Secretario General de la Juventud ComunistaGuillermo Úcar: “No podemos normalizar que nuestra relación laboral sea como falsos autónomos y se nos contrate por horas” "Cuando empieza a haber un poco de contrapoder y juventud organizada, aunque sea con temas de ocio, el capitalismo ataca".

Gema Delgado 02/07/2019

Guillermo Úcar nació hace 27 años en Zaragoza, hijo de padres llegados desde la Rioja. Estudió Químicas y hoy es profesor interino de FP, a media jornada, en un instituto de Zaragoza en la rama de Sanidad, enseñando radioterapia y radiología. Antes había trabajado como socorrista durante los veranos, a partir de los 16 años, en el laboratorio de unas bodegas, como camarero, haciendo albaranes...

Se afilió a la UJCE con 17 años, acabando 2º de Bachillerato, cuando vió las imágenes de cómo pegaban a los estudiantes de Barcelona durante las movilizaciones contra el Plan Bolonia. “Yo no sabía muy bien qué era el Plan Bolonia pero tuve claro que nadie se pone ahí a recibir porrazos porque sí, y que si esa gente se estaba movilizando y les estaban pegando era porque tendrían la razón. Y vi que una de las opciones en las que existía mayor capacidad de organización era el Partido Comunista, y dentro de éste la Juventud Comunista”.

También fue coordinador general del Colectivo de Estudiantes Progresistas de Aragón (CEPA) durante los años convulsos del movimiento estudiantil contra el tasazo de Wert y durante el auge del 15-M. “Me acuerdo por ejemplo de las movilizaciones estudiantiles en Valencia, la primavera valenciana. Eso rebosó en Zaragoza. Se convocó una manifestación totalmente espontánea y nos encontramos con 3.000 ó 4.000 estudiantes, que era una auténtica barbaridad en nuestra ciudad”.

Uno de los útimos frentes en los que ha estado peleando es en la campaña contra las casas de apuestas.

¿Cómo asumes la dirección de la Juventud Comunista?
Con ganas y orgullo. Somos posiblemente la organización juvenil con mayor historia. Vamos a cumplir 100 años. Y por otro lado con un alto nivel de seriedad y responsabilidad debido al momento en que nos encontramos: el auge de fuerzas de ultraderecha como VOX; con una crisis de Régimen que parece que se está cerrando, etc. Y toca ahora reforzar todos los objetivos que nos hemos planteado durante los últimos años para ver cuál es la mejor forma de organizar a la juventud trabajadora, ya sea en torno al ocio, con cuestiones culturales, deportivas y artísticas, desde la lucha continua y cotidiana que tenemos contra la precariedad laboral, contra la subida de los alquileres, de las violencias machistas,…

¿Cuál va a ser la línea política y la hoja de ruta de la Juventud Comunista para los próximos tres años?
Hemos tenido un Congreso de continuidad. No han cambiado para nada los objetivos estratégicos. Lo que ha cambiado es la coyuntura en la que nos tenemos que desenvolver. Estamos lejos del objetivo estratégico fundamental que es la consecución de la III República pero hay un movimiento al alza en la juventud y tenemos que saber aprovecharlo, vinculando ese eje de la República a otros ejes que demandamos.

Nuestros ejes de lucha permanentes giran en torno al ocio y la brecha de género que se da en el mismo, las violencias machistas, la precariedad laboral, la precariedad a nivel estudiantil y educativo, el fortalecimiento del movimiento feminista, y el movimiento por la vivienda. La juventud no puede plantearse la compra de piso, meterse en una hipoteca, pero tampoco pagarse un alquiler sin sufrimiento. No hay garantía de estabilidad laboral, no hay un salario decente… La emancipación juvenil es un mito y solo 1 de cada 5 jóvenes menores de 29 años se puede permitir emanciparse.

Tenemos que seguir apostando por formas de organización de poder popular en los barrios, en los centros de estudio y de trabajo, en torno al movimiento feminista y al ecologista.

EL MONSTRUO DE LA PRECARIEDAD

En tus primeras palabras como Secretario General al cierre del Congreso decías que había que cambiar el eje del discurso que ya no es la crisis sino la “normalización del monstruo de la precariedad” y la política de ocultación de la realidad de miseria en la que vive la juventud.

