Urgen al gobierno español, a la Unión Europea y organismos internacionales una condena enérgicaEl PCE, Izquierda Unida y Podemos condenan el golpe de Estado en Bolivia y piden seguridad para Evo y la sociedad civil El golpe ha sido amparado por la OEA y Estados Unidos y cuenta con la complicidad del silencio internacional, denuncia el PCE.

Gema Delgado 11/11/2019

“El golpe de Estado se ha consumado” dijo anoche el vicepresidente boliviano García Lineras, en un video conjunto con el presidente Evo Morales, en el que los dos dejaban sus cargos para frenar la escalada de violencia desatada por la extrema derecha. “Tengo la obligación de buscar la paz” decía Evo Morales “para que Mesa y Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales (…) funcionarios y militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), para que no sigan quemando las casas de funcionarios públicos y para que dejen de secuestrar y maltratar a los familiares de los líderes indígenas”.

La policía y el ejército pidieron la dimisión del presidente de Bolivia Evo Morales, reelegido hace sólo tres semanas. Se alineaban así con la oposición de extrema derecha que no soportó que Evo Morales, que lleva ganando las elecciones presidenciales desde hace 14 años, volviera a hacerlo. Evo Morales ya estaba en el punto de mira de la contraofensiva neoliberal y fue a partir de los resultados del 20 de octubre cuando comenzó a gestarse el golpe de Estado en las calles, atentando violentamente contra militantes del MAS, contra marchas de mujeres indígenas y con agresiones a autoridades, como la realizada la semana pasada contra la alcaldesa de Vinto a la que secuestraron durante unas horas, raparon el cabello y rociaron de pintura, entre otras vejaciones, como se puedo ver en las grabaciones difundidas por televisión y redes.

Antes de Evo y Linera ya habían renunciado a su responsabilidad el Ministro de Minas después de que incendiaran su casa y atacaran a su familia. También lo hizo el Ministro de Hidrocarburos, además de algunos gobernadores y alcaldes atacados. Igualmente dimitió el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, rogando que liberaran a su hermano que mantenían secuestrado.

La ministra de Sanidad, Gabriela Montaño, denunció que las acciones terroristas contra autoridades del Movimiento al Socialismo son llevadas a cabo por sicarios que irrumpen en las viviendas de los políticos, golpean a sus familiares y queman sus casas para obligarlos a renunciar.

Pero a la oposición, los militares y la policía no les sirvió que Evo hubiera vuelto a convocar elecciones. Van a por todas. Los actos vandálicos de la extrema derecha se han ido intensificando día a día atacando también a periodistas, a la televisión pública, prendiendo fuego a la casa de la hermana del presidente y atacando la embajada de Venezuela en el país.

La ministra de Salud de Bolivia, aseguró este 10 de noviembre que la Policía de su país pretende detener "de manera ilegal" al expresidente Evo Morales.

La izquierda cierra filas con Evo

El PCE emitió un comunicado en el que tras “ consumarse el golpe “ contra Evo amparado por la OEA y Estados Unidos” se solidariza y apoya la restitución de la democracia, se solidariza con el presidente Morales y el vicepresidente Linera, condena enérgicamente el golpe igual que condena “el silencio cómplice de los organismos internacionales y en concreto de la Unión Europea que, junto a Estados Unidos, ha financiado a la oligarquía boliviana desde el año 2005, con el fin de derrocar a Evo”. Así mismo pide una firma condena de los organismos internacionales y de la Unión Europea al golpe consumado contra Evo.

Por último, el PCE hace un llamamiento a los movimientos de solidaridad internacional a que se movilicen por la vida y la libertad de Evo Morales.

Izquierda Unida, también denunció que este golpe ”se ha llevado a cabo a través de grupos civiles paramilitares dirigidos por los dirigentes de la derecha boliviana Antonio Pumari y Fernando Camacho, y los derechistas Comités Cívicos de Santa Cruz y Potosí para derrocar al presidente Evo Morales y el proceso de cambios populares y democráticos en Bolivia". IU , igual que el PCE y Podemos ha exigido al gobierno español y a la UE que condenen el golpe de estado en Bolivia y que exijan a los golpistas el cese de la represión y la violencia, así como el apoyo a los dirigentes del MAS amenazados y ofrezcan protección a los altos cargos del gobierno que han sido amenazados.

“Vergonzoso que haya medios que digan que el ejército hace dimitir al presidente. En los últimos 14 años Bolivia ha mejorado todos sus indicadores sociales y económicos. Todo nuestro apoyo al pueblo boliviano y a Evo Morales” escribió Pablo Iglesias en su cuenta de twiter. Mientras que la Secretaría de Internacional de Podemos emitió un comunicado urgiendo al Gobierno español a jugar un papel clave y condenar enérgicamente el Golpe de Estado y sus principales actores, e “implicarse activamente para garantizar la estabilidad y la seguridad del pueblo y la sociedad civil en Bolivia, así como la integridad física de Evo Morales, de Álvaro García Linera, y del resto de dirigentes del MAS, incluyendo el ofrecimiento del asilo político a los mismos".

Condenas internacionales

Desde Inglaterra el líder laborista Jeremy Corbyn también condenó el golpe de Estado contra Evo Morales, uniéndose al recién electo presidente de Argentina, Alberto Fernández, a Nicolás Maduro y al gobierno de Cuba, junto al recién liberado ex-presidente Lula, entre otros.

De momento es el presidente de México, López Obrador quien ha ofrecido asilo político a Evo Morales y ya ha acogido a 20 miembros del ejecutivo y legislativo.

"La lucha sigue. Somos pueblo" dijo Evo Morales en el discurso de renuncia. "Dejamos una nueva Bolivia en proceso de desarrollo”. Lineras, por su parte asumió el grito de rebeldía del líder indígena Túpac Katari: "¡Volveremos y seremos millones!".

En esta sección

Enrique Santiago: "En el PIE apostamos por un proyecto político colectivo, conjunto, igualitario y de cohesión social para toda Europa"Opio y colonia para Hong KongLíderes de la izquierda europea se dan cita a partir de mañana en MálagaEl rearme convencional y nuclear sin respuesta socialLo que esconde el golpe de estado en Bolivia

Del autor/a

Enrique Santiago: "En el PIE apostamos por un proyecto político colectivo, conjunto, igualitario y de cohesión social para toda Europa"Naty Menéndez: “Hay que blindar las pensiones en la Constitución como Derechos Fundamentales”PSOE y Unidas Podemos firman un preacuerdo para un gobierno de coalición “rotundamente progresista”El PCE, Izquierda Unida y Podemos condenan el golpe de Estado en Bolivia y piden seguridad para Evo y la sociedad civilEnrique Santiago: "Vamos a impedir un gobierno del PSOE que siga con los recortes y que haga que la próxima crisis la paguen los trabajadores”