Europa ante el reto de frenar la ofensiva imperialista En mayo de 2020 se celebrarán unas Jornadas Antiimperialistas impulsadas por el Foro Europeo y apoyadas por el Foro de Sao Paulo, la Asamblea Internacional de los Pueblos y 44 Partidos Comunistas reunidos en Turquía.

José Luis Centella Gómez. Presidente del Partido Comunista de España 07/01/2020

Europa vive una situación cada vez más alarmante de crisis política y económica, con múltiples desafíos, que van desde la necesidad de frenar las políticas de austeridad, y las crecientes desigualdades, afrontar la crisis energética y el cambio climático, el Brexit, afrontar la crisis de los refugiados y aumento del racismo, el relanzamiento de la carrera armamentista.

En esta coyuntura, durante los meses de noviembre y diciembre se han celebrado tanto el III Foro Europeo de Fuerzas verdes, progresistas y de izquierdas, como el VI Congreso del Partido de la Izquierda Europea.

Por una parte el Foro ha avanzado hacia su consolidación como un espacio político que permite el trabajo común y la acción convergente de fuerzas políticas y sociales plurales, permitiendo el trabajo cooperativo de todos aquellos que quieren promover un nuevo futuro para Europa, en la que todo sus pueblos y naciones alcancen la justicia, el desarrollo social, la solidaridad, la paz, y la sostenibilidad medioambiental.

En el Congreso del PIE se ha planteado iniciar una etapa que de respuesta al reto de plantear una ruptura con la lógica capitalista que preside la construcción europea que se referencia en la Unión Europea, para lograr la cooperación entre los pueblos y las naciones de Europa sobre la base del respeto a la soberanía popular, el progreso social, la transición ecológica y energética, respetando los derechos cívicos, así como la defensa de una Europa de Paz.

Es importante destacar que tanto en el Foro, como en el PIE han denunciado que la configuración de la UE es un instrumento al servicio de las grandes economías capitalistas y neoliberales, diseñando una arquitectura institucional que combina la globalización financiera y el productivismo, al tiempo que restringe temerariamente sus políticas de justicia fiscal y redistribución de la riqueza.

El reto que tenemos que afrontar es construir una Europa social y ecológicamente sostenible, plenamente democrática, libre de patriarcado y comprometida en la construcción de un mundo multipolar de paz y solidaridad. Construir esta alternativa implica el desarrollo de una serie de propuestas basadas en una serie de principios, entre los que destacamos:

1. Defender el pleno empleo y el trabajo decente y utilizar la economía para mejorar las condiciones de vida de la mayoría. Para ello, entre otras cuestiones se proponen algunas soluciones como conseguir salarios mínimos garantizados que permitan vivir con dignidad a todas las europeas y europeos, avanzar en la reducción de la edad de jubilación y del tiempo de trabajo semanal, asegurar la cohesión social y territorial de los pueblos europeos a través de políticas activas que consigan la convergencia al alza en términos de salarios, empleo, protección social y servicios públicos de calidad, así como conseguir un esquema de cobertura para el desempleo de alcance europeo.

2. Plantear una propuesta de transición ecológica necesita desarrollar medidas que transformen el modelo productivo desde el punto de vista ecológico y valorizar las políticas de lucha contra el cambio climático, la protección de los animales y la biodiversidad, para lo que se plantea una nueva relación con el uso del agua, haciendo más equitativas desde el punto de vista social y medioambiental las políticas agrícolas y pesqueras.

3. Se plantea la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres como un principio fundamental de la integración europea que contribuya a terminar con la distancia que existe entre el reconocimiento del derecho, su garantía legislativa y su aplicación efectiva, promoviendo la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer, desde la aplicación de políticas de igualdad entre los géneros y la formulación de objetivos claros y vinculantes para lograr la igualdad entre los géneros en todos los niveles.

4. Se ha conseguido situar la construcción de una Europa de Paz que promueva la paz y la solidaridad entre todos los pueblos del mundo. En el Congreso del PIE se ha planteado la disolución de la OTAN, así como el rechazo de los Tratados de Libre Comercio, en primer lugar contra el CETA (Acuerdo Comercial Canada-Europa) el TTIPE y el Acuerdo con Mercosur, situando en primer plano la cooperación internacional con el Foro de Sao Paulo, así como con la Fuerzas Políticas de la Izquierda de Asia, África y América del Norte.

Desde estas premisas se ha planteado la construcción de una nueva integración europea, en la que participen realmente todos los Estados de Europa, desde Rusia al Atlántico, una integración que asuma la inalienabilidad de los derechos civiles, políticos y sociales fundamentales de sus habitantes, que sea abierta y solidaria, al servicio del desarrollo de un mundo multipolar que ponga fin a la " Europa Fortaleza" y garantice su comercio de forma respetuosa con los derechos humanos.

En el Foro Europeo se realizó un llamamiento a todos los pueblos europeos a movilizarse contra las políticas agresivas que promueve el gobierno de Donald Trump, de manera especial se plantea implicarse en las Jornadas Antiimperialistas que se están convocando para la ultima semana de mayo de 2020 y que en estos momentos apoyan el Foro de Sao Paulo, la Asamblea Internacional de los Pueblos y 44 Partidos Comunistas reunidos en Turquía.

Han sido meses intensos, ahora nos corresponde a cada fuerza política, social o sindical trasladarlas a su campo de acción para conseguir que 2020 sea un año de movilización y luchas populares en el que se exprese la voluntad de millones de europeos de luchar por una sociedad mejor. De esta manera, tanto el Partido Comunista de España como Izquierda Unida, que hemos tenido un papel activo en ambos encuentros, debe situar entre sus prioridades el trabajo para construir el año próximo una gran movilización contra la que se estrelle la ofensiva que el imperialismo desarrolla en todo el planeta.

Publicado en el Nº 331 de la edición impresa de Mundo Obrero dic 2019 - ene 2020

En esta sección

Pierre Laurent: “La cólera social y política contra el gobierno está llevando a la convergencia de lucha en Francia”Europa ante el reto de frenar la ofensiva imperialistaMario Amorós: “Hoy Pinochet y Franco se pudren en el estercolero de la Historia”Jaque al modelo neoliberal en ChileHeinz Bierbaum (Die Linke, Alemania), nuevo presidente del Partido de la Izquierda Europea

Del autor/a

Europa ante el reto de frenar la ofensiva imperialistaAprobada en referéndum una nueva Constitución en CubaEl Gallego Fernández, un héroe de los nuestrosIdeas para el mensaje que debe marcar las próximas elecciones europeas pensando en el día despuésPartidos políticos, sindicatos y movimientos sociales europeos se dan cita en Bilbao para hablar del proyecto de una Nueva Europa