La gente de mi generación hemos entrado en el mercado laboral después del inicio de la crisis y del recorte de derechos. Hace una década ser mileurista era algo peyorativo, ahora ser mileurista es ser un privilegiado. Y no hablamos ya sólo de los salarios sino de los horarios y de la forma jurídica para poder trabajar, por ejemplo las horas extras no se computan o se cuentan como complementarias.

"Han vendido la libertad de organizar nuestro horario laboral. Es justo todo lo contrario: te hacen esclavo porque para llegar a final de mes necesitas ir metiendo más horas que 'eliges tu' ".


Vamos a tener que explicar la historia y hacer pedagogía para explicar que estas relaciones laborales se han impuesto en un contexto de crisis que ya ha desaparecido, contexto que los empresarios han aprovechado para empeorar más aún si cabe nuestra vida. No podemos considerar como normal que nuestra relación laboral sea a través de un perfil de falso autónomo, que se nos contrate por horas.

Hace unas semanas publicasteis un comunicado a raíz de la última muerte de otro repartidor de Glovo y lo hacíais con el titular: La precariedad mata. ¿Cómo está afectando a la juventud esta precariedad?
Damos por hecho que Glovo, Deliveroo y estas nuevas formas de repartir a domicilio es un sector exclusivamente juvenil pero también nos encontramos con gente más mayor sin perspectivas laborales que intenta trabajar bajo esta forma de falso autónomo. Con este reparto de pedidos, está claro que cuanto más rápido los hagas más posibilidades tienes de ganar dinero, con lo que se entra en una competición no ya sólo entre trabajadores sino contra el cronómetro y eso conlleva cometer una serie de imprudencias incluida la de no pensar en tu propia seguridad.

Hay que asumir que no es un accidente laboral fortuito. Un accidente es un hecho imprevisible. Y tanto en estos trabajos, como en el día a día en la hostelería, tienen unos ritmos de estrés que sobrepasa lo normal y elimina el factor imprevisibilidad en los accidentes laborales.

"Los empresarios asumen que lxs que van a hacer prácticas como becarios van a sustituir a otros trabajadores gratis y no a formarse".


A esto se añade la constante incertidumbre de no saber si seguirás trabajando, sobre todo en el sector servicios que funciona con picos de producción. Y eso provoca un alto nivel de estrés en tu vida y un alto índice de enfermedades. La precariedad mata a corto, a medio y a largo plazo.

Nos están vendiendo un discurso absolutamente neoliberal con, lo que llaman, “contratos modernos” unidos a bajadas de impuestos para poder tener la libertad de hacer con nuestro dinero lo que queramos.
Han vendido la moto de que lo que queremos es flexibilidad horaria. Que lo que queremos es organizar nuestro horario sin saber lo que vamos a cobrar a final de mes. Lo han vendido en torno a la libertad, a que nadie nos tiene que condicionar. Y es justo todo lo contrario: te hacen esclavo porque para llegar a final de mes necesitas ir metiendo más horas que “eliges tu”.

Hemos visto en las elecciones cómo se ha desplazado el eje político, sobre todo víctima del reflujo de la movilización. Veníamos de unas épocas de recortes en derechos laborales, en derechos sociales y ahora se han apaciguado las aguas, sobre todo con la entrada del PSOE al gobierno, que ha sido el partido más reforzado en estas elecciones como parte fundamental del Régimen del 78. Durante los 10 meses de gobierno ha hecho campaña para desmovilizar y mostrarse como una opción sólida que defiende tanto la Constitución como los derechos sociales, a pesar de haber incumplido la mayor parte de los acuerdos programáticos a los que había llegado con Unidas Podemos en los Presupuestos.

El PSOE al rescatar tanto voto en los barrios obreros ha hecho que las opciones rupturistas hayan pedido fuerza. Zaragoza en Común, en concreto, pero también en Madrid y en la mayoría de los sitios.

EDUCACIÓN CLASISTA

También se apostó por la formación en prácticas como una forma de salida laboral. ¿Es una oportunidad para el alumnado o para el empresariado?

