Con América

La CIA y el BND alemán tuvieran acceso a todas las comunicaciones que se suponían secretasEstados Unidos manejaba la Operación Cóndor Facilitaron la tecnología para la red de comunicaciones de las dictaduras latinoamericanas y eran participes de la represión monitoreando las acciones de secuestro, tortura o asesinato.

José Manuel Martín Medem 05/03/2020


La CIA tuvo acceso durante cincuenta años a las comunicaciones de los servicios secretos de 120 países que compraron las máquinas de encriptación trucadas de la compañía suiza Crypto AG. Se ha sabido ahora gracias a una investigación conjunta del Washington Post y de las cadenas de televisión ZDF (alemana) y SRF (suiza). A partir de esa información, el Archivo de Seguridad Nacional, de la Universidad George Washington, ha descubierto que los mismos dispositivos fueron facilitados por la CIA a las dictaduras militares de América Latina para la red de coordinación de la Operación Cóndor: un sistema de persecución organizado clandestinamente por las dictaduras militares de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay para secuestrar, torturar y asesinar a los exiliados en cualquier país donde se refugiaran.

Entre 1950 y el 2000, las agencias de espionaje de Estados Unidos y de Alemania, la CIA y el BND, fueron las propietarias en secreto de la empresa Crypto AG que, amparada por la falsa neutralidad de Suiza, consiguió clientes en todo el mundo para sus máquinas de encriptación. Irán, la ONU, países de la OTAN, como Italia y España, e incluso el Vaticano utilizaron esos dispositivos de supuesta seguridad sin saber que estaban trucados para que la CIA y el BND tuvieran acceso a todas las comunicaciones que se suponían secretas. Estados Unidos y Alemania compartieron la información con los gobiernos de Suiza, Israel, Gran Bretaña y Suecia. Rusia y China no usaron esas máquinas porque nunca confiaron en la compañía suiza.

La CIA facilitó a las dictaduras militares latinoamericanas, a través de Brasil, la tecnología de Crypto AG que fue utilizada para la red de comunicaciones de la Operación Cóndor, denominada CONDORTEL, dando acceso a Estados Unidos para monitorear las intervenciones de los comandos clandestinos que secuestraron, torturaron y asesinaron a los exiliados en toda América Latina y también en Europa y Estados Unidos. Saber lo que preparaban era una forma de participar en lo que hacían.

En esta sección

El autoritario gobierno de El Salvador contra el FMLNEl PCE denuncia las detenciones arbitrarias de ex funcionarios gubernamentales del FMLNDesmontando la campaña que trata de enfrentar al pueblo cubano con su revoluciónLos sucesos del 11 de julio fueron gestados, organizados y financiados desde EE.UU.En relación con las detenciones realizadas a partir de los disturbios ocurridos en Cuba el pasado 11 de julio

Del autor/a

Referéndum en Uruguay contra el gobierno neoliberalPresidenta Mapuche¿Nuevo ciclo electoral de la izquierda en América Latina?Los pobres que no se ven pero te miranEsclavas del Opus