Intervención de los Secretarios Generales de CC.OO y UGT en la XI Asamblea Federal de IULos secretarios generales de UGT y CC.OO reclaman un cambio político hacia la izquierda que mejore las condiciones de la clase trabajadora

Ramón Pedregal Casanova 04/06/2016

Ante las y los asistentes a la XI Asamblea de IU, representantes de todas las Federaciones de España que asisten en Madrid a los debates de las propuestas a llevar a cabo para cambiar la realidad, recibió a Pepe Álvarez con el deseo de sumar esfuerzos para fortalecer la esperanza de una transformación social que apunte a la justicia social, y para ello busca que la clase obrera tome el cambio que puede darse el día 26 como un objetivo.

La intervención de Pepe Álvarez, nuevo Secretario General de UGT, apuntaba a lo que era una aspiración de la XI Asamblea. Comenzó felicitándose porque la reunión se realizase en la casa del sindicato, la casa de todos, dijo, la casa del pueblo, y añadió que era consciente del momento histórico en que nos encontramos, y la importancia que tenía la construcción de la nueva mayoría de izquierdas, lo que es, añadió de forma contundente, del interés de UGT.

Advirtió de toda esa gente que se encuentra en el otro lado y sueña con que los y las trabajadoras no voten el 26 de junio. Señaló la importancia de aprovechar el momento, que es tan decisivo e hizo votos porque hoy, más que nunca, se discutan propuestas de avance político, que lleven al cambio, que pongan en marcha a la clase trabajadora, no la entretengan y no la confundan.

Para esta tarea dejó claro que es preciso tener presente la urgente necesidad de derogar las dos últimas reformas laborales, y que sin la restauración de las leyes anteriores a ellas no podremos recuperar la mejor situación de la clase obrera. Por eso la mayoría parlamentaria que se puede conseguir el 26J tiene que cambiar la situación política y poner freno al discurso de que no hay dinero, ese discurso, aseveró, es un puro engaño.

Un elemento más que puso sobre la mesa es que el discurso del engaño, además, busca impedir que las centrales sindicales no intervengan en las empresas y en el mundo del trabajo en general.

Su despedida fue una felicitación a la Asamblea y un deseo expreso para que, entre todos, acabemos con la injusticia.

Otras de las intervenciones de la mañana fue la del Secretario General de CC.OO. Ignacio Fernández Toxo, después de su saludo a la XI Asamblea quiso subrayar la importancia del momento y “la gran oportunidad que se nos presenta para trabajar juntos”. Si el momento tiene una gran significación, porque además es de relevo en la dirección de IU, debemos ser conscientes de que el país pasa por el momento más difícil que hemos tenido desde la Transición. Sus palabras siguientes fueron dirigidas sobre las representaciones parlamentarias conseguidas, señalando que aunque han venido siendo poco numerosas siempre han adquirido un significado especial, más teniendo como se tiene una ley electoral tramposa y por tanto completamente injusta.

Su ofrecimiento de trabajar con IU aún dio más ganas de buscar el camino a seguir para cambiar la situación política del país. En esa dirección indicó la necesidad de cambiar la Constitución, reformarla dijo, porque está agotada, sus siguientes palabras fueron, “se hace necesario que la izquierda ocupe el espacio de la hegemonía y cambie el país.”

Insistió en la idea que asiste a la Asamblea en general y es una oportunidad para construir una alternativa a las élites españolas que quieren crear un gobierno asentado en las mismas políticas, ahí están las palabras del responsable de la CEOE: el empleo fijo es una antigualla del siglo XIX y en el mismo sentido las palabras del gobernador del Banco de España, que apuntan al corazón de la clase trabajadora, y que espera que se frustre la expectativa de cambio.

Sus últimas palabras fueron para dejar claro que el compromiso de CCOO y UGT es para que se frustre la esperanza de la derecha, porque es posible otro escenario, y una vez en él hay que cambiar las políticas, ahora no es momento de entablar discusiones que entretengan y despisten a la clase trabajadora.

Esta lacra, la de la derecha, solo se puede erradicar derogando las dos reformas laborales últimas. A lo largo de su discurso adquirió importancia relevante la referencia a la mujer en el mundo laboral y en la vida social, concluyó diciendo “España necesita una ley integral para la igualdad”.

Toxo hizo referencia a los “40 años después del franquismo y cómo la clase trabajadora se vuelve a encontrar en los tribunales” hay casi 300 sindicalistas en esa circunstancia, y algunos trabajadores ya han sido condenados. Es preciso acabar con el artículo 315.3 del código penal, “eso sí que es una antigualla franquista” apostillo.

Continuo diciendo que hay que eliminar la ley mordaza, defender la libertad de expresión, que hay que fortalecer a la izquierda en el parlamento y en la calle para conseguir nuestros objetivos”.

Para despedirse dejó claro que la lucha no acaba el 26 de junio, que habrá que continuar. El sorpasso tiene que ser el de la izquierda a la derecha. Es preciso un gobierno de cambio, un gobierno de progreso.

Publicado en el Nº 297 de la edición impresa de Mundo Obrero junio 2016

En esta sección

El discurso de odio se traduce en granadas contra centros de menoresCinco conclusiones de los resultados electorales del 10NLa cuestión catalana ahora. Dónde estamos y cómo orientar nuestra acciónMás allá de las banderas: la crisis social oculta tras el ‘procés’Joan Coscubiela: “Los nacionalismos español y catalán expulsan del debate político el conflicto social y la lucha de clases”

Del autor/a

De la matanza en casa del imperio, a la matanza del imperio en Latino América1967, otra vez la provocación y la venganza sionazi1948. 15 de Mayo Gran Marcha de la Resistencia por el Retorno de los refugiados a Palestina y Jerusalén la capitalLas empresas de comunicación participan de los asesinatos en Gaza-PalestinaEl viernes de neumáticos. Ruedas frente a francotiradores sionazis