Responsable de Política Municipal de IU Federal y portavoz del Grupo Municipal en el Ayuntamiento de SevillaDaniel González Rojas: "La unidad por encima de todo" “Allí donde estamos representantes comunistas, trabajamos para dar respuesta y mejorar las condiciones materiales de la clase trabajadora”

Gema Delgado 10/05/2019

“No es tiempo de dar codazos, hay que centrarse”, escribía Daniel González a finales de año en un artículo publicado en su blog de cara a las elecciones municipales. “No es el tiempo de señalar las diferencias, sino de potenciar lo que nos une y hacer valer una coincidencia programática. Es el momento de diluir los apellidos mientras nos arremangamos para la faena”. El responsable de Política Municipal de IU Federal advierte que vienen tiempo duros y que se impone la necesidad de dar respuesta a los problemas materiales de la clase trabajadora, la urgencia de poner la economía y la riqueza de la ciudad al servicio de los desposeídos y enfrentarse, llegado el caso, a los poderosos y eso “nos obliga a dejar atrás los debates estériles y superar los yo a favor de los nosotras”.

MUNDO OBRERO: En Sevilla, Izquierda Unida ha dado un paso adelante en la confluencia electoral. Hace cuatro años, se presentó sola. En esta convocatoria lo hará como Adelante Sevilla. ¿Cómo ha sido este proceso?
DANIEL GONZÁLEZ ROJAS:
En Sevilla se ha dado una confluencia ejemplar. En 2015 no fuimos capaces de llegar a una lista unitaria pero esta vez ya hemos podido integrar siete organizaciones políticas. Vamos con Podemos, Equo, Alternativa Republicana y partidos andalucistas.

Durante estos cuatro años todas las organizaciones hemos aprendido de errores del pasado.

Adelante Sevilla es como Adelante Andalucía mejorado. Veníamos del proceso de las elecciones andaluzas en las que ha habido muy buena sintonía entre Izquierda Unida, Podemos y las fuerzas andaluzas. De hecho, en Sevilla capital fuimos la segunda fuerza política, y en algunos barrios la primera. Eso es el resultado de cuatro años de trabajo y de que se están haciendo las cosas bien.

Ha sido un proceso muy bonito. Primero porque somos más gente y, además, vamos con un partido que lleva el nombre republicano. Todas las decisiones han sido muy asamblearias. El proceso de la candidatura se hizo a través del consenso por mandato de una asamblea. Tenemos un código ético común al margen del que cada uno tengamos en nuestros partidos. La elaboración programática ha sido un proceso muy participativo a pie de calle con los colectivos. Así hemos conseguido que participe mucha gente que no está afiliada a ninguna de estas organizaciones.

Yo me creo el tema de la unidad popular, y no sólo como la defensa de un acuerdo orgánico que hayamos decidido en el PCE e IU. Aquí llevamos tiempo convergiendo de manera natural. En estos últimos cuatro años hemos trabajado muy bien con el Grupo Municipal de Podemos, así que en Sevilla la confluencia no es algo que venga desde arriba. Lo que teorizamos lo estamos haciendo en la práctica cotidiana.

También hemos trabajado con Equo y aunque no han tenido representación en el Ayuntamiento hemos presentando mociones, preguntas suyas y realizado actos conjuntos.

M.O.: ¿Convendría diferenciar los tiempos de una coalición electoral y la unidad popular?
D.G.R.:
Ahora estamos en tiempos de coaliciones electorales. Unidad popular, en minúsculas, ha sido el trabajo de estos cuatro años. Esa unidad es la que se construye en la calle en el día a día, cuando coincidíamos con Podemos en los desahucios, en los conflictos, en la calle. Por eso ha sido más fácil llegar a Adelante Sevilla, porque ya teníamos la maquinaria engrasada, ya había habido un trabajo previo.

Pero aún no hemos sido capaces de convertir el espacio de Unidos Podemos en una unidad popular. Ha sido una coalición electoral y un grupo parlamentario. Digamos que las elecciones es un paso más, un paso importante porque si vamos unidos a las elecciones y no nos enfrentamos electoralmente será más fácil unirnos luego en la calle, pero ese no tiene que ser el objetivo. El objetivo es la construcción de la unidad popular y que en este proceso se vaya sumando gente que no está afiliada a ningún partido.

M.O.: Ese artículo de llamada a la unidad que citamos al comienzo de la entrevista alude a la realidad municipal sevillana pero parece estar escrito en clave federal.
D.G.R.:
Estaba muy pensado en lo local porque tenía referencia a compañeros de Sevilla pero se puede extender a nivel federal: La unidad por encima de todo. Lo que viene es complicado, así que es el momento de dejar de hacer el tonto y tomarnos en serio este proceso. Llevamos diez años de crisis y la siguen pagando los trabajadores. En los próximos años se avecina otra crisis económica y sólo podremos dar respuestas si estamos fuertes.

Yo no soy partidario de meter miedo pero es verdad que en Andalucía, que tradicionalmente ha sido una tierra de izquierdas, nadie se pensaba que de la noche a la mañana fuéramos a tener 12 diputados de la extrema derecha, aunque en realidad vienen del PP. También hay que aclarar que es falso que Vox ganara en los barrios obreros de Sevilla, como dijeron, es el PP que se desangra y ese desangre va a Vox. El PP es el partido que más ha perdido en las andaluzas. El problema es que PP y Ciudadanos se están derechizando aún más. Pero también hay que recordar que quien mete en campaña a Vox fue el propio partido socialista, con la intención de desangrar al PP.

