Entrevista exclusiva con el eurodiputado Manu Pineda: "El modelo de socialismo chino ha sido capaz de protagonizar la transformación económica más importante de la historia"

Diario del Pueblo (Partido Comunista de China) 20/09/2020

Beijing, 15/09/2020 (El Pueblo en Línea) - Este año se celebra el 45º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y la Unión Europea. Y aunque la epidemia de COVID-19 ha imposibilitado muchos de los festejos presenciales, se ha mantenido una fluída comunicación en línea.

El 14 de septiembre, el presidente chino Xi Jinping sostuvo una videoconferencia con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Se trató de una nueva reunión de alto nivel entre líderes chinos y europeos en poco más de dos meses, demostrando que ambas partes otorgan una alta importancia a las relaciones China-UE y aspiran a fortalecer el diálogo y la cooperación vigentes.

A propósito del devenir y desarrollo de China y su relación con la UE, Manu Pineda, eurodiputado de Izquierda Unida – Unidas Podemos, dialogó en exclusiva con Pueblo en Línea.

Pueblo en Línea: Nos gustaría conocer el devenir de su relación con China durante su carrera política y lo que China significa para Ud.?
Manu Pineda:
China es un gran país cuya revolución en 1949 fue uno de los hechos históricos más relevantes del siglo XX. Desde entonces, China ha influido en el movimiento comunista internacional y, como no podía ser de otra forma, su progresivo fortalecimiento, el protagonismo que ha alcanzado en las cuestiones internacionales, su empeño en defender el progreso social y la paz en el mundo, y la importancia del Partido Comunista de China como la organización política más numerosa del planeta han hecho que China se haya convertido en una referencia fundamental no sólo para los partidos comunistas de todo el mundo sino también para las fuerzas políticas progresistas y de izquierda. La construcción del socialismo en cada país y en el mundo es un proceso históricamente complejo, pero no hay duda de que China tiene mucho que aportar a esa transformación.

Siempre he seguido con atención la evolución y el progreso del país, pero desde que fue elegido para dirigir la secretaría de relaciones internacionales del Partido Comunista de España mi interés se ha acentuado.

Pueblo en Línea: Ud. ha afirmado que «con la resolución del Parlamento Europeo sobre Hong Kong, la Unión Europea vuelve a ponerse a la sombra de Estados Unidos» ¿Hacia qué escenario podría derivar esta situación? ¿Cómo evitar el “efecto marioneta” que las grandes potencias en conflicto podrían buscar en la Unión Europea?
Manu Pineda:
La Unión Europea debe desmarcarse de una vez de las mentiras que circulan y que llegan directamente desde el gobierno norteamericano, y debe realizar un análisis veraz e imparcial de la situación, sin secundar las campañas de la derecha estadounidense y de sus intenciones desestabilizadoras como parte de su enfrentamiento global con China.

En los últimos meses, los debates en la Comisión de Asuntos Exteriores como en el pleno del Parlamento Europeo se han centrado en adoptar posiciones beligerantes y de enfrentamiento con China. En este sentido, fue una vergüenza ver que la Unión Europea acusaba al gobierno chino de desinformación para diluir su supuesta responsabilidad en el origen del virus Covid-19, además de “escandalizarse” por las violaciones de derechos humanos por la supuesta fuerte represión en Hong Kong –tan escandalizados estaban que se presentó una resolución en el Parlamento Europeo sobre ello. Voté en contra de la resolución, y durante el debate y la negociación denuncié una vez más el uso de la mentira y la deshonesta propaganda política por parte de diputados que participaban en las reuniones y en el debate.

Afortunadamente, la Unión Europea sabe que las relaciones con China son fundamentales para la eurozona, (sólo hay que ver el volumen de intercambios comerciales) por lo que el respaldo de la Unión a la política estadounidense de enfrentamiento global con China no llega hasta el punto de imponer sanciones, como hace su aliado estadounidense.

En el mundo multipolar en el que vivimos, la primacía innegable de Estados Unidos no es ya más que un mal recuerdo, y la Unión Europea tiene que decidir si se mantiene supeditada a la estrategia de retorno a la guerra fría que pretende el presidente norteamericano Trump, o si se atreve a desempeñar un papel independiente, en defensa de un futuro pacífico y de progreso para toda la humanidad.

Pueblo en Línea: ¿Considera pertinente el revisionismo actual de la Unión Europea sobre las relaciones comerciales y políticas que mantiene con China?
Manu Pineda:
Es imprescindible que la Unión Europea replantee sus relaciones con la República Popular de China, entendiendo que nos interesa situar a China como un aliado en lugar de mantenerlo como un competidor, como pretende imponer el presidente Trump.

La Unión Europea debe entender que es posible construir unas relaciones con China basadas en el beneficio mutuo desde el respeto mutuo y la confianza en las relaciones internacionales, y espero que ésa sea la dirección que adopte. Por ello, planteé formalmente que el Parlamento Europeo realice un trabajo conjunto con la Representación del Gobierno de la República Popular de China ante la Unión Europea para estudiar la participación en la Iniciativa de la Franja y la Ruta en condiciones de igualdad, sin cláusulas secretas, sin paraísos fiscales, y con todas las garantías medioambientales. Lamentablemente, no obtuvimos respuesta, pero seguiremos insistiendo.

