En recuerdo de Eugenio Pulido, nuestro camarada de Leganés

José Ignacio Cortés González 02/09/2020

El 23 de agosto murió, a los 84 años, nuestro camarada de Leganés Eugenio Pulido. Eran impresionantes su humildad, su gran entrega y la coherencia de su vida. Toda la ciudad lo conocía y respetaba como comunista y antifascista.

Camiones para Cuba

En 1989, con la caída del muro de Berlín, Cuba pasa -a causa del criminal bloqueo- por una de las crisis económicas más duras de su historia.

En busca de solidaridad, Cuba envía a España una pequeña brigada del Poder Popular para gestionar toda la ayuda que sea posible. Decíamos que “todo lo que el mundo capitalista desecha, a Cuba le vale", tal era la necesidad que tenían de transportes, motores y ordenadores. Allí estaba Pulido con los solidarios con Cuba, con Espinar, Pérez, Madrid, entre otros.

Consiguen del Ayuntamiento de Leganés el compromiso de que en el desguace municipal se instale un grupo al objeto de recuperar todo lo que fuera útil para Cuba. Se construye a toda prisa un pequeño taller hecho de madera para tal fin.

Se consiguen así piezas mecánicas de todo tipo, incluso motores completos. Gracias a camaradas del Comité de Empresa y a la sección sindical de CCOO de RENFE, el material preparado se cargaba en contenedores situados en la estación de Abroñigal para su posterior traslado a Puerto Real, de donde salían hacia Cuba. Con este sistema se enviaron camiones y autobuses completos.

Es esta tarea Pulido se implica totalmente, siendo uno de los camaradas que más trabajo, relaciones y materiales logra para una Cuba en esos momentos de tanta precariedad.

En el Severo Ochoa

En 2005 salta a la actualidad el caso del hospital Severo Ochoa. Toda una estrategia de la mano de la presidenta Esperanza Aguirre para desprestigiar en todo lo posible a la Sanidad Pública. Pulido se pone inmediatamente del lado de los sanitarios públicos, llegando a participar en las asambleas gremiales. Tal fue su grado de implicación que proponía y debatía como uno más entre ellos.

La caseta del PCE en las fiestas de Leganés

Pulido es un referente para todos los camaradas de Leganés, así como para todo el pueblo. Siempre trabajó en la caseta del PCE en las fiestas, una tarea que permitía a nuestro núcleo de Leganés tener la suficiente autonomía económica durante todo el año.

Una de las tareas a desarrollar en la caseta, junto a otras muchas que otros camaradas realizan, es la plancha. Pulido tenía siempre su sitio allí, siendo uno de los más penosos. En pleno agosto asando chorizos y panceta, siempre sin quejarse, como si de un deber ineludible se tratara. Lo puedo atestiguar, fueron muchas noches las que pasé junto a él en las planchas, donde todos los camaradas siempre quieren ser los primeros a los que se atienda. Pulido demostraba ese talante tan comunista de que a cada uno cuando le corresponda.

Una gran persona, comunista y antifascista, respetado por todos, como pude comprobar cuando compartíamos la plancha o paseábamos por Leganés.

Tan era así que, cuando decidía asistir a los plenos municipales y desde el público emitía, con su profunda y grave voz, cualquier comentario, se hacía el silencio para escucharlo.

Se nos van los mejores. Descanse en paz.

En esta sección

El PCA lamenta el fallecimiento de Andrés CastilloCuánto te voy a echar de menos, AndrésCompañero AndrésAlberto Asuar, un referente del PCE en ExtremaduraMurió en Madrid la camarada Aurora Ozaita Sario

Del autor/a

En recuerdo de Eugenio Pulido, nuestro camarada de LeganésSobre el conflicto del taxi en Madrid