Aunar fuerzas en lo político resulta casi de obligado cumplimientoElecciones en Galicia: una oportunidad para recuperar un Gobierno para las trabajadoras y trabajadores Se espera de nosotras y nosotros capacidad de unidad y propuestas reales, programa real.

Eva Solla Fernández. Secretaria Xeral PCG 24/08/2016

El próximo 25 de septiembre ha sido la fecha elegida finalmente por Alberto Núñez Feijoó para fijar las próximas elecciones al Parlamento de Galicia.

Lejos quedan ya los comicios de 2012 y la irrupción política de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), que cambiaría para siempre el panorama político no solo en Galicia, sino en el conjunto del Estado.

En estos cuatro años la realidad económica y social de gallegas y gallegos ha empeorado significativamente: 672.000 personas viven en situación de pobreza o riesgo de exclusión social (en torno al 24,5% de la población), la pobreza energética alcanza al 14% de la población y la tasa de actividad es la segunda peor de todo el Estado.

Parece obvio que la buena gestión vendida por el Partido Popular es sólo una falacia, la del Gobierno responsable de un incremento de la deuda pública que supera los 10.400 millones de euros y que, por supuesto, no ha servido para mantener y mejorar los servicios públicos, sino que ha pasado a engordar las cuentas de quienes nos cobran intereses y créditos. O sea, deuda para pagar deuda.

Cabe recordar también el papel del Partido Popular en la destrucción de las Cajas de Ahorros y su venta posterior a Banesco, previo rescate público.

En esta coyuntura de expolio público; protagonizado también por el adelgazamiento de sanidad, educación y bienestar social, aunar fuerzas en lo político resulta casi de obligado cumplimiento.

El camino que hemos transitado las y los comunistas en Galicia no ha sido fácil. Pero hemos conseguido, a través de Esquerda Unida, ser también protagonistas, aportando programa, experiencia y trabajo de los mayores cambios sociales y políticos de los últimos años. Fue en 2012 cuando materializamos aquello teorizado en la Asamblea de Refundación del año 2010 en el Teatro Principal de Santiago de Compostela. Un trabajo que quisimos continuar después y que nos llevó en 2015 a participar en las múltiples formas y colores de las Mareas Municipales y en las muchas otras candidaturas esparcidas por nuestro territorio. Hicimos lo propio en las Generales, adelantándonos al sendero al que luego se sumaría Unidos Podemos.

El camino de esa confluencia es cada vez más rico y complejo. Ello obliga a multiplicar las dosis de voluntad y militancia. En estas autonómicas el proceso se ha ampliado, abierto y enriquecido. Participamos desde el principio en el movimiento que sumaban los proyectos municipales, Mareas en Común. Y lo hicimos de forma fraterna, respetando el espacio. En su asamblea culmen, en la que se puso a disposición de las organizaciones políticas y las propias mareas municipales la herramienta trabajada durante meses, nació por fin el inicio del proceso constituyente del nuevo espacio político en Galicia, con el que empujaremos para arrebatarle el poder a la derecha.

Este proceso no ha nacido exento de dificultades. La incorporación de Podemos nos mantuvo trabajando en extensas jornadas de debate y negociación. Pero el objetivo estaba claro: no haber preservado la unidad hubiese sido un fracaso tremendo, un juego para el Partido Popular e incluso, un regalo para el Partido Socialista.

Las trabajadoras y trabajadores esperan de nosotras y nosotros capacidad de unidad y propuestas reales, programa real, como agua para el sediento. Los datos de pobreza, recortes y expolio económico indicados arriba no son para que nos entretengamos en la trinchera discutiendo.

Tal y como dijo José Díaz: "El pueblo mira hacia nosotros y espera mucho de nosotros. Nuestra responsabilidad es un hecho histórico". Aseverando que "es necesario que todos los militantes del Partido comprendan bien lo que significa, prácticamente, concretamente, esa responsabilidad".

Ese mismo principio es el que nos ha llevado a estar dónde hoy estamos, con toda la dificultad y el esfuerzo, pero asegurándonos que vamos a trabajar con responsabilidad y fraternidad dentro de En Marea. Y con propuestas.

Tenemos una oportunidad para recuperar un Gobierno para las trabajadoras y trabajadores. No la desperdiciaremos.

¡Qué ascienda la Marea hacia O Hórreo y suba hasta San Caetano!

En esta sección

Llamamiento a la movilización antifascista en el aniversario de la legalización del PCEMafia con acento murcianoLo que pudo haber sido y no fue: poner fin a 25 años de gobiernos del PP en la Región de MurciaEnrique Santiago advierte que Unidas Podemos seguirá insistiendo en el gobierno de coalición para derogar la reforma laboral y defender el derecho a una vivienda dignaAyuso adelanta elecciones para intentar reforzar su poder y tapar los trapos sucios

Del autor/a

A nuestro camarada Camilo de DiosLa necesidad de desalojar al PP del gobierno de Galicia tras once años de FeijóoGalicia. Precariedad. ¡Esto se cae!Fidel, la revolución y el derecho a la saludElecciones en Galicia: una oportunidad para recuperar un Gobierno para las trabajadoras y trabajadores