#1persona1voto2016El suculento pastel del poder glaseado con la ley D´hondt Iniciativa de entrega de más de 500.000 firmas exigiendo la reforma de la ley electoral que además de injusta, lastra la democracia y no se corresponde con los sufragios reales.

Saray López Salinas 15/01/2016

¿Por qué no todos los votos tienen el mismo valor? ¿Por qué en un sistema democrático se da la paradoja de que no todos los votos de cada ciudadano valen lo mismo? Eso se pregunta José Antonio Ruiz Pastor que ha viajado a la capital para llevar la voz de los discrepantes.

Nos hacemos eco de la misión llevada a cabo por parte de change.org el mismo día que se conformaba el nuevo Congreso de los diputados; mientras los cargos electos entraban al acto de constitución de las cortes de la XI Legislatura, se hacía entrega de más de 500.000 firmas exigiendo la reforma de la ley electoral que además de injusta, lastra la democracia y no se corresponde con los sufragios reales de los ciudadanos. Se pretende visualizar que tanto el sistema D´hondt como la circunscripción provincial no posibilitan a gran número de electores verse representados en las cámaras con una cuantía de escaños acorde con los estándares de justicia, poniendo en serias dificultades a determinadas formaciones políticas que necesitan hasta casi ocho veces más votos para obtener representación parlamentaria que otras.

Esta reivindicación lleva ya mucho tiempo en las calles, Unidad Popular/Izquierda Unida es una de las organizaciones políticas que más ha luchado y lucha para que el cambio sea una realidad próxima y dé lugar a un reparto de poderes acorde con la voluntad popular, y por eso en change.org se continúa su labor de recogida de firmas para seguir llevando las voces de la gente que pide justicia y democracia de facto .

En esta sección

El movimiento obrero y los retos del nuevo gobiernoSubida del SMI a 950 euros y coto a la publicidad de apuestas ‘online’, primeras medidas de UP en el gobiernoManifiesto por la Justicia DigitalMadrid, dominada por la ultraderecha, sigue gritando ¡No pasarán!Antonio Gómez Movellán: “Hoy la iglesia, como corporación, tiene más poder que en el franquismo”

Del autor/a

“A por la tercera República”Leyla Khaled: "Vivimos un estado de Apartheid"Sigue la lucha de Vodafone ONO para evitar más recortes y despidos de la plantillaEl suculento pastel del poder glaseado con la ley D´hondtCamino hacia una democracia "real"