Hay casi año y medio por delante para hacer algo por esos 22.500No podemos olvidar los empleos indirectos de Nissan

Manuel Zaguirre. Ex Secretario General de la USO y afiliado al PSC 07/08/2020

Cuando NISSAN anunció que se iba de Barcelona, la idea central para la movilización de rechazo, la más legitimadora socialmente, era que NISSAN NO SE CIERRA PORQUE SE DESTRUIRÍAN 25.000 PUESTOS DE TRABAJO, 2.500 DIRECTOS DE PLANTILLA CENTRAL Y 22.500 INDIRECTOS DE PROVEEDORES Y EMPRESAS AUXILIARES DIVERSAS.

El acuerdo al que se ha llegado con NISSAN establece que se cierra el 31 de diciembre de 2021. Es un excelente acuerdo indemnizatorio para los 2.500 trabajadores directos. Por eso ha sido ratificado por práctica unanimidad de la asamblea de trabajadores.

Pero, tras felicitar a los 2.500 trabajadores directos y a sus representantes sindicales por este acuerdo, es de todo punto justo y necesario preguntarse QUÉ VA A PASAR CON LOS 22.500 TRABAJADORES INDIRECTOS, TAN EVOCADOS EN LOS TRES MESES DE MOVILIZACIÓN ... QUÉ SE PUEDE Y QUÉ SE DEBE HACER POR ELLOS ...

Hay casi año y medio por delante para hacer algo por esos 22.500. Pero hay que empezar por plantearse las preguntas y proponerse las respuestas.

No pretendo ser impertinente ni afear un buen acuerdo para los 2.500 trabajadores directos. Lo que ocurre es que pago una humilde cuota a una organización cuya primera seña de identidad es sindicato de clase y solidario … y no puedo evitarlo.

Muchas gracias, compañeros, por cuanto vais a hacer por los 22.500 restantes.

En esta sección

El PCE exige parar los ERES y elaborar un plan estratégico para el sector aeroespacialYolanda Díaz: “La política de protección social del gobierno de coalición lleva la marca de Unidas Podemos”El PCE reclama un sistema público de pensiones garantizado por una fiscalidad justaEl PCE-EPK apoya la convocatoria de huelga en la enseñanzaLa Atención al Cliente será un derecho y no un negocio: Garzón prohibirá por ley los '902'

Del autor/a

La ley y el orden son Biden y HarrisAutobiografía de Federico SánchezTardá, el verso sueltoNoa no es sionistaNo podemos olvidar los empleos indirectos de Nissan