Una iniciativa en el Congreso de Unidas Podemos y el PSOERevocar las condecoraciones a los represores franquistas Retirar las condecoraciones y medallas policiales a ex funcionarios y autoridades franquistas, es un paso más hacia la consecución de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición.

Juan Moreno Redondo. Jurista Grupo Parlamentario Unidas Podemos 19/05/2020

Unidas Podemos y el PSOE han registrado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley para revocar las condecoraciones otorgadas a Billy el Niño y otros funcionarios y autoridades de la dictadura franquista que hubiesen realizado actos incompatibles con los valores democráticos y los derechos humanos, siendo esta una de las iniciativas que en los próximos meses van a impulsar sendos grupos parlamentarios para acabar con la ignomia que supone que ex policías franquistas sigan ostentando condecoraciones otorgadas por el Estado.

Retirar las condecoraciones y medallas policiales otorgadas a ex funcionarios y autoridades franquistas, muchas de ellas gratificadas económicamente, es un paso más hacia la consecución de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición en relación con las víctimas de graves violaciones de derechos humanos, luchadoras contra la dictadura y por la recuperación de la democracia, perseguidas por sus ideas políticas contrarias al régimen. Es más, a estos ciudadanos y ciudadanas anónimas les debemos el reconocimiento público y colectivo de ser precursores de derechos y libertades que disfrutamos a día de hoy y que vuelven a estar en entredicho por el auge de movimientos de corte fascista. También les debemos el legado de las demandas, a través de organizaciones y sindicatos clandestinos, de una mayor justicia social y libertades públicas, todavía vigentes, y por ello sus represores no pueden seguir ostentando condecoraciones o reconocimientos, menos aún cuando hace ya décadas que España ingresó en el sistema de protección de violaciones de los derechos humanos, por lo que resulta evidente que deben retirarse de forma inmediata, poniendo fin de una vez a esta injusta e indigna situación.

La proposición no de ley registrada en el Congreso remarca que el conocido como Billy el Niño, cuyo nombre real era Antonio González Pacheco, fue un inspector de policía acusado de torturas de la denominada Brigada Político Social, fallecido sin que inexplicablemente se le hubiesen retirado las medallas, las condecoraciones y las gratificaciones que percibía por su labor policial. González Pacheco era conocido por ejercer una brutal violencia en las propias dependencias de la Dirección General de Seguridad situada en la Puerta del Sol de Madrid. La PNL llega tarde, resulta palmario, pero resultaba necesario democráticamente que el Congreso se pronuncie expresamente y repudie a los torturadores de los verdaderos defensores de la libertad y los derechos sociales.

Cancelar los títulos nobiliarios

La de Billy el Niño no es la única medalla a policías franquistas sufragada con dinero público. Según los últimos datos oficiales, todavía se están pagando alrededor de 115 medallas policiales concedidas antes de 1979 a agentes de policía de la dictadura franquista. Por todo ello, la PNL propone que el Congreso inste al Gobierno a revocar de forma efectiva las condecoraciones y recompensas concedidas por el Estado a funcionarios y autoridades de la dictadura franquista que hubiesen realizado actos u observado conductas manifiestamente incompatibles con los valores democráticos y los Derechos Humanos, incluso a título póstumo, y en particular las condecoraciones de Billy el Niño.

Asimismo, en la proposición no de ley se plantea que se consideren contrarios a la memoria democrática del Estado los reconocimientos o condecoraciones por el desempeño de su cargo a funcionarios y autoridades de la dictadura franquista que, antes o después de la concesión, hayan formado parte del aparato de represión de la dictadura franquista.

Y, por último, cabe reseñar que en la proposición no de ley se propone adoptar las iniciativas normativas precisas para revisar e invalidar todas las distinciones, nombramientos, títulos honoríficos y demás formas de realzar a personas y entidades que supongan exaltación o enaltecimiento del golpe militar de 1936, la Guerra Civil y el franquismo, así como la elaboración de un catálogo de títulos nobiliarios concedidos entre 1948 y 1978, que representen la exaltación de la Guerra Civil y dictadura, para su supresión, por lo que títulos nobiliarios como los ostentado por las familias Franco y Arias Navarro podrán ser retirados.

Ahora toca dar un último impulso a una serie de cambios legales para poder hacer efectiva la retirada de las condecoraciones y los títulos nobiliarios concedidos en su día a represores y franquistas.

En esta sección

El gobierno de Madrid restringe la movilidad en 37 zonas de saludHay que garantizar que la cobertura del Ingreso Mínimo Vital sea una realidadPrimer paso del Supremo en la reapertura de la querella del PCE e IU para investigar al borbón Juan CarlosAcusado el PP de organizar operaciones policiales ilegales para eliminar pruebas de su corrupción durante el gobierno de Mariano RajoyHay que conseguir unos Presupuestos Generales del Estado para aplicar el programa del gobierno de coalición

Del autor/a

Ley de secretos oficiales: Comienzo del fin de los secretos perpetuosEl PCE considera que enjuiciar a Juan Carlos de Borbón es un deber ético y jurídicoRevocar las condecoraciones a los represores franquistasUna sentencia injusta, reaccionaria y construida contra los movimientos socialesIU trabaja en la acusación popular contra la corrupción organizada del PP