Por una salida favorable a los intereses de la mayoría socialLas Marchas de la Dignidad planifican el calendario de movilizaciones para el año 2016 El movimiento 22M, reconoce que la regeneración o la recomposición del Régimen es posible, opción que no podemos permitir.

Ginés Fernández González 24/02/2016

Las Marchas de la Dignidad preparan la planificación de las movilizaciones para 2016 independientemente del color del gobierno, puesto que para las organizaciones que conforman el movimiento que llamó a casi dos millones de personas a Madrid en 2014, las reivindicaciones siguen muy vigentes. Además, han señalado que las presiones de las instituciones europeas llevarán a ejercer más presión sobre la ciudadanía, realizando nuevos recortes.

Valoración de las acciones

A pesar de la dinámica electoral, las movilizaciones convocadas por el 22M se han saldado con una importarte presencia en las calles. Así ha quedado patente en la valoración que la Coordinara Estatal celebrada el pasado día 31 de enero en el local de la Red de Solidaridad Popular en Vallecas, ha realizado con la participación de más de cincuenta organizaciones.

En torno a la valoración de la movilización realizada en la jornada del 22 de octubre, fue casi unánime la posición de que, como siempre ocurre con las convocatorias de las Marchas de la Dignidad, el alcance de la convocatoria así como las dificultades concretas con que nos encontramos varían por territorios. En líneas generales el 22 de octubre fue una jornada en las que cuantitativamente se logró la expectativa de que se realizasen movilizaciones en la mayoría de las comunidades autónomas con acciones en las provincias. En este sentido se resaltaron las acciones de Madrid, Aragón, Galiza, Valladolid y Valencia.

A la vez quedó clara una percepción bastante compartida y es que a pesar del contexto electoral en el que se produjeron, contexto en el que es complicado movilizar, unido al intento de determinados partidos de desmovilizar para la obtención de rédito electoral, y a pesar de las dificultades expresadas por algunos territorios, en líneas generales el 22 de octubre logramos movilizar a los sectores más activistas o militantes, siendo una movilización de gran importancia desde el punto de vista cualitativo, como el caso de la acción de Asturias en la que se ocupó el Ayuntamiento de Oviedo con vigilia en la plaza, logrando mantener el espacio de las Marchas como un espacio y una herramienta de referencia para la lucha popular.

Tras las valoraciones se señalaron algunas carencias y cuestiones a potenciar como es la necesidad de reforzar internamente la estructura organizativa territorial de las Marchas de la Dignidad, el trabajo de conexión de las Marchas con los sectores y colectivos en lucha, a la vez que un trabajo continuado, el esfuerzo por conectar con los movimientos de la calle, y la superación de ciertos elementos de descoordinación interna, todas ellas tareas importantes para el futuro más inmediato.
De forma mayoritaria, la coordinadora estatal valoró la movilización de las llamadas Euromarchas. Si bien hubo una posición minoritaria que realizó una valoración positiva, el resto consideró que hubo escasa implicación de los territorios en las marchas por las características que en algunos de ellos tomó la movilización así como su carácter de elemento de confusión y distracción para la preparación de la jornada del 22-O, unido a la instrumentalización y utilización del proceso y la experiencia de las Marchas con fines electoralistas o partidistas, ésta última crítica respecto a la actitud de Podemos.

Análisis de la coyuntura

Las organizaciones que componen las Marchas de la Dignidad realizaron en la reunión de la coordinadora estatal el análisis de la coyuntura política, dándose un consenso en las distintas intervenciones caracterizando la situación en la que nos encontramos como una crisis del régimen y de su modelo productivo, y ante una situación concreta de gran inestabilidad política, fruto de la composición tras el 20D de un Parlamento con graves dificultades de gobernabilidad.

Aun así, el movimiento 22M, reconoce que la regeneración o la recomposición del Régimen es posible, opción que no podemos permitir –aseveran- ya que entraríamos en un ciclo de décadas hasta poder volver a tener una oportunidad como la actual para establecer un proceso constituyente a favor de las clases populares.

De la misma forma, se planteó que en “la actual coyuntura es posible una salida favorable a los intereses de la mayoría social, puesto que este contexto de crisis de gobernabilidad y de inestabilidad política e institucional es el caldo de cultivo ideal para recuperar la movilización, y no deberíamos olvidar que las Marchas de la Dignidad han contribuido significativamente en la profundización de esta crisis de régimen” según contempla el resumen de acuerdos de la reunión.
En el debate sobrevoló el ejemplo griego, puesto que en un futuro cercano volverán las agresiones antisociales independientemente del carácter del nuevo Gobierno, entre ellas más recortes y exigencia de reformas laborales, fruto de la ausencia de soberanía y de la sumisión ante los dictados de la Troika y el mecanismo de la deuda. La crisis de legitimidad del sistema va a aumentar ante los casos de corrupción, como el de Valencia, Murcia, el caso Nóos que afecta a la monarquía, o ante la complicada situación que se vive en Cataluña.

Conclusión

El movimiento es consciente de la necesidad de reflexionar acerca del desplazamiento parcial de las ilusiones a la vía electoral y de las limitaciones de la lucha institucional si no hay lucha popular, para las marchas el auténtico motor de los cambios. Más allá del escenario político posible, las necesidades son las mismas, así como la vigencia de nuestras reivindicaciones de las Marchas.
La lucha popular se hace indispensable, y la herramienta de las Marchas es útil, para unificar las luchas, para arrastrar sectores hacia posiciones de ruptura, para crear poder popular y canalizar las ansias de cambio, así como para deslegitimar todavía más las estructuras existentes, concluyen desde la coordinadora de las Marchas de la Dignidad.

La próxima reunión de la coordinadora estatal de las Marchas de la Dignidad está prevista para el día 2 de abril en Zaragoza.

PLAN DE TRABAJO

Acciones y movilizaciones


1. Partiendo de la consideración de la libertad de los territorios de convocar de forma autónoma, se expresó la posibilidad de que durante marzo-abril aquellos territorios que lo valorasen como factible pudieran convocar acciones propias para reorganizar las Marchas, o que apoyasen otras convocatorias (8 de marzo, 14 de abril, 1º de mayo).

2. Convocatoria de una fuerte movilización descentralizada para el 28 de mayo, y en otoño convocatoria de forma conjunta de una acción centralizada en Madrid.

Acuerdos de carácter organizativo:

1.- Vigencia del manifiesto estatal, compatible con la necesidad de reactualizarlo, para lo que se creará una comisión de contenidos.

2.- Necesidad de reimpulsar las comisiones de trabajo (contenidos, diseño estratégico). Se pasarán por correo para apuntarse.

3.- Cambiar todos los canales de comunicación. Creación del canal de Telegram.

Publicado en el Nº 293 de la edición impresa de Mundo Obrero febrero 2016

En esta sección

IU considera que el proyecto de ley de Memoria Democrática supone 'un paso adelante tras el fracaso de la ley de 2007'Sin memoria ni antifascismo no hay democraciaIU Andalucía reivindica el fortalecimiento de Unidas Podemos por Andalucía para avanzar en la construcción de una alternativa al Gobierno andaluzConcentración por la Condena del Golpe de Estado del 18 de Julio de 1936El movimiento memorialista se manifestará el 18 de Julio para reclamar una Ley de Memoria que haga justicia

Del autor/a

En memoria del maestroA Marina Delgado Delgado, nuestra africanaHasta siempre, la lucha sigueAtaques acústicos de Cuba contra personal de los EE.UU. ¿ciencia ficción o realidad?Lo importante es ver cómo construimos un proyecto alternativo al capitalismo