La CIA le encargó el asesinato de Fidel CastroVeciana, un cazador frustrado Veciana incluso ha sido mencionado en las investigaciones por el asesinato de Kennedy y se ha llegado a comentar que el equipo entrenado para la cacería de Fidel Castro fue finalmente usado para castigar al presidente.

Luis Adrián Betancourt. (*) 21/06/2020

Ha muerto en Miami Antonio Veciana a los 91 años. Consagró gran parte de su vida a planear atentados contra Fidel Castro.

Bajo los auspicios de la CIA, protagonizó una obsesiva y fracasada cacería.

En 2010 la editorial AKAL publicó mi libro “Fidel en la mira, testimonio de un acoso”, en el que le dediqué su merecido espacio.

Veciana, de origen catalán, fue contador público y empleado del Banco Financiero Internacional, propiedad del magnate azucarero Julio Lobo con quien mantuvo excelentes relaciones.

Durante el régimen del tirano Batista, Veciana colaboró con opositores que posteriormente ocuparon posiciones importantes dentro del Gobierno Revolucionario después de enero de 1959.

Veciana esperaba una recompensa por sus antecedentes pero la radicalización del proceso provocó que sus amigos influyentes perdieran sus posiciones y el ambiente alrededor de Veciana cambió de manera drástica. Entonces hizo lo que mejor sabía hacer: conspirar.

Uno de sus amigos desplazados, Rufo López Fresquet, ex ministro de Economía, lo conectó con David Phillips, un agente de la CIA con fachada legal que estaba al frente de una oficina de relaciones públicas, David Phillips Associated, en La Habana.

Veciana empezó a trabajar para Phillips y en octubre de 1960 se incorporó al recién creado Movimiento Revolucionario del Pueblo, MRP, diseñado para organizar la retaguardia en la frustrada invasión de Bahía de Cochinos. Veciana ocupó la jefatura militar del MRP. Su seudónimo era Víctor.

En ese ambiente se planeó la operación “Liborio”, también denominada “Cuba en Llamas”, en la que se debían cometer numerosas acciones terroristas y crear un ambiente propicio para que Fidel Castro convocara un acto de masas en la terraza norte del Palacio Presidencial, situándose así en la mira de los tiradores del MRP, alojados en un apartamento alquilado muy cerca del lugar.

El 3 de enero de 1961, los Estados Unidos suspendieron sus relaciones diplomáticas con Cuba y, a partir de entonces, la CIA perdió su estación en La Habana y operó contra Cuba a través de un centro en Miami, conocido como JMWAVE. El operativo de asesinato encargado a Veciana no era el único pero sí el más peligroso. Debían disparar con bazucas y fusiles automáticos y lanzar granadas contra la terraza norte del Palacio Presidencial. El blanco de ese ataque era el Gobierno Revolucionario en pleno, agrupado alrededor de Fidel Castro que estaría hablándole a la multitud congregada alrededor del Palacio. La retirada de los ejecutores estaría cubierta por personal bien armado y vistiendo uniformes verde olivo. Pero los complotados no confiaban en sus posibilidades y temían que la reacción popular resultara incontenible.

Finalmente el plan fue descubierto y Antonio Veciana se olvidó de sus cómplices y huyó a Estados Unidos.

Volvió a ser elegido para atentar contra Fidel.

Antonio Veciana y Andrés Nazario Sargén, ambos fundadores de la organización terrorista Alpha 66, planearon asesinar a Fidel durante su asistencia al XXXIV periodo de sesiones de la ONU pero fueron neutralizados por el FBI.

En 1978, abrumado por el efecto de las escandalosas revelaciones que mostraban a la CIA como una entidad terrorista, el presidente James Carter firmó una orden ejecutiva que prohibía a la agencia cometer asesinatos políticos.

Veciana incluso ha sido mencionado en las investigaciones por el asesinato de Kennedy y se ha llegado a comentar que el equipo entrenado para la cacería de Fidel Castro fue finalmente usado para castigar al presidente por su indecisión en el apoyo a la invasión de Bahía de Cochinos.

(*) Luis Adrián Betancourt, periodista, escritor e historiador, es uno de los mejores y más leídos autores de la novela policiaca cubana.

En esta sección

Unidas Podemos reclama a Israel en el Congreso junto a otras formaciones que suspenda los planes de anexión de territorios ocupados por ser un “revés a la viabilidad del Estado palestino”53 naciones acogen con beneplácito la Ley para salvaguardar la seguridad nacional en Hong KongLa potencia ocupante da dos pasos adelante y uno atrásEl PCE exige el inmediato levantamiento de las sanciones contra Venezuela impuestas por Estados Unidos y la Unión EuropeaSi en Cuba seguimos haciendo lo mismo, no vamos a avanzar (4)

Del autor/a

La tormenta del Sahara sobre La HabanaVeciana, un cazador frustradoA los cien días de La Habana enfermaCuba en cuarentena (y 2)Cuba en cuarentena (1)