Intervención del Secretario General del PCEMarcos fue el "hombre nuevo", el comunista íntegro y ético

Enrique Santiago Romero. Secretario General del PCE 21/02/2020

Gracias a la Asociación Marcos Ana, al Partido Comunista de España y a las Comisiones Obreras, por organizar este acto de recuerdo a Marcos Ana.

Amigas, compañeros, camarada, hoy venimos a celebrar. Querido Marcos, Feliz 100 cumpleaños, eres muy afortunado por esta maravillosa fiesta que te han organizado todos tus amigos, camaradas del PCE, compañeras y compañeros de Unidas Podemos, de Comisiones Obreras, de la Unión General de Trabajadores, de la Juventud Comunista, las organizaciones con la que tuviste relación a lo largo de tu vida militante.

Hemos venido a celebrar tu vida, tus enseñanzas y tu ejemplo.

Camarada Marcos no tengo que defenderte de falaces acusaciones. Todas las personas que me han precedido lo han hecho. Están aquí tus poesías y quienes las cantan, tus libros y quienes los leyeron y protagonizan. Eres ya inmortal.

Todas las personas presas del mundo, las que fueron y las que lo son, los encarcelados y privados de libertad por defenderla, están hoy aquí.

De España, como Víctor Díaz Cardiel aquí presente, los palestinos encarcelados por Israel, los saharauis encarcelados por Marruecos, los chilenos que en estos meses han llenado lúgubres mazmorras, presos políticos colombianos…

A todos cuidaste y atendiste, les diste voz cuando tú la recuperaste. Y lo hiciste hasta el final de tus días en esta vida. Tengo aquí la carta enviada en el año 2014 a los presos políticos colombianos, apenas dos años después más de 3.500 de ellos recuperaron la libertad por una amnistía. Y en 2015, un año antes de su fallecimiento, escribió esta carta al preso político colombiano Simón Trinidad, encerrado en una galería subterránea en los EEUU y condenado a 60 años de cárcel.

“La prisión fue una escuela de humanidad, solidaridad y compañerismo”, nos dijiste sin rencor alguno, tú que fuiste el preso político que cumplió la mayor condena en las cárceles de la dictadura.

¡Qué bella ironía que el decano de los presos españoles antifranquistas sea hoy el gran símbolo universal de la libertad!

Con Marcos Ana resolvimos el largo debate de la dialéctica sobre si cabía o no hablar del “hombre nuevo”. Sí que existió. Marcos fue el “hombre nuevo”, el comunista íntegro y ético: “Mil veces nacería y mil veces volvería a ser comunista”, nos dijo Marcos, el más digno hijo del Partido Comunista de España, de quien tan orgullosa estaba nuestra madre Dolores Ibárruri.

¡Qué ejemplo frente a la ideología de la muerte y del odio que hoy vuelve a sembrar zozobra extendida por una derecha radicalizada y una extrema derecha descontrolada, en pocas palabras, por el fascismo!

“La venganza no es ningún ideal político ni revolucionario”, decía Marcos sin una gota de odio a quienes lo encerraron y condenaron dos veces a muerte.

Consagró su vida a la democracia, a la clase trabajadora, a la Paz, la Solidaridad, y el Socialismo.

“Mi pecado es terrible, quise llenar de estrellas el corazón del hombre”. Nunca olvidó, pero si perdonó porque nunca fue capaz de odiar ni siquiera a sus carceleros. Como atestigua nuestro camarada Diego Navarro, a quien el PCE debe inmenso agradecimiento por haber dedicado años a cuidar y acompañar a nuestro querido Marcos Ana hasta su fallecimiento. Siempre fue joven, y cuando alguien le preguntaba su edad Marcos siempre restaba los 23 años que pasó encarcelado. Hoy cumpliría solo 77 años.

Necesitamos Verdad, Justicia, Reparación y garantías de no repetición. Es un clamor popular y se lo debemos a Marcos y a tantas mujeres y hombres que pagaron con su vida, su bienestar y su libertad la lucha contra el franquismo y por la democracia.

No nos van a dar lecciones de democracia ni constitucionalismo los herederos de los golpistas que encarcelaron y condenaron a muerte a Marcos para después implantar una dictadura de 40 años. La Constitución Española, sin duda hoy vaciada de innumerables derechos sociales, económicos y políticos que introdujeron las luchas populares y los comunistas durante la transición, tiene unos padres y madres que no son precisamente quienes nos han contado. Sus padres son gentes como Marcos Ana, Víctor Díaz Cardiel, Juana Doña, Lucio Lobato, que fue el luchador antifranquista más años encarcelado aunque en distintas ocasiones y por diversas condenas.

Marcos, como cabal comunista, fue defensor del Frente Popular igual que al final de sus días siguió defendiendo e impulsando la unidad popular, hoy representada por Unidas Podemos.

Gracias por tu vida, por tu ejemplo, por tus luchas. Marcos, celebraremos tu cumpleaños de aquí a la eternidad. Eres un afortunado por esta impresionante fiesta. Gracias por tu vida.

Viva la libertad, viva el socialismo.

Salud y república.

Publicado en el Nº 332 de la edición impresa de Mundo Obrero febrero 2020

En esta sección

Falleció nuestro ex secretario general Paco Frutos quien nos enseño a ser comunistas con sencillezCancelada por la pandemia la Fiesta del PCEMovilización popular y frente institucional para un debate sobre la reconstrucción económica y social que no ha hecho más que empezarDesolaciónVa por Susana

Del autor/a

Organización popular y lucha ideológica para la reconstrucción del paísJulio Anguita, un comunistaEl mundo del trabajo, el movimiento obrero y los retos del nuevo GobiernoEl movimiento obrero y los retos del nuevo gobiernoMarcos fue el "hombre nuevo", el comunista íntegro y ético