Responsable del Movimiento de Pensionistas del Área Externa del Comité Central del PCENaty Menéndez: “Hay que blindar las pensiones en la Constitución como Derechos Fundamentales” “La revalorización de las pensiones según IPC, de entrada no es ninguna subida, es congelación”.

Gema Delgado 29/11/2019

El 21 de septiembre una columna de pensionista salía de Rota hacia Madrid para volver a traer a la capital las reivindicaciones de los jubilados: asegurar el Sistema Nacional de Pensiones. Dos días después arrancaba la columna vasca desde Bilbao. 650 kilómetros para unos, 450 para otros, y un mismo lema: “Las pensiones se defienden gobierne quien gobierne”. Las columnas se juntaron el 15 de octubre en el Km. 0, en la Puerta del Sol. Los madrileños salieron a recibirles. Al día siguiente se unieron pensionista llegados de toda España escenificando la unidad en la lucha que siempre se corea en estas ocasiones: “De norte a sur, de Este a Oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste”. Y ahí ondeaban banderas y pancartas asturianas, gallegas, extremeñas, ikurriñas, esteladas, de las dos Castillas, de Murcia… de toda la geografía. Y también republicanas, muchas. Sonaron gaitas, jotas, castañuelas...y consignas.. Si la manifestación, convocada por la Coordinadora Estatal de Pensionistas (COESPE), arrancaba del km 0 a las 11 de la mañana y una hora después aún seguían saliendo cortejos de la Puerta el Sol en dirección al Congreso de los Diputados. Fue allí donde los convocantes registraron sus reivindicaciones acompañados por la diputada de Galicia en Común, Yolanda Díaz.

"Luchamos por las pensiones de los que vienen, no sólo las nuestras", decían algunos: Yo ya tengo la pensión asegurada, lo hago por el futuro de mis hijos y para que no las privaticen”. Pero aunque algunos tengan la pensión asegurada, el 12,8 % de las personas pensionistas en España se sitúa por debajo del umbral de la pobreza. Y las mujeres, una vez más, son las más desfavorecidas. Por eso piden pensiones dignas.

“Nosotros éramos la juventud de los años 70 que luchábamos porque queríamos cambiar el mundo, queríamos acabar con la dictadura. Creíamos en la política y sentíamos nuestra lucha, creíamos en ella”, decía una mujer de las que llegaron en las columnas.

En Mundo Obrero entrevistamos a otra de esas mujeres con muchas luchas en la espalda, una activista con décadas de trabajo en los movimientos sociales, en CCOO y en el PCE, Naty Menéndez, que es además responsable del Movimiento de Pensionistas del Área Externa del Comité Central. En 2017 esta asturiana impulsó la fundación de la Coordinadora Asturiana en la Defensa del Sistema Público de Pensiones y fue su portavoz. Hoy valoramos con ella el éxito de esta movilización, la situación de los jubilados y las reivindicaciones de una movilización que continúa y que ya tiene nueva cita: el 16 de diciembre, esta vez a nivel autonómico.

MUNDO OBRERO: ¿Cómo valoras la marcha de pensionista y la manifestación de hoy en Madrid?
NATY MENÉNDEZ:
Muy positivamente, este es el resultado de meses de trabajo, y lucha en la defensa del Sistema Público de Pensiones como derecho social.

Felicitamos a la COESPE y sus plataformas que han logrado esta movilización con un respaldo social amplio, marcando un antes y un después del 16-O.

M.O.: Hace año y medio la marea pensionista llenó las calles de muchas ciudades del país, incluida Madrid, para reivindicar unas pensiones dignas. Hoy vuelven a traer sus reivindicaciones a la capital, ¿qué ha pasado en este tiempo?
N.M.:
La clase trabajadora, hoy pensionista, no vio cumplida sus reivindicaciones prometidas por el Gobierno.

La presión social facilitó la moción de censura para echar a Rajoy logrando así aprobar unos presupuestos entre el Partido Socialista y Unidas Podemos en los que se contemplaba, entre otros, la subida del IPC desde noviembre 2018 hasta diciembre 2019 y recuperación del poder adquisitivo del 2018. Pasado el efecto “moción”, comienza nuevamente las indefiniciones del Gobierno en la Moncloa, las presiones por parte de los poderes fácticos sobre la inviabilidad del Sistema Público de Pensiones, la clase trabajadora continúa en las bolsas de pobreza y las diferencias salariales y de pensiones entre trabajadores y trabajadores persisten, mientras que los desahucios por impago tanto hipotecario como de alquiler mantienen un ritmo vertiginoso en caída libre sin que ningún gobierno ni Estatal, ni Autonómico, ni Local hagan nada para evitar y dar salida a estas situaciones sociales de pobreza y precariedad.

M.O.: Los pensionistas piden Ley de Pensiones para que los gobiernos no puedan jugar con ellas. ¿Cómo sería esa Ley de Pensiones?
N.M.:
El Parlamento tiene que hacer una ley garante de unas pensiones públicas dignas presentes y futuras, estables y viables, brindadas en la Constitución como Derechos Fundamentales. También derogar las reformas laborales del 2012, y la de pensiones del 2011 y 2013

M.O.: Pedro Sánchez, en precampaña electoral, ha anunciado la subida de las pensiones. ¿Cómo se interpreta esas medidas?
N.M.:
Revalorización de las pensiones según IPC, de entrada no es ninguna subida, es congelación. Pero además la aplicación según el IPC puede ser empobrecimiento de las pensiones porque el IPC real no suele coincidir con el “cocinado”, que aplicado implica en sí un empobrecimiento de las pensiones porque pierde poder adquisitivo. Y no digamos ya cuando aplican la burla del 0,25. Esto sí supuso un empobrecimiento paulatino durante los últimos siete años. El IPC real tiene que estar basado en la cesta de la compra, al menos.

