De mes en mes

La transformación solo es posible desde la izquierda Somos una organización de clase, una organización consciente, hoy más que nunca, que la contradicción está entre el capital y el trabajo.

Ginés Fernández González. Director de Mundo Obrero 30/04/2015

En este mes de mayo que se inicia con el día internacional de la clase trabajadora, de los trabajadores y de las trabajadoras, y culmina con las elecciones autonómicas y municipales, la mayoría social de este país nos jugamos mucho, nos jugamos no solo las políticas en los ámbitos locales y autonómicos en los próximos cuatro años, si no, en parte, el futuro de las generaciones venideras.

Para nosotros y nosotras, gentes de izquierdas, que defendemos el municipalismo democrático y participativo, cómo se conformen los gobiernos en los ayuntamientos y las comunidades autónomas tendrá mucho que ver con la solución de nuestros problemas: de una forma favorable a nuestros intereses y los de nuestros hijos e hijas o a los intereses de las clases dominantes, de los que hoy ejercen el poder desde el IBEX 35 y las instituciones internacionales.

Es por ello que, hay que estar atentos a las propuestas de cada uno de los partidos que se presentan a estas elecciones. No nos podemos despistar con los discursos de brocha gorda, hay que leer muy atentamente la letra pequeña. Nosotros y nosotras, comunistas que apostamos por Izquierda Unida y por las candidaturas de convergencia y coaliciones que hemos ido componiendo en los distintos municipios y comunidades, tenemos que explicar a nuestro entorno tanto las propuestas como los procesos. No se puede perder ningún voto a lo que representa Izquierda Unida.

Somos una organización de clase, una organización consciente, hoy más que nunca, de que la contradicción está entre el capital y el trabajo, entre el capitalismo depredador y el modelo social que redistribuye la riqueza y genera igualdad a la mayoría social. Somos necesarios para la transformación social, para la construcción de un nuevo modelo de país, para poner en marcha el proceso constituyente hacia la III República con un programa para el socialismo en el siglo XXI.

Somos conscientes que es el régimen bipartidista monárquico el que, hoy por hoy, está realizando su reconstrucción con el objetivo de superar la crisis de años pasados, todo ello con una nueva restauración monárquica. Apostamos por un nuevo modelo de país y para ello hemos llamado a converger con otras fuerzas políticas. Ha sido posible con muchos colectivos sociales y partidos; los que no han querido sumarse al ofrecimiento tendrán que dar muchas explicaciones tras el 24 de mayo.

IU se presenta para derrotar al PP y al bipartidismo monárquico, para la defensa de la clase trabajadora, para superar la crisis desde presupuestos de izquierda que favorezcan a la mayoría social de este país. Para nosotros no caben medias tintas, el baile de la “yenca” programático, tenemos un programa de transformación estudiado, trabajado, pensando, con solera de izquierdas y con experiencia de gobierno, además de un importante trabajo de control democrático de los gobiernos.

Apostamos por la vuelta a la gestión pública de los servicios básicos, por el empleo digno con salarios suficientes. Apostamos por la igualdad de la mujer, un futuro digno para nuestra juventud, por el empleo público, por una planificación racional y acorde con la naturaleza en las ciudades y pueblos, por una gestión transparente haciendo participes a los ciudadanos de la toma de decisiones y por políticas de igualdad hacia los colectivos marginados.

En definitiva, IU aporta la experiencia en la gestión de gobierno en Comunidades y municipios, el ejemplo de la lucha y la tradición de apoyo a los colectivos en conflicto social. IU aporta en estas elecciones la honestidad y coherencia de sus cargos públicos y militantes, un largo camino trabajando en la defensa de los derechos humanos, las libertades, la igualdad para que la mayoría social de este país y la clase trabajadora disfrute de una vida con dignidad.

No hay posibilidad de cambios y de transformación en el actual marco político y las próximas elecciones pueden ser, deben ser, un paso adelante en el camino del cambio del régimen bipartidista hacia un nuevo país, con un modelo democrático y social que ponga todos los recursos al servicio del bienestar de la sociedad. Al igual que las elecciones de abril de 1931, estas de mayo de 2015 tienen que ser las que les den a los borbones una patada en el trasero y eso solo es posible con el voto a partidos republicanos, claramente a IU. Ese es el principio del fin del bipartidismo que se asienta en la figura de Felipe VI para mantener sus beneficios mediante la explotación del pueblo.
Desde Mundo Obrero nos congratulamos y consideramos un acierto el lema de IU para la campaña de las elecciones de mayo, “es tiempo de izquierda” y nos alegramos de haber sido útiles. En febrero de este año, en esta misma sección decíamos que “son tiempos de izquierda, son tiempos de Mundo Obrero”.

Solo desde la izquierda, solo con Izquierda Unida será posible la transformación social, política y económica de nuestro país.

http://elblogdexenxo.blogspot.com

Publicado en el Nº 284 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2015

En esta sección

El PSUC es la respuesta al futuro de CatalunyaEn conmemoración del 102 aniversario de la Gran Revolución Socialista de OctubreBanderas descoloridasLa 'Huelga de la Canadiense'Esos pasos son para ti

Del autor/a

A Marina Delgado Delgado, nuestra africanaHasta siempre, la lucha sigueAtaques acústicos de Cuba contra personal de los EE.UU. ¿ciencia ficción o realidad?Lo importante es ver cómo construimos un proyecto alternativo al capitalismoÚtiles a la gente