Felipe VI complica aún más la crisis del coronavirus con su insólito intento de desvincularse del virus de la CoronaEl virus de la Corona Queda en evidencia la escasa coherencia democrática de la reciente decisión del PSOE, PP y VOX de impedir la investigación parlamentaria que pidió Unidas Podemos.

José Manuel Martín Medem 16/03/2020

El rey Felipe VI, en lugar de dirigirse al país para manifestar su solidaridad con los enfermos y las familias de los muertos, complica aún más la crisis del coronavirus con su insólito intento de desvincularse del virus de la Corona. A Juan Carlos I ya no lo defiende ni su hijo que admite la posibilidad de su implicación en activos, inversiones o estructuras financieras que “en su actividad institucional y privada puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que deben informar la actividad de la Corona”. Somos el único país en el que el Jefe del Estado, en lugar de colaborar en la superación de la crisis del coronavirus, añade a la incertidumbre general su preocupación personal por el desprestigio institucional como consecuencia del contagio del virus de la Corona. Si renuncia a la herencia de Juan Carlos I, por algo será. Si le retira a su padre la asignación de los presupuestos de la Casa del Rey, por algo será. Queda en evidencia la escasa coherencia democrática de la reciente decisión del PSOE, PP y VOX de impedir la investigación parlamentaria que pidió Unidas Podemos.

En esta sección

La democracia no será completa mientras no podamos elegir al Jefe del EstadoEl PCE considera que enjuiciar a Juan Carlos de Borbón es un deber ético y jurídicoLa (Re)construcción de un país para la juventud trabajadoraConstruir un modelo político, económico y social para una vida dignaEn el camino de la reconstrucción

Del autor/a

TVE ha decidido que la inmensa mayoría de los españoles son monárquicosPrisión preventiva para el ex presidente Uribe por su presunta complicidad con los paramilitaresBolsonaro juega a la guerraCristiani no impidió la matanza de los jesuitasLas patatas fritas de PepsiCo son cancerígenas