M.O.: Como responsable de política municipal de IU Federal y desde esa perspectiva global, ¿Cómo ha sido este proceso y en qué punto nos encontramos respecto a 2015?
D.G.R.:
Los procesos de unidad han sido muy desiguales en todo el Estado. En unas ciudades se ha conseguido ir en confluencias, en otras no. Hay muchos factores locales.

Con respecto a 2015, yo nunca he sido muy partidario de los Ayuntamientos del cambio y de los hiperliderazgos. No ha funcionado. Hemos visto cómo Madrid ha reventado. Cómo en Zaragoza está a punto de reventar. Ese es el problema de construir un gigante con pies de barro. Aún así, en todas esas ciudades, y siempre donde está Izquierda Unida y los comunistas, hemos sido gérmenes de esa unidad popular, porque nos lo creemos y está en nuestro ADN. Somos el pegamento que aglutina esa unidad.
En positivo, hay que decir que aún así logramos los Ayuntamientos en estas grandes capitales en las que siempre había gobernado el partido socialista o el popular.

Esta vez estamos en un contexto político muy diferente. Ya no es un proceso de cambio sino un proceso de entrada de la ultraderecha en la política municipal.

M.O.: ¿Cuál es el reto que tenemos los comunistas en estas elecciones?
D.G.R.:
Nuestro reto como comunistas es reforzar nuestra presencia en los ayuntamientos, que es la institución más cercana a los ciudadanos, donde acuden cuando tienen problemas. Allí donde estamos representantes comunistas, ya sea como IU, como Adelante Sevilla o como sea, aseguramos que se va a dar voz y que se va a trabajar para dar respuesta y mejorar las condiciones materiales de la clase trabajadora.

M.O.: En estos cuatro años ¿cuáles son los logros de los que os sentís más satisfechos?
D.G.R.:
El partido socialista llegó a la alcaldía gracias al apoyo de IU y de Podemos, pero rápidamente defrauda y empieza a gobernar con Ciudadanos y el Partido Popular. De hecho, los últimos presupuestos los aprobó con los votos del PP.

Aún así, con sólo dos concejales y en la oposición, en Sevilla hemos conseguido que se bonifique un 95% del IBI a los alquileres sociales. Hemos conseguido poner en marcha en bono-bus social, que significa que los trabajadores que cobran menos del salario mínimo sólo pagan el 50%. Pudimos incluir enmiendas en los presupuestos para transformar algunas calles, que planten árboles, etc. que para los vecinos suponen un avance.

Han sido cuatro años de trabajo de calle. Siendo el Grupo Municipal que tiene menos concejales y menos equipo técnico, somos el que ha presentado más enmiendas, que más reuniones ha tenido con colectivos para recoger propuestas y llevarlas a los Ayuntamientos. Y luego también les trasmitimos las respuestas. Creó un feedback tremendo. También mucho trabajo pero es que nosotros nos creemos la participación.

Y también hemos trabajado mucho con el comercio de cercanía, la plaza de abastos…. Hemos estado con las puertas abiertas a los colectivo y a los sindicatos. Y ahora nos reconocen que hemos sido el grupo que mejor les atendemos. Hemos dado información y documentación a cualquiera que nos la ha pedido sin preguntarle de dónde viene. Hay ciudadanos, que aunque luego quizá voten al PP, nos han llamado para agradecernos que hayan limpiado la plaza de su barrio y hayan podado los árboles. Es una muestra de que el trabajo vale.

Sevilla es una ciudad grande con muchas empresas municipales, consejos de Administración y estás todo el día liado. Pero los resultados son gratificantes. En nuestra oficina del Grupo Municipal atendíamos a la gente afectada por los desahucios que no sabía qué hacer, les ayudábamos para que hablaran con servicios sociales, con el delegado de la empresa de vivienda, para conseguir un alquiler social… y ver que al final a esa familia en lugar de desalojarles les ofrecen un realojo, compensa todo.

Ahora que estamos en precampaña, nuestra carta de presentación es el trabajo de cuatro años. Yo digo: no vengo a pedirte el voto sino a demostrarte que durante cuatro años hemos estado trabajando por vosotros, y luego ya vota tú a quien quieras.

Publicado en el Nº 326 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2019

En esta sección

Enrique Santiago insta al PSOE a “dejarse de amenazas” y a “sentarse de una vez a negociar de verdad, porque aún no han empezado”Guillermo Úcar: “No podemos normalizar que nuestra relación laboral sea como falsos autónomos y se nos contrate por horas” 22 J. Las urnas republicanas vuelven a las calles de MadridFascismos y extrema derecha en Europa¿El retorno del fascismo?

Del autor/a

En defensa del olivar tradicionalGuillermo Úcar: “No podemos normalizar que nuestra relación laboral sea como falsos autónomos y se nos contrate por horas” Estados Unidos persigue un colapso económico total de Venezuela aunque la población tenga que sufrirCarlos Sánchez Mato: “Presentamos una alternativa para quienes consideran que su Madrid no es el de los recortes y políticas de la derecha impuestas por Montoro y aceptadas por Manuela Carmena”Elena Ortega: “La justicia es una herramienta para mantener los pilares del Estado y del régimen”