Diputado de Unidos Podemos por SevillaMiguel Ángel Bustamante: “Hay que dejar de pisar moqueta y estar en los conflictos, en la calle” “El PCE tiene un proyecto de país y una hoja de ruta clara, por eso es importante que los cuadros comunistas estén en las instituciones para darle voz”

Gema Delgado 11/04/2019

Diputado por la provincia de Sevilla durante la legislatura ahora terminada, también Secretario Político del PCE en la misma provincia, Miguel Bustamante considera fundamental que haya voces de comunistas en el Congreso que defiendan la política del PCE. Así lo ha hecho desde su vocalía en la Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa en el Congreso de Diputados, denunciando la guerra de Yemen, las injerencias e intervencionismos imperialistas contra Venezuela y Siria y defendiendo la causa del pueblo palestino y saharaui.

También ha sido portavoz adjunto de la Comisión de Educación y Deportes, en un momento en que se pudo derogar la LOMCE “si el PSOE no hubiera cambiado su discurso cuando llegó al gobierno”. Como balance de legislatura considera que desde el Grupo se ha hecho un buen trabajo y lamenta que el adelanto de las elecciones por parte del PSOE haya impedido hacer más, como la derogación de la Ley Mordaza que estaba muy avanzada y a punto de ser aprobada.

M.O.: Entraste con la determinación de traer la calle a las instituciones, que el Parlamente no fuera la representación de las élites sino la voz de los movimientos y los colectivos ¿Cómo lo ha vivido en esta legislatura?
M.A.B.:
Los diputados tienen que estar en la calle. Hay que dejar de pisar moqueta y estar en los conflictos, en las movilizaciones y en los espacios unitarios. Lo hicimos antes como militantes, y ahora, desde nuestra responsabilidad, tenemos que estar a la vanguardia, al pie del cañón con nuestra gente luchando para construir una sociedad donde las trabajadoras y trabajadores tengan derechos y nuestras hijas y nietos tengan futuro.

Por eso me siento orgulloso de haber estado en los conflictos sociales y obreros y haber podido ser altavoz de los colectivos y organizaciones para traer sus denuncias y reivindicaciones al Congreso para que se publiquen en el Boletín Oficial de las Cortes y aparezcan en prensa, para poder mejorar las condiciones de vida de la clase obrera y trabajadora.

Hay una tendencia por parte del sistema, que se da en todos los países y en todas las democracias burguesas, de decir que todos los políticos son iguales. Y nosotros hemos demostrado que no. En nuestro trabajo prima los derechos y las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras, nos hemos peleamos por subir el salario mínimo, por mejorar las pensiones y los sistemas públicos...

Nuestro objetivo es la ruptura con el régimen del 78 y crear un proceso constituyente Y en ese sentido tenemos que marcar la diferencia respecto a otras fuerzas políticas que lo que buscan es apuntalar una segunda transición que consolide la monarquía y la estructura del poder del régimen del 78.


M.O.: Te hemos visto con la comunidad educativa contra la LOMCE, en los astilleros de Navantia, con los jornaleros... ¿Qué te llevas de esta legislatura?
M.A.B.:
Son muchas cosas. La defensa por la sanidad pública, por ejemplo. Hice una huelga de hambre de 24 horas en un encierro en la provincia de Sevilla y estuvimos encerrados en distintos pueblos. También estuvimos con los jornaleros y jornaleras por el tema de las peonadas con la sequía; en las movilizaciones importantes de trabajadoras y trabajadores de Konecta, que son más de 2.000, dan servicio a Vodafone y trabajan en condiciones de flexibilidad laboral y de precariedad muy alta. Además, una de sus delegadas sindicales ha sido despedida. Entendemos que es una represalia por parte de la empresa hacia la lucha sindical y la defensa del trabajo, y vamos a luchar por su readmisión y contra la represión sindical.

También estuvimos en las movilizaciones de los estibadores y, de hecho, a partir del apoyo que les dimos desde los cargos públicos y las organizaciones durante la huelga, hemos conseguido formar un núcleo del partido en el Puerto de Sevilla.

Se trata de contribuir a organizar a la clase trabajadora para superar sus agravios y conflictos e ir hacia la unidad, a la superación del sistema capitalista, a la lucha por el socialismo y una alternativa a este modelo de sociedad.

M.O.: ¿Cómo valoras esta legislatura tan compleja, inconclusa y en la que habido dos gobiernos?
M.A.B.:
Digamos que ha sido una legislatura en dos fases. Una de oposición dura frente al gobierno del PP, que siguió aplicando recortes y limitando las libertades. Y otra, tras la moción de censura donde evidentemente ha habido algún acuerdo con el Partido Socialista, tacticista por parte del PSOE, porque ha pactado con nosotros aquellos elementos que necesitaba para poder seguir alargando la legislatura, como los Presupuestos Generales, pero que también ha pactado con los partidos de derechas, concretamente con PP, Ciudadanos y PDCat, la liberalización de la alta velocidad en España. También se ha puesto de rodillas con el intento de golpe de Estado en Venezuela dando ocho días a Maduro para convocar elecciones, incumpliendo los acuerdos internacionales. Igualmente ha intentado apuntalar la monarquía. Nosotros entendemos que la solución para el conflicto catalán es la República Federal y la solución para las trabajadoras y trabajadores es un proceso constituyente que blinde derechos.

Por nuestra parte, estamos satisfechos del trabajo que hemos hecho. Cuando venimos aquí tenemos que dar más del 100%. Y tanto Eva García Sempere como yo, hemos recorrido Andalucía de norte a sur y de este a oeste visitando conflictos, participando en las movilizaciones y estando con los grupos municipales.