M.O.: ¿Qué interlocución hay entre el movimiento social que plantea estas reivindicaciones con los partidos políticos y qué soluciones ofrecen a las pensiones?
N.M.:
Las reivindicaciones sociales normalmente son trasladas a los partidos políticos, unos las recogen y otros no, y otros, que dicen asumirlas en campañas electorales, cuando llegan al gobierno no lo cumple.

M.O.: ¿Qué supuso el Pacto de Toledo para el sistema público de pensiones?
N.M.:
Primeramente, hay que aclarar que la presidenta/e de la Mesa Parlamentaria de la Comisión del Pacto de Toledo suele ser del mismo signo político del Gobierno de turno y que de ella depende convocarla o no. Esta Comisión del Pacto de Toledo está formada por los diferentes partidos políticos con representación parlamentaria, en el tanto por ciento que les corresponda.

El Pacto de Toledo no ha cumplido muchos de sus objetivos. Debería de haber blindado el sistema público de pensiones y sus fuentes sostenibles de financiación para garantizarlas, así como incluirlas en los Presupuestos Generales del Estado, y financiarlas de manera solidaria con la riqueza de este País.

M.O.: ¿Cómo se ha llegado aquí y cómo se puede mantener el sistema público de pensiones?
N.M.:
Estamos en crecimiento de 2.5% desde el 2013 por lo que hay 35.000 millones generados en riqueza en términos económicos de capital y trabajo. No es falta de dinero, España viene a gastar menos del 11% del producto interior bruto en pensiones mientras que Francia gasta un 13,5% e Italia 14%.

Tenemos una diferencia de menos por ingresos fiscales con la media de la UE del 6% del PIB, lo que equivale a 80.000 millones de euros menos de recaudación, debido a que no paga el que más tiene.

La evasión fiscal española lleva acumulados en paraísos fiscales la friolera de 457.000 millones de euros, y el fraude fiscal ronda 90.000 millones reconocidos por el propio gobierno. Eso por no mencionar la amnistía fiscal a las bancas, a las eléctricas, autopistas o por no hablar de la ingeniería financiera del IBEX 35 para evadir impuestos.

La corrupción y el despropósito para que no paguen los que más tienen campa a lo largo y ancho del país

Con todo esto nos encontramos que no es que no haya dinero, lo que no hay es reparto justo de la riqueza, por esta razón es necesario una reforma fiscal para que paguen más los que más tienen y las pensiones estén incluidas en los PGE.

M.O.: Detrás de la privatización de los servicios públicos está un suculento negocio para el poder económico y financiero internacional. Lo último es la aprobación en Bruselas del Producto paneuropeo de pensiones individuales. ¿Qué significa?
N.M.:
Eso significa que los grandes poderos económicos quieren dar la tajada al dinero que acumula la clase trabajadora en pensiones públicas y que pase a pensiones privadas gestionados por ello, ese es el gran botín, persiguen hacerse con el dinero del Sistema Público de Pensiones. Estos Fondos de Pensiones son los que provocaron las crisis brutales de capitales como la del 2008 por las inversiones de riesgo y la esfumación del dinero de la clase obrera.

M.O.: ¿Por qué hay que defender el Sistema Público de Pensiones?
N.M.:
Porque es un sistema basado en el reparto y la solidaridad intergeneracional, interterritorial e intrageneracional con una caja única de donde salen el pago de todas las pensiones, jubilación, fallecimiento (viudedad, orfandad), discapacidad, etc.
Las malas políticas de gestión desarrolladas son las que provocan los desajustas en el Sistema.

Es un problema de supervivencia de la clase trabajadora, tiene que defenderlo hasta la última gota porque es la única posibilidad de no terminar empobrecida hasta en su jubilación.

Publicado en el Nº 329 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2019

En esta sección

Arantxa Carcedo: "En esta movilización reivindicamos pasos significativos en cuanto a derechos sociales y mejoras salariales"Los trabajadores de Endesa exigen garantías de empleo y alternativas económicasNaty Menéndez: “Hay que blindar las pensiones en la Constitución como Derechos Fundamentales”La guerra económica ha estalladoCorreos como síntoma: la estrategia liquidadora del neoliberalismo para el mundo rural

Del autor/a

Enrique Santiago: "En el PIE apostamos por un proyecto político colectivo, conjunto, igualitario y de cohesión social para toda Europa"Naty Menéndez: “Hay que blindar las pensiones en la Constitución como Derechos Fundamentales”PSOE y Unidas Podemos firman un preacuerdo para un gobierno de coalición “rotundamente progresista”El PCE, Izquierda Unida y Podemos condenan el golpe de Estado en Bolivia y piden seguridad para Evo y la sociedad civilEnrique Santiago: "Vamos a impedir un gobierno del PSOE que siga con los recortes y que haga que la próxima crisis la paguen los trabajadores”