Se planteó la Formación Profesional Dual estudiando y trabajando a la vez, pero con una serie de parámetros que hace que la juventud tengamos que trabajar prácticamente gratis y encima tengamos que dar las gracias, porque dicen que es para nuestro bien, para aprender un oficio y para ayudar a la integración laboral. Pero lo que hay detrás es una explotación.

"Si no podemos ir a un cine podemos montar, por ejemplo, ciclos de cine para ofrecer un ocio al barrio. Los mismo con eventos deportivos y fiestas".


El año pasado impartía clases de Farmacia. Mis alumnas se van a hacer prácticas en marzo. Un farmacéutico tenía planificado que iba a contar con una de ellas pero suspendió y no pudo ir. El farmacéutico insistió porque decía que él ya había dado vacaciones a otra trabajadora y que ahora le descuadrábamos la plantilla para los próximos dos meses y medio. Hasta ese punto se asume que los que van a hacer prácticas como becarios van a sustituir a otros trabajadores gratis y no a formarse.

Creo que en estos años se va a intentar potenciar la FP desde una óptica totalmente neoliberal.

¿Cómo está cambiando la educación?
El periodo de crisis desinfló mucho todo el planteamiento que había de reestructuración de la universidad con el Plan Bolonia. Aplicaron recortes que no permitieron hacer cosas como los Campus de Excelencia Internacional. Pero les ha venido muy bien para avanzar en esa elitización que sí estaba planteada: cambiar las titulaciones de 5 años a 4 + 1, para hacer una Universidad el doble de cara. Y se ha visto que en el 2011 los hijos de trabajadores manuales que accedían a la Universidad no llegaban al 10%. La clase trabajadora está expulsada de la Universidad desde hace muchos años y en cambio se está aumentando el número de estudiantes de FP. Y se autojustifican diciendo que la sobre cualificación es el gran problema de la juventud. Aunque lo cierto es que, por ejemplo, es muy difícil encontrar alumnado de familias acomodadas en FP. Lo que están haciendo es reproducir mucho más el patrón de que a la Universidad sólo van a poder ir determinados jóvenes y el resto a las FP. Y no lo digo como algo peyorativo, sino que justamente les ha servido para reforzar mucho más la tasa de reproducción de profesiones.

"Tendremos que construir una red anti-represiva sólida a nivel de toda España. No tenemos miedo. No somos ni ‘ninis’, ni ‘sinkies’… somos una juventud organizada".


Tras la ESO ya se ve una segregación entre la opción de Bachillerato o Ciclo Medio. Eso si es que no ha habido una segregación anterior con la Formación Profesional Básica (antiguos PCPI).

Junto al Feminismo otra movilización que está surgiendo entre los jóvenes es el Ecologismo. ¿Cuál es la postura de la Juventud Comunista ante movimientos como Friday for Future?
En nuestro Congreso hemos ampliado muchísimo nuestros análisis sobre el colapso ecológico, de cómo la contradicción capitalismo y medio ambiente tienen ahora dos patas. La crisis de recursos ya que cada día quedan menos (por ejemplo ya se ha rebasado el pico del petróleo) y la crisis de vertidos que tiene que ver con todo lo que estamos produciendo y acumulamos como desecho.

Como en el caso del feminismo y del Orgullo, el capitalismo intenta reconducirlo hablando de nuevas formas de producción que contaminen menos, o del desarrollo de la tecnología para contaminar menos, algo que es inviable porque ese desarrollo también necesita de energía y de recursos.

Desde la Juventud Comunista consideramos que estos movimientos, sobre todo estudiantiles, que están surgiendo en torno al movimiento ecologista se tienen que pronunciar claramente como anticapitalistas asumiendo que no hay una posibilidad de que este sistema económico sea sostenible con el medio ambiente porque precisamente se nutre de explotarlo para aumentar la producción.

OCIO Y CULTURA PARA TODXS

¿Cuál es la situación de la cultura y el ocio para la juventud y qué papel juegan las casas de apuestas?

