí lo es pagar la sanidad y la educación.

No es un drama que los traficantes de armas no vendan misiles o tanques al Gobierno de España, pero sí lo es que las pequeñas empresas no vendan a sus vecinos para sobrevivir.

No es un drama que Florentino Pérez no sea indemnizado, pero sí lo es que los profesores y médicos no reciban sus derechos económicos.

No es un drama que el bipartidismo no esté en el Gobierno, pero sí lo es que lo esté.

Señor Montoro, frente a su filosofía de socialización de las pérdidas y privatización de las ganancias nosotros oponemos la nuestra: cada uno según su capacidad y a cada uno según su necesidad. La economía está para servir al ser humano. Hay que emanciparse del reino de la necesidad para alcanzar el reino de la libertad.

Nosotros, señor Montoro, nos tomamos muy en serio la democracia. Por eso defendemos que el Estado ha de ser garante último del empleo. El Estado ha de estar obligado a garantizar una vivienda, un empleo y los derechos fundamentales a todos los ciudadanos. Y no es tan costoso como rescatar a los amiguetes.

Publicado en el Nº 278 de la edición impresa de Mundo Obrero noviembre 2014

En esta sección

El movimiento obrero y los retos del nuevo gobiernoSubida del SMI a 950 euros y coto a la publicidad de apuestas ‘online’, primeras medidas de UP en el gobiernoManifiesto por la Justicia DigitalMadrid, dominada por la ultraderecha, sigue gritando ¡No pasarán!Antonio Gómez Movellán: “Hoy la iglesia, como corporación, tiene más poder que en el franquismo”

Del autor/a

40 años de transición hacia la democraciaLa izquierda española ante la globalizaciónEl motín de la oligarquíaLa izquierda marxista en el siglo XXIAlberto Garzón: “Señor Montoro, usted representa a las grandes fortunas y a las grandes empresas”