El 10 de mayo se cumplieron 45 años de su asesinatoRoque Dalton: la muerte de la utopía

Pedro Javier López Soler 25/05/2020

La biografía de Roque Dalton está marcada por sus dos grandes pasiones: la poesía y la revolución. Considerado como un referente de la literatura latinoamericana, su compromiso político le costaría la vida el 10 de mayo de 1975.

Nació el 14 de mayo de 1935 en la capital de la República de El Salvador en el seno de una familia acomodada, lo que le permitió estudiar en los mejores centros de enseñanza del país y cursar Derecho en la Universidad Católica de Chile. Fue allí donde entró en contacto con el marxismo, siendo desde muy joven militante en organizaciones revolucionarias.

Fundó el Círculo Literario Universitario, que promocionaría las obras de jóvenes escritores que como él formaban parte de la llamada generación comprometida, de ruptura en la forma de escribir y pensar la literatura y el compromiso intelectual. Su calidad artística se vio reconocida en 1956, 1958 y 1959 cuando le fue otorgado el Premio Centroamericano de Poesía, uno de los reconocimientos de mayor prestigio en el ámbito literario latinoamericano.

Siendo un prometedor poeta, Roque Dalton participó en el Festival Mundial de la Juventud que se celebró en 1957 en la URSS. Allí entró en contacto con intelectuales y políticos influyentes como el revolucionario nicaragüense Carlos Fonseca, el poeta guatemalteco Miguel Ángel Asturias o el argentino Juan Gelman. Este viaje marcó su vida, tomando a su regreso la determinación de afiliarse al Partido Comunista Salvadoreño.

Roque Dalton desplegó una intensa actividad política en El Salvador, que le costaría la cárcel en varias ocasiones, el exilio y, en último término, la propia vida. Regresó de forma clandestina a su país a finales de 1973, integrándose en el Ejército Revolucionario del Pueblo, una organización político-militar sumida en fuertes luchas internas por su estrategia y liderazgo. Murió poco después en extrañas circunstancias que aún no han podido esclarecerse completamente. Acusado falsamente de desviaciones ideológicas por uno de los sectores en disputa, de ser agente de la inteligencia cubana y de trabajar simultáneamente para la CIA, Dalton fue sentenciado a morir. Él, que había burlado en dos ocasiones la pena de muerte impuesta por el gobierno capitalista contra el que luchaba, sería, sin embargo, fusilado por sus propios compañeros guerrilleros. De poco sirvió su indiscutible trayectoria militante al servicio de la causa revolucionaria y lo absurdo de las acusaciones que se le imputaron. Su asesinato refleja con crudeza el drama de las luchas intestinas en el seno de la izquierda.

Recurso de amparo ante la Corte Suprema

Han pasado 45 años de su muerte pero el crimen sigue sacudiendo a la sociedad salvadoreña. En junio de 2019, el presidente Nayib Bukele destituyó a Jorge Alberto Meléndez, ex comandante del ERP, como director de Protección Civil por su vinculación con el asesinato de Dalton, cuyo cuerpo continúa aún en paradero desconocido. La lucha contra la impunidad por la muerte de su padre, ha llevado a Juan José Dalton a presentar un amparo ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para llevar a juicio a los asesinos del poeta, durante décadas protegidos por la Ley de Amnistía, resultado de las negociaciones de paz entre la guerrilla del FMLN y la oligarquía representada en ARENA. Es la última esperanza de una familia que desea que se haga justicia.

Para la memoria colectiva del pueblo salvadoreño quedan los versos inmortales de Roque Dalton y su rebeldía contra una sociedad cimentada sobre la base de la discriminación. Él, que pudo vivir cómodamente y gozar de su fama como poeta, eligió por el contrario el incierto camino de la lucha revolucionaria. Y es que esos son los grandes revolucionarios, aquellos que lo sacrifican todo por una utopía de justicia e igualdad.

En esta sección

Roque Dalton: la muerte de la utopíaEl ideario de Sandino sigue vigente en la Nicaragua de hoyEl Manifiesto del Partido Comunista BritánicoLa Cracovia del coronel Alexéi BotiánJusticia

Del autor/a

El adiós del Comandante CeroEl Salvador pone fin a la cuarentena domiciliar con fuertes tensiones entre los poderes del Estado¿Necesita EEUU una intervención militar para recuperar su democracia?Costa Rica aprueba el matrimonio igualitarioRoque Dalton: la muerte de la utopía