La imposibilidad de poder optar por ir al cine o tomar una cerveza con los amigos, indica la precariedad en la que estamos viviendo. Durante estos años se ha reducido muchísimo el dinero destinado a ocio para la juventud, sobre todo para las mujeres, que además tienen menos dinero. La mayoría está dirigido a hombres. y a la ganancia de beneficios, desde las macro-fiestas en las que se incita a un consumo continuo de alcohol y donde aumentan las conductas de violencia machista, o las casas de apuestas deportivas que surgen en un contexto de crisis con altos índices de paro juvenil tremendos. Se vende la moto que las apuestas es una de las fórmulas para salir del bache y ganar dinero: “este mes gano 60 euros y me da para salir un sábado”.

A la vez hay un empeño en cerrar centros sociales como la Ingobernable, que son lugares de encuentro y organización que ofrecen ocio y cultura alternativa al mercado.
Los centros gestionados por el pueblo para el pueblo. De eso también hemos hablado en el XIV Congreso. Tenemos que cooperar para generar un entorno en los barrios que sea óptimo: si no podemos ir a un cine podemos montar, por ejemplo, ciclos de cine para ofrecer un ocio al barrio. Lo mismo con eventos deportivos y fiestas que no generen beneficios empresariales.

"La clase trabajadora está expulsada de la Universidad desde hace muchos años en la línea de que a la Universidad sólo van a poder ir determinados jóvenes y el resto a las FP".


Cuando empieza a haber un poco de contrapoder y juventud organizada, aunque sea con temas de ocio, el capitalismo ataca porque va en perjuicio suyo y ahí empieza la persecución a estos centros sociales y la criminalización. Tenemos que volcarnos en este punto para crear redes desde las que generar poder popular.

Tenemos un panorama de crecimiento de la ultraderecha, aumento de la criminalización ante las formas alternativas de organización y protesta, se endurece el Código Penal. La lucha no es fácil
Hay una situación objetiva de la juventud malísima pero venimos de un ciclo donde la mayor parte de la militancia ha crecido movilizándose y viendo el movimiento feminista en su esplendor, las movilizaciones contra la LOMCE, hicimos que dimitiera Gallardón, se han conseguido muchas cosas positivas a pesar de vivir mal. Al igual que en Fridays for Future habrá que seguir profundizando mucho más en el trabajo ideológico, pero sí se nota que ha habido una juventud comunista que ha aprendido mucho de estos últimos años y que tendremos que dar respuesta.

Frente a las porras y al endurecimiento del Código Penal sólo nos queda solidaridad y organización. Lo estamos viviendo de cerca con nuestro camarada Jesús, en el caso de represión contra el Centro Social Trece Rosas, los jóvenes de Alsasua, los de Fraguas o los 10 de Zaragoza cuando se quejaban de la organización de un concierto nazi.

Habrá que construir una red anti-represiva sólida a nivel de toda España. No tenemos miedo. No somos ni ‘ninis’, ni ‘sinkies’ … somos una juventud organizada como se ve en las manifestaciones por la República, en el movimiento feminista, en el movimiento ecologista. Se ve que somos una juventud que tiene predisposición a movilizarse y a conquistar lo que le pertenece.

Publicado en el Nº 327 de la edición impresa de Mundo Obrero junio 2019

En esta sección

PSOE y Unidas Podemos firman un preacuerdo para un gobierno de coalición “rotundamente progresista”Enrique Santiago: "Vamos a impedir un gobierno del PSOE que siga con los recortes y que haga que la próxima crisis la paguen los trabajadores”CositasEnrique Santiago, Secretario General del PCE y candidato en las listas de #UnidasPodemos el 10N, pide el voto para esta formaciónUna larga campaña para que haya #UnGobiernoContigo

Del autor/a

PSOE y Unidas Podemos firman un preacuerdo para un gobierno de coalición “rotundamente progresista”El PCE, Izquierda Unida y Podemos condenan el golpe de Estado en Bolivia y piden seguridad para Evo y la sociedad civilEnrique Santiago: "Vamos a impedir un gobierno del PSOE que siga con los recortes y que haga que la próxima crisis la paguen los trabajadores”Dilma Rousseff: “Para implantar el Neoliberalismo en Brasil necesitaron un gobierno neofascista como el de Bolsonaro”La Policía Federal de Brasil intenta meter en prisión a Dilma Rousseff