M.O.: ¿Por qué es importante que los comunistas tengan voz y voto en el Congreso?
M.A.B.:
En España, el 10% de la población, los más ricos, tienen la misma riqueza que el 90% restante. Nosotros entendemos que para poder revertir esa situación y poder garantizar condiciones de vida digna para la gente hace falta tener un proyecto de país. Y el PCE lo tiene. Porque cuando el PCE habla de la nacionalización de los sectores estratégicos de la economía, de la banca pública, cuando habla de República estamos hablando de un proyecto de país.

Por eso es fundamental que en las instituciones haya voces de comunistas que defiendan la política del Partido. Y es importante que los comunistas que están en puestos de salida tenga buenos resultados.

Nosotros formamos parte del proyecto de confluencias, que es amplio y plural, como tiene que ser la izquierda. Pero nuestro partido tiene una hoja de ruta que es clara y es importante que tengamos cuadros en las instituciones que marquen el perfil en ese horizonte. Cuanto más comunistas y militantes de Izquierda Unida haya en los procesos de confluencia, habrá más hegemonía, ese horizonte se abrirá antes y el espacio de ruptura avanzará en aquellas posiciones que entendemos son las correctas.

M.O.: ¿Cómo ha quedado la LOMCE?
M.A.B.:
Se deroga el Real Decreto de ajustes del 2012, lo cual supone un avance pero no se ha conseguido derogar la LOMCE fundamentalmente porque el Partido Socialista tiene un discurso cuando estaba en la oposición y gobernaba Rajoy, pero luego le cuesta mucho mantenerlo cuando está en el gobierno.

La ministra había presentado un proyecto de ley que nosotros queríamos enmendar porque no era nuestro proyecto. La LOMCE es una ley elitista, que busca segregar, que busca mercantilizar la educación y que los hijos de los trabajadores y trabajadoras no lleguen a obtener títulos universitarios porque les ponen muchas trabas como consecuencia del adelanto de itinerarios de la segregación, entre otros.

Nosotros hemos defendido y traído a las instituciones las propuestas de los profesionales de la educación de los movimientos, los sindicatos y las organizaciones políticas. De hecho, presentamos una PNL que fue aprobada en comisión y que abogaba por la laicidad y la eliminación de la religión de las escuelas, y que fue incluso aprobada por el Partido Socialista cuando estaba en la oposición... pero cuando llegaron al gobierno ya no lo aplicaron.

M.O.: La voz del PCE y de IU en la comisión de Internacional ha sido fundamental para romper el discurso único en asuntos como Venezuela, Cuba y Siria.
M.A.B.:
En internacional presentamos unos 50 puntos programáticos en común y luego ya cada organización defendió sus posiciones en aquello en lo que no estábamos de acuerdo. Creo que en exteriores ha habido un buen trabajo por parte de los compañeros y compañeras de comisión, pero nosotros tenemos unas posiciones de Relaciones Internacionales históricas más avanzada y más consolidadas que nuestro socio de Podemos, que es un partido nuevo, y hemos sido capaces, a través de Izquierda Unida y en el marco de Unidos Podemos en la Comisión, de poner en el debate público la defensa de la paz en Siria. Hemos defendido a Venezuela frente a los ataques del imperialismo a lo largo de toda la legislatura, que ha estado marcada por el tema de Venezuela tanto en política internacional como en política nacional, ya que el PP y ciudadanos utiliza mucho Venezuela para hacer política en España. Y nosotros no hemos dado un paso atrás en la defensa de la soberanía de Venezuela frente a la injerencia y al imperialismo.

Tuve la oportunidad de estar en las elecciones del 20 de mayo de 2018, aquellas en las que ganó Maduro de forma contundente y clara y que ahora los países imperialistas cuestionan. De hecho, la oposición Iba a firmar los diálogos de Zapatero pero una parte dio marcha atrás y no se presentó a las elecciones. Otra parte de la oposición sí se presentó y la victoria del chavismo fue rotunda. Y se ha repetido en las regionales y en las municipales. Dos diputados del Congreso estuvimos en el acompañamiento.

Para la Revolución Bolivariana es importante el apoyo internacional frente a la injerencia del imperialismo de EEUU que he tratado de derribar el proceso revolucionario y a un pueblo para apoderarse de sus recursos naturales en Venezuela. También tuve la oportunidad de estar en Cuba cuándo falleció Fidel y participamos con el pueblo cubano en los actos de despedida al histórico líder de la Revolución Cubana.

Y evidentemente hemos hecho iniciativas sobre el Sáhara, Palestina y Yemen, en defensa de un mundo multipolar, de la paz y de la soberanía de los pueblos frente al imperialismo.

Publicado en el Nº 325 de la edición impresa de Mundo Obrero abril 2019

En esta sección

Carlos Sánchez Mato: “Presentamos una alternativa para quienes consideran que su Madrid no es el de los recortes y políticas de la derecha impuestas por Montoro y aceptadas por Manuela Carmena”José Sarrión: “Nosotros instrumentalizamos las instituciones en favor del movimiento social”Sol Sánchez: “Hay que dar la vuelta al modelo de gestión privada lo antes posible”Daniel González Rojas: "La unidad por encima de todo"12 de abril de 1931 ¿Monarquía o República?

Del autor/a

Carlos Sánchez Mato: “Presentamos una alternativa para quienes consideran que su Madrid no es el de los recortes y políticas de la derecha impuestas por Montoro y aceptadas por Manuela Carmena”Elena Ortega: “La justicia es una herramienta para mantener los pilares del Estado y del régimen”Sol Sánchez: “Hay que dar la vuelta al modelo de gestión privada lo antes posible”Manu Pineda: “Allí donde esté, representaré a mis organizaciones: el PCE e Izquierda Unida”Daniel González Rojas: "La unidad por encima de todo"