Mundo multipolar

El Parlamento de Marruecos decide la anexión de aguas territoriales españolas y saharauis Corresponderá al gobierno PSOE-Unidas Podemos responder teniendo en cuenta nuestros intereses nacionales, pero también los del pueblo saharaui y el Frente Polisario.

Willy Meyer 01/04/2020

En una nueva decisión, claramente provocadora, de la Cámara de Representantes (Parlamento) de Marruecos, el Reino Alauí decidió ampliar unilateralmente, el pasado 22 de enero, sus aguas territoriales, colisionando con las españolas y arrogándose la titularidad sobre las aguas del Sahara Occidental, cuyo territorio lo mantiene ocupado ilegalmente desde 1975.

Esta doble decisión, choca con la ampliación de la zona exclusiva de Canarias y con el mar del Sáhara Occidental, cuyo Territorio no Autónomo [1], está pendiente de un proceso de descolonización bajo la tutela de las Naciones Unidas y, teórica y legalmente, bajo la responsabilidad de España, al ser el país responsable de administrar el último proceso pendiente de descolonización africano.

No es la primera vez que la Administración Alauí legisla sobre su ampliación de las aguas jurisdiccionales. En 2017 aprobó dos iniciativas legislativas para, por una parte anexionarse las aguas del Sahara Occidental y por otra, delimitar su frontera marítima con Canarias.

La permanente ocupación ilegal del Sáhara Occidental, los continuos hechos consumados contrarios a la legislación internacional, se unen ahora a la voluntad marroquí de anexionarse parte de la ampliación de la zona exclusiva de Canarias. Desoye una vez más las diferentes sentencias de tribunales internacionales, la última la emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea de febrero de 2018, que dictaminaba que “el territorio del Sahara Occidental no forma parte del territorio de Marruecos” y que “la zona de pesca marroquí no incluye las aguas adyacentes al territorio del Sáhara Occidental.” Además, el intento de adentrarse unilateralmente en la zona exclusiva de Canarias, lo pretende a sabiendas que la delimitación de espacios marítimos depende, conforme al Derecho Internacional, a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas a quien corresponde, en última instancia resolver sobre posibles conflictos de delimitación.

¿Por qué ahora, y con qué interés, pretenden reiterar la anexión del Sáhara Occidental y adentrarse en la jurisdicción de aguas bajo Administración española?

Sin duda alguna, la Administración Marroquí envió un mensaje al nuevo gobierno de España, apenas constituido, para dejar clara su voluntad de seguir actuando con hechos consumados sobre el territorio del Sáhara Occidental y, de paso, reafirmar su idea de consolidar su explotación de recursos en la ampliación solicitada por España de la plataforma Continental de Canarias de 350 millas.

En este caso, está en juego la explotación del monte submarino Tropic, a 500 kilómetros al suroeste de la isla de El Hierro, un antiguo volcán que a tenor del Instituto Geológico Minero de España y del Centro Oceanográfico del Reino Unido, esconde el mayor yacimiento de telurio registrado hasta ahora (2.670 toneladas) y otros minerales estratégicos como el cobalto. El telurio es un semimetal fundamental para la industria tecnológica como los paneles solares o conductores para la telefonía móvil. Según las estimaciones de ambos centros de investigación publicadas en la revista científica Science en 2016, con el cobalto de Tropic se podrían construir 277 millones de coches eléctricos y con el telurio se podrían fabricas paneles solares suficientes para cubrir la mitad del consumo eléctrico del Reino Unido.

Corresponderá al gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos devolver el mensaje doblemente envenenado lanzado por el legislativo marroquí, teniendo en cuenta nuestros intereses nacionales, pero también los intereses del pueblo saharaui y el de su legítimo y reconocido representante, el Frente Polisario. En su último Congreso, celebrado en diciembre pasado, su secretario general y Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática Brahim Ghali, advirtió que los saharauis no aceptarán “más dilación y aplazamientos ni que se intente legitimar la ocupación de su territorio” y que están dispuestos a hacer uso “de todos los medios a su alcance” para lograr su independencia y ante el fracaso de la ONU “no le queda otra disyuntiva que la de replantear su compromiso con el proceso de paz en su conjunto”, es decir la posibilidad de poner fin a la vía diplomática para conseguir su derecho a la autodeterminación.

Retomar la responsabilidad de España con el pueblo saharaui es una tarea ineludible del gobierno de coalición presidido por Pedro Sánchez quién, conforme al derecho internacional le corresponde administrar, y por tanto garantizar su proceso de descolonización.

Poner fin a las continuas violaciones al derecho internacional cometidas por la Administración Alauí no va a ser fácil, pero cualquier señal emitida por el gobierno español que pudiera entenderse en la línea de continuación de las anteriores administraciones, de aceptar como un acto consumado la anexión por parte de Marruecos del Sáhara Occidental, precipitaría, sin lugar a dudas, un desconcierto en parte de la base social que apoya al gobierno de coalición y también, y no menos importante, posibles consecuencias, que pondrían en peligro la vía diplomática y pacífica para resolver la descolonización del Sáhara Occidental.

Corresponde por tanto al gobierno español poner el mismo empeño en defender ante las Naciones Unidas nuestra soberanía nacional como la soberanía del pueblo saharaui sobre su territorio no autónomo pendiente de descolonización.

-----

Nota:
1. Territorio dependiente que, por mandato de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), debe ser objeto de un proceso de descolonización.

Publicado en el Nº 333 de la edición impresa de Mundo Obrero marzo 2020

En esta sección

China en el nuevo escenario mundial. De la lucha contra el Covid al 5G por la nueva ruta de la sedaEl MAS gana en la primera vuelta las elecciones presidenciales en Bolivia¿Victoria del MAS en la primera vuelta de las elecciones en Bolivia?Cienfuegos: corrupción y captura del EstadoBolivia: el retorno de las luchas diversas

Del autor/a

La desregulación, el libre mercado y el COVD-19: construir una alternativa internacionalEl Parlamento de Marruecos decide la anexión de aguas territoriales españolas y saharauisLa excepcionalidad de un hombre normalEn el aniversario de la Internacional Comunista, nuevos retos de los Partidos Comunistas y Obreros del mundoEl rearme convencional y nuclear sin respuesta social