Eusebio Leal ha muerto. Qué pérdida para los cubanos en este momento tan crítico. Mala noticia para La Habana

Luis Adrián Betancourt. (*) / La Habana 01/08/2020

¡Qué mala noticia! Eusebio Leal ha muerto. Qué pérdida para los cubanos en este momento tan crítico.

No tendrá olvido su vocación de servir. No será posible hablar de La Habana, la Ciudad Maravilla, la de los 500 cumpleaños, sin mencionar a su incansable restaurador. Así de absoluto ha sido su protagonismo abarcador. Historiador que hizo historia, que puso a hablar a las piedras.

Su prédica envolvente y cautivadora será necesariamente trascendente. Amo de la palabra, con la que convenció a los más incrédulos, supo sin embargo hacer más que decir. Sus méritos se hicieron incontables, su condición humana se impuso por encima de todas las dificultades y aún la muerte no podrá detener esa voluntad de conseguir la resurrección de La Habana, removiendo piedra por piedra, como hiciera él, mientras andaba la ciudad como si llevara la Oficina del Historiador a cuestas.

Conocí a Eusebio Leal cuando éramos muy jóvenes, una de esas noches de la Crisis de Octubre. Varios marinos dormíamos en el sollado de una unidad de las Fuerzas Navales de Occidente y nos despertaron porque teníamos visita. Estábamos cansados, con sueño, habíamos pasado horas cavando trincheras en la costa pero Eusebio nos traía un recado muy fuerte que nos desveló. Habló con cada uno de nosotros y nos dijo que merecíamos el privilegio de tener en nuestras manos el machete del General Antonio Maceo y puso el arma en las manos de cada uno de nosotros y casi nos hizo creer que éramos como aquellos que un día habían llevado la carga al machete. Fue algo inolvidable. Él tendría apenas veinte años y ya resultaba especialmente original. Quiero que esta anécdota sea mi pequeño homenaje para él.

Y esta noche, con el cañonazo de las nueve, cuando los habaneros salgan a aplaudir a nuestros médicos, también habrá sábanas blancas en los balcones dedicadas a Eusebio Leal.

-----

(*) Escritor e historiador. Es uno de los mejores y más leídos autores de la novela policiaca cubana.

En esta sección

TVE ha decidido que la inmensa mayoría de los españoles son monárquicosHiroshima y NagasakiUna responsabilidad histórica jamás asumidaMemoria rebelde de Julio DiamanteEUSEBIO LEAL: “Siempre he luchado por la justicia y la belleza”

Del autor/a

Mala noticia para La HabanaNo todos los gallegos nacieron en EspañaLenin en ReglaLa tormenta del Sahara sobre La HabanaVeciana, un cazador frustrado