XXV Foro de Sao PauloEl PCE participó en el encuentro en Caracas y se reunió con el presidente Maduro

Javier Moreno 25/09/2019

El pasado 25 de julio comenzaba en Caracas la XXV edición del Foro de Sao Paulo cuyas actividades se extenderían hasta el 28 de julio bajo el auspicio del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). El Foro de Sao Paulo nació en 1990 como una plataforma de partidos y movimientos políticos de la izquierda latinoamericana y caribeña para combatir el avance del neoliberalismo en la región. Fue con la llegada al poder de Hugo Chávez en Venezuela, Lula da Silva en Brasil y Néstor Kirchner en Argentina, coincidiendo con otros gobiernos progresistas en la región, cuando el Foro adquirió una nueva dimensión como poder contra-hegemónico a la derecha latinoamericana.

La importancia de esta edición estuvo también en la elección del país de acogida. Venezuela sufre en la actualidad una agresión por parte del gobierno de los Estados Unidos (EEUU) que se traduce en bloqueo económico, amenaza permanente de agresión militar y fomento de actos terroristas por parte de la derecha oligárquica venezolana. Todo ello en un momento en el que se desarrollaba un diálogo político entre los diferentes sectores políticos venezolanos en Barbados. El Foro de Sao Paulo no solo representó la oportunidad de denunciar globalmente el hostigamiento y el bloqueo del imperialismo contra Venezuela, sino también de fortalecer los lazos de solidaridad internacionalista, así como de conocer de primera mano las características del actual curso de la Revolución Bolivariana.

El Partido Comunista de España (PCE) contó con una delegación en el Foro que desarrolló una intensa actividad política y mediática durante los días del encuentro. La delegación estuvo compuesta por Manu Pineda, Secretario de Relaciones Internacionales del PCE y eurodiputado de Izquierda Unida, Maite Mola, Vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea (PIE), Henar Moreno, del Secretariado del PIE y Javier Moreno, Secretario del Área Ideológica y delegado de la red Transform Europe, que agrupa a fundaciones e institutos de pensamiento de izquierda de toda Europa.

La actividad de la delegación del PCE se tradujo, además de en la participación en las diferentes actividades y foros del encuentro, en reuniones bilaterales con diferentes organizaciones hermanas de América Latina, tales como el Partido Comunista Cubano (PCC), el Partido Comunista Colombiano (PCC), el Partido Comunista do Brasil (PCdoB), el Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común de Colombia (FARC) o el partido de la Revolución Ciudadana de Ecuador (RC). También tuvo la oportunidad de participar en el Encuentro Parlamentario Progresista que se desarrolló en la Asamblea Nacional Constituyente y que reunió a decenas de representantes políticos no solo de América Latina y el Caribe, sino también de Europa, Asia y África.

Especialmente reseñables fueron las reuniones mantenidas con los representantes de la República Bolivariana de Venezuela. En primer lugar, tuvo lugar un encuentro de trabajo de más de dos horas con Jorge Arreaza, Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, que expuso de manera detallada la actual coyuntura política y económica por la que atraviesa Venezuela. El segundo encuentro tuvo lugar en el Fuerte Tiuna, sede de la Academia Militar del Ejército Bolivariano, con Nicolás Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en el que este hizo un llamamiento a que organizaciones como el PCE continúen con el trabajo de solidaridad y denuncia de los abusos del imperialismo con el país hermano.

Las más de 190 organizaciones participantes en el Foro de Sao Paulo consensuaron una declaración final y un plan de acción cuyos puntos centrales fueron el rechazo de las agresiones del imperialismo yanqui en América Latina y el Caribe, así como la necesidad de enfrentar de manera enérgica el avance de la derecha sobre los pueblos de la región. Igualmente, se hizo un llamamiento a reforzar la defensa de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, apoyando también la convocatoria de una jornada internacional antiimperialista en la que converjan todos los pueblos del mundo en defensa de la paz, la democracia y las conquistas sociales alcanzadas.

El Foro concluyó con la Marcha por la Paz y la Unidad de los Pueblos, que reunió a miles de venezolanos y delegados internacionales por las calles de Caracas, y con un acto de clausura en el Cuartel de la Montaña, donde reposan los restos de Hugo Chávez, en el que estuvieron presentes Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel, presidentes de Venezuela y Cuba respectivamente.

Publicado en el Nº 328 de la edición impresa de Mundo Obrero septiembre 2019

En esta sección

El PCE, Izquierda Unida y Podemos condenan el golpe de Estado en Bolivia y piden seguridad para Evo y la sociedad civilDilma Rousseff: “Para implantar el Neoliberalismo en Brasil necesitaron un gobierno neofascista como el de Bolsonaro”La Policía Federal de Brasil intenta meter en prisión a Dilma Rousseff ¡Alto a las matanzas en Iraq!El 'lawfare', nueva forma de injerencia en América Latina contra la democracia

Del autor/a

El PCE participó en el encuentro en Caracas y se reunió con el presidente MaduroLa Escuela Central del PCE reunió durante tres días a más de un centenar de cuadros de todo el EstadoRenace la Banca Pública en Andalucía