El picaporte

Poética capitalista La realidad literaria nos enseña continuamente que una gran mayoría de escritoras y escritores escriben obedeciendo a una voz ajena: la voz del mercado, que a su vez premia a aquellos que logran convertir su nombre en una marca comercial literaria.

Scaramouche 10/07/2019

En la Poética capitalista la creación, exaltación y expansión del yo es elemento fundamental en cuanto el capitalismo requiere de la existencia de los “yos” para poder funcionar. Como bien señala Juan Carlos Rodríguez, sin la previa asunción del “yo soy yo” el intercambio capitalista -“yo soy libre para vender, yo soy libre para comprar”- sería imposible. Y el humanismo, que es la base cultural del capitalismo no hizo sino legitimar esa visión global en el que la humanidad se contempla como una feliz comunión de yos solitarios donde la inefable condición humana estaría por encima del hecho de ser un yo explotador o un yo explotado.

La movilidad social del mercantilismo favorece, sin duda, esta visión autorreferencial de la vida que la novela picaresca expresa, el destino individual de Don Quijote ilustra y la novela como gran género aprovecha, elabora y vende.

Efecto de esta exaltación del yo es la puesta en consideración de la necesidad autorial de encontrar “la voz propia”. Algo absurdo pues al igual que todos tenemos nuestras propias huellas dactilares todos contamos con esa voz propia. Claro que la realidad literaria nos enseña continuamente que una gran mayoría de escritoras y escritores escriben obedeciendo a una voz ajena: la voz del mercado. Un mercado que a su vez premia a aquellos que logran convertir su nombre o renombre en una marca comercial literaria. Una más de entre las contradicciones culturales del capitalismo nuestro de cada día.

Publicado en el Nº 327 de la edición impresa de Mundo Obrero junio 2019

En esta sección

Chéjov, los tilos de CrimeaComic y revoluciónEspaña en el corazón: Pablo Neruda y la gesta del WinnipegUna novela sobre el comercio y los piratasEl impulso de la Escuela Pública como motor del cambio social... hasta el franquismo

Del autor/a

Poética capitalistaAl otro lado de los librosUna mala novelaNo es por señalar, peroEl estado de la crítica