Manifiesto por la Justicia Digital La Just Net Coalition (JNC) es una red global de actores de la sociedad civil comprometidos en la defensa de “una internet abierta, gratuita, justa y equitativa”.

José Manuel Martín Medem 05/02/2020

La Just Net Coalition (JNC) reclama “regímenes legales que protejan los derechos y la potestad de las personas sobre sus datos, tanto individual como colectivamente”. La JNC (info@justnetcoalition.org) es una red global de actores de la sociedad civil comprometidos en la defensa de “una internet abierta, gratuita, justa y equitativa”. En su Manifiesto por la Justicia Digital denuncia que “con la creciente digitalización de nuestras sociedades, el acopio y procesamiento de los datos constituye un recurso económico clave del que se están apropiando las corporaciones globales”. Al mismo tiempo, David Kaye, Relator Especial de la ONU para la Libertad de Expresión, pide una “jurisdicción universal para controlar la industria del espionaje” a la que considera “la cara oscura de la era digital”. El manifiesto de la JNC se basa en los siguientes principios para la autodeterminación digital:

- Todas las personas deben tener potestad sobre sus datos, individual y colectivamente. Los marcos políticos, constitucionales y jurídicos, tanto a nivel nacional como internacional, deben reconocer y aplicar este principio básico de la pertenencia de los datos y de la inteligencia.

- Se necesitan instituciones innovadoras y robustas para proteger y regular el intercambio de datos e inteligencia.

- Hay que rescatar el carácter local, con control comunitario, de las actividades digitales que ahora son en gran medida operaciones remotas controladas a distancia por unas pocas empresas mundiales.

- Las infraestructuras digitales clave deben ser gobernadas como servicios públicos. Hay que desarticular los monopolios digitales globales para configurar un nuevo modelo digital de lo local a lo global que garantice la autodeterminación democrática.

Coincidiendo con el manifiesto de la JNC, el Relator Especial de la ONU para la Libertad de Expresión ha denunciado en The Guardian que “la industria del espionaje digital está ayudando a los gobiernos a violar los derechos humanos”. David Kaye advierte que “una de las realidades más siniestras de la era digital es que las empresas de la vigilancia están facilitando el acceso de los gobiernos a las herramientas para controlar y silenciar a cualquier ciudadano, asfixiando el debate, la crítica y el periodismo”. El relator explica que “gobiernos y empresas utilizan programas con capacidad para espiar los teléfonos inteligentes, los ordenadores portátiles y otros dispositivos similares de las personas a las que quieren neutralizar porque juegan un papel importante en la democracia como facilitadores del derecho de la ciudadanía a estar bien informada”. Y pide “una jurisdicción universal sobre la tecnología de la vigilancia para impedir la violación de los derechos fundamentales”.

Publicado en el Nº 331 de la edición impresa de Mundo Obrero dic 2019 - ene 2020

En esta sección

Construir un polo capaz de bascular la reconstrucción hacia los intereses de la mayoría trabajadoraLa CEOE pide más ayudas pero rechaza la justicia fiscal en la recuperación económicaLa CEOE firma el pacto por el empleo y pide más ayudas al gobierno pero rechaza la justicia fiscal para la recuperación económicaUnidas Podemos pide la aclaración de la muerte del líder sahauri Bassiri desaparecido en manos de funcionarios españoles hace 50 añosEspaña debe salirse del Tratado sobre la Carta de la Energía

Del autor/a

La CEOE pide más ayudas pero rechaza la justicia fiscal en la recuperación económicaRatas de dos patas en el ejército de ColombiaLa pandemia devora a América LatinaLa denuncia en portada de El EspectadorLa CIA y los GAL: confirmación y cinismo