Artículos contra la rusofobia VAsí nos engaña “El País”

Eloy Fontán 22/09/2015

Si le emociona ver verter basura sobre Rusia, lea “El País” los domingos. “Putin ya tiene su foto de verano”, a mansalva destruye alimentos europeos, condena a directores de cine, la élite rusa se exilia... Causas de este fenómeno son la línea editorial, el periodismo “low cost” y falta de honestidad. Y una cobertura honesta de la guerra civil en Ucrania nos la habría ahorrado, quiero decir, la guerra.

Línea editorial o “descrédito continuado de nuestros oponentes”

“Exiliados rusos de elite ante la intolerancia de Putin”, 25 de julio de 2015. Pilar Bonet refleja en este artículo una “nueva ola de emigración” escenificada por la oposición neoliberal (Aleksey Navalny, María Gaydar…) que sumida en un profundo descrédito, vacío ideológico y ausencia de propuestas, ha encontrado en la guerra civil ucraniana una herramienta de ataque al gobierno. En el artículo también se mezclan verdades, casos reales, parecidos a los de Assange y Snowden… ya se sabe, “la razón de estado”.

Respecto a la indignación por la destrucción de alimentos, desde que la sociedad rusa abrazó el consumismo, miles de kilos de manzanas se pudren en los huertos, por no hablar de la ruina de las explotaciones agrícolas, si no ¿cómo iba la UE a vender comida al país más extenso des mundo, exportador de cereales y suministrador de tierras en arriendo a China?

Así trabaja Pilar Bonet, que en su blog nos contaba como durante el primer juicio popular en Alchevsk (República Popular de Lugansk) se condenó a muerte a un violador de los dos que se juzgaron. Pilar se recrea en la megalomanía del difunto Mozgovoy, pero no se ajusta a la realidad: al condenado se lo conmutó la pena y cumple condena en Lugansk.

Periodismo “low cost”

Precariedad laboral, trabajo autónomo, periodistas de guerra sin botiquín… al final dan noticias sin estar allí. “Se disparan las bajas civiles en Ucrania tras el cerco a los bastiones rebeldes” 20 de agosto del 2014. Rodrigo Fernández nos contaba “las calles de Lugansk también permanecen desiertas, como demuestran los videos verificados por la cadena BBC”. La cadena BBC no estaba allí, los videos son de la rusa Anna News y eran antiguos.

Falta de honestidad

“El lugar donde se refugian los ucranianos que huyen de la guerra” 23 de agosto de 2015, María Sosa Troya escribía “Según la ONU, 1,4 han abandonado su hogar debido al conflicto y se han instalado en otro lugar del país”. Falso, casi todos han huido a Rusia, incluidos ucranianos del oeste que escapan del reclutamiento.

Todo junto

La palma se la lleva María Sánchez. Su empeño por desacreditar a Rusia le llevo a publicar entrevistas ridículas en “El País Semanal” (“Ucrania, más allá del frente de batalla” 7 de septiembre de 2014) fruto de una visita relámpago a Crimea, Ucrania y Donbass. Una de las fotos del reportaje pretende ilustrar el “culto” de las autoridades de Donetsk a Lenin con una foto de... Shevchenko, el gran poeta de la lengua ucraniana, tomada en “la sede de los rebeldes prorusos”. Mira que confundir a Shevchenko con Lenin, mira que ir a Ucrania sin saber quién es Shevchenko…

Antes de esto yo le mandaba información sobre la situación de Lugansk por el móvil. Un día cayó un ordenador con internet en mis manos y unas bombas cerca de la oficina de prensa. Una niña de 10 años perdió una pierna y murió en el hospital. Me dio tiempo de fotografiar a su madre, herida de consideración. Le envié las fotos y la historia a María, pero al día siguiente “El País” publicó “La OTAN acusa a Rusia de utilizar artillería contra las tropas de Kiev” 22 de agosto de 2014.

Dicen que la primera víctima de la guerra es la verdad. La verdad es que ninguna estatua de Shevchenko u otras autoridades ucranianas ha sido objeto de agresiones en Donbass o en Rusia, mientras que en Ucrania han sido desmanteladas por las autoridades o con su condescendencia estatuas de Lenin, Kutuzov.... hasta el punto de asesinar al joven que hacía guardia en la estatua de Lenin de Jarkov, para después colgarlo en la verja de una iglesia rusa. Se realizan listas interminables de personas non gratas, se tiró una granada en la puerta del parlamento, los fascistas controlan el contrabando y nutren los ejércitos privados de la oligarquía, la masacre de Odesa, la de Mariupol, el estado al borde de la quiebra se rearma al tiempo que oculta sus bajas y con un discurso bélico basado en una agresión rusa inexistente descarga ira y bombas sobre la población a priori “traidora” del este, condenada al desplazamiento forzoso quizá por un plan de la oligocracia mundial ejecutado por la junta de Kiev. La esquizofrenia ucraniana ha sido premiada por esa oligocracia con donaciones, créditos y una quita del 20% de su deuda. Rusia sufre sanciones y sigue denostada en los medios, da la sensación de que tendría mejor prensa si volviera a ese estado de esquizofrenia sumisa de los 90, preferiblemente a través de un “maidan” o golpe de estado tipo 1993.

Donetsk, septiembre 2015

En esta sección

Superando obstáculos en busca de un futuro mejorIU consigue que el Parlamento Europeo envíe una misión de investigación al Mar MenorMipymes: la mano de obra (III)CegueraSánchez y la inviolabilidad Real

Del autor/a

La guerra civil se puede extender por todo Ucrania¿Por qué no cesa la guerra en Ucrania?Guerra civil en Ucrania, tercer y último acto Así nos engaña “El País”Ucrania, miserias de la guerra