Kiev bombardea incluso con bombas de racimo... amparado por el silencio mediático occidentalUcrania, miserias de la guerra Los testimonios sobre la utilización de fósforo blanco son creíbles, y las historias de tráfico de órganos que señalan a generales de Kiev, probables.

Eloy Fontán 26/08/2015

Corrupción, fascismo, odio racista, oligarquía, torturas, tráfico de armas, venta de chatarra, saqueos, traición... esta “Operación Antiterrorista” tiene mucho de guerra civil. Últimamente algunos medios han abierto brechas en el bloqueo mediático que caracteriza este conflicto, lo aprovechamos para denunciar la máquina de destruir gente instalada en Kiev, amparada por una sociedad tan apática como desestructurada.
Territorio rebelde por excelencia, Alchevsk, en la autoproclamada República Popular de Lugansk. Nos recibe un chico de pelo largo con una camiseta del Che, pasa de los treinta. “Sí, tengo problemas de corazón, y por eso en su día me libre de la mili” nos cuenta este kievita, “sin embargo, me llamaron para la operación antiterrorista. Con 2000 dólares para sobornos puedes evitar ir a la guerra, pero los pobres... al matadero. Muchos de mis amigos que se encontraban en esta situación se fueron a Rusia y Bielorrusia, yo me vine a Donbass”. Con pena añade “soy comunista... de entre los activistas anarquistas y comunistas que vivieron el Maidan el 90% se enrolaron voluntarios en el ejército de Kiev, dicen que en Ucrania no hay fascismo, que Rusia está invadiendo Ucrania... si es así, ¿por qué lo siguen llamando “Operación Antiterrorista”? ¡Es increible como funciona la propaganda!”. Kiev ha lanzado la sexta ola de movilizaciones.

Sin salir del Donbass, otro nos cuenta su experiencia: “Estuve prisionero, me intercambiaron hace poco, un intercambio negro (extraoficial). Estaba muy mal, me golpearon mucho. Cuando me trajeron, el médico dijo que me tendrían que cortar las piernas. Mi padre me llevó a otro médico y dijo que probaríamos con unos goteros, pero que no prometía nada. Tuve suerte y a la semana comenzaron a diluirse los moratones. También me hicieron la parrilla y el submarino, por lo que se me quedaron los pulmones al 30%. Si me tumbaba me asfixiaba. El médico me recomendó fumar para poder dormir y así recuperarme, por eso fumo. Cuando empezó todo, la policía nos ayudo a organizar el referendum (por la independencia). Fue un éxito, y después lanzaron el ejército contra nosotros. Trabajamos bien, recogimos muchos explosivos de las minas, volamos un puente y establecimos defensa en el otro. Llegó el Vostok y aparecieron RPGs y otros sistemas antitanque. Los ukros no se atrevían a echar los blindados al puente, nos sentíamos seguros. Pero cuando cayó Slovianks, el Vostok se retiró y los ukros entraron. Decidimos quedarnos un grupo de sabotaje. Acuchillamos a unos cuantos por las noches, los teníamos acojonados, no se atrevían a salir del cuartel... hasta que me delató la policía, la misma que nos ayudó al principio, cuando llegaron los ukros” escenifica, “se cambiaron el gorro...”

Otros rebeldes, más circunstanciales que de conciencia, se afanan por recoger chatarra “es para comprar té y tabaco” se justifican, “es que no nos dan nada”. Por una parte el nuevo ejército practica activamente el reciclaje de hierro y papel y hace cuarteles de fábricas abandonadas o infraestructuras dañadas por las bombas. Por otra, la competencia por la chatarra ha degenerado situaciones de enfrentamiento entre distintos batallones y ampara un mercado negro que no respeta la maquinaria todavía recuperable: una especie de saqueo de los recursos del estado ¿se imaginan la de cobre y aluminio que se ha evaporado del aeropuerto de Donetsk?

Sin embargo, y tomando por habituales en tiempo de guerra el enriquecimiento ilícito, el trafico de armas, el oportunismo político, la propaganda bárbaro-belicista, la mentira... lo más degradante de esta guerra es el bombardeo de la población civil, quizá como estrategia de provocación, quizá como elemento de terror. El caso es que día a día Kiev bombardea Donetsk, Gorlovka y lo que le pilla a mano, incluso con bombas de racimo. Tan comprobado como amparado por el silencio mediático occidental.

Llegados a este punto, los testimonios sobre la utilización de fósforo blanco son creíbles, y las historias de tráfico de órganos que señalan a generales de kiev, probables.

Algunos artículos críticos con Kiev

- Saqueos

- Asesinatos políticos

- Ausencia de estado de derecho

- Corrupción

- Paramilitarismo fascista

Donetsk, 19/08/2015

En esta sección

Ecuador #LibertadParaJorgeGlas preso político del gobierno ecuatorianoApoyar y defender el gobierno popular y de izquierda del presidente Pedro CastilloLos atentados no lograrán interrumpir la lucha de Siria contra el terrorismoLa golpista boliviana en vez de la activista saharaui para el premio SájarovUnidas Podemos pide el control de la energía en el presupuesto de la Unión Europea

Del autor/a

La guerra civil se puede extender por todo Ucrania¿Por qué no cesa la guerra en Ucrania?Guerra civil en Ucrania, tercer y último acto Así nos engaña “El País”Ucrania, miserias de la guerra