Pueblo en Línea: El modelo de socialismo de mercado con características chinas ha demostrado ser una útil herramienta para el crecimiento económico de la nación y del orbe...
Manu Pineda:
China ha conseguido levantar potentes empresas estatales, sus habitantes no padecen la lacra del desempleo que ahoga a tantos centenares de millones de personas en el resto del planeta; ha desarrollado el país y ha creado ciudades modernas que son ya una referencia y un ejemplo para el mundo, y todo ello mejorando el nivel de vida de 1.400 millones de habitantes, y prestando una creciente atención a la protección de la naturaleza y a los riesgos del cambio climático. Creo que es muy importante, tanto para la Unión Europea como para España, que se disponga de fuertes empresas públicas para asegurar el bienestar de la población.

El capitalismo ha mostrado su incapacidad para resolver los problemas humanos. Por eso, estamos muy atentos a la evolución de China y a sus iniciativas, así como a su socialismo de características propias. Además, creo que España y la Unión Europea necesitan un nuevo modelo de desarrollo que se aleje de la voracidad y la injusticia del capitalismo y camine hacia el socialismo.

Pueblo en Línea: Según información, la administración estadounidense analiza imponerle sanciones a todos los afiliados al Partido Comunista de China. Asimismo, la punitiva medida podría extenderse a los familiares de los miembros. ¿Considera que este proceder sintoniza con el sentido democrático que EE.UU suele refrendar como la base de sus actos en política exterior?
Manu Pineda:
Es un completo disparate, propio de un gobierno, el de Trump, que no ha hecho más que complicar la situación internacional, y que se esfuerza en destruir los tratados internacionales que han dado estabilidad al mundo, aunque sea precaria. A Estados Unidos le gusta autodenominarse “el país más democrático del mundo”, pero sabemos que es pura palabrería para disfrazar su realidad y sus acciones, tanto internas (como vemos con el repugnante racismo y con la explotación terrible de los trabajadores) como en su política exterior, donde utiliza a conveniencia la “defensa de la democracia” para justificar los golpes de Estado que promueve o las guerras e invasiones militares que protagoniza, y las sanciones que aplica, violando con descaro el derecho internacional, y todo ello con el tremendo sufrimiento que provocó y sigue provocando en diferentes países del mundo. No hay que olvidar que Estados Unidos ha participado en más de treinta guerras en los últimos veinte años, guerras que han causado centenares de miles de muertos y más de treinta millones de refugiados. Contrasta con la política exterior de China, que en los mismos años no ha participado en ninguna guerra y se esfuerza en afianzar la paz y la colaboración en el planeta.

Además, la instrumentalización que Estados Unidos hace de los derechos humanos, inventando supuestas crisis humanitarias para demonizar gobiernos que no aceptan un papel de vasallo del imperialismo norteamericano, como Venezuela o Cuba, y que sirven de excusa para desestabilizar e injerirse en países soberanos, revela la hipocresía de sus declaraciones. Esa no es la clase de “democracia” que los pueblos merecen, y vemos cómo hay gobiernos y pueblos que se levantan contra estas prácticas, incluido un sector de la población estadounidense que ha dicho “ya basta” contra los continuos asesinatos de población negra y el racismo estructural en Estados Unidos.

Pueblo en Línea: A pesar de aquellos que han intentado opacar las acciones de China durante el COVID-19, la solidaridad del gigante asiático con otros países no se ha podido soslayar. ¿Ha sido valiosa la ayuda china a la UE, y en particular a España?
Manu Pineda:
Por supuesto. Además de combatir la pandemia en su territorio, fue un ejemplo ver que China no dudaba en enviar ayuda médica y equipos de especialistas médicos a varios países, así como mascarillas y otros equipamientos, y reactivos de prueba a más de diez países, incluidos Italia, Holanda y Gran Bretaña, entre otros, en una emocionante muestra de solidaridad que pone de manifiesto el profundo sentimiento internacionalista del socialismo.

También España recibió un cargamento de ayuda médica procedente de China, y en contraste con la vergonzosa actitud de otros gobiernos, el gobierno chino ha tenido en todo momento como objetivo prioritario salvaguardar la salud y el bienestar del pueblo chino y del resto del mundo, compartiendo información y esfuerzos para derrotar a la pandemia. La aportación de la República Popular China a la victoria sobre la pandemia es ya incalculable, y el ejemplo de solidaridad demostrada será sin duda recordado por todos los pueblos.

Pueblo en Línea: China ha definido como objetivo la construcción de una sociedad modestamente próspera. En este sentido, ¿qué avances sociales ha podido verificar y qué aspectos considera se deben perfeccionar?
Manu Pineda:
Son particularmente relevantes la constante mejora de las condiciones de vida del pueblo chino, que aumenten de forma constante los salarios de los trabajadores y que se mejore cada día el sistema sanitario, los centros educativos a todos los niveles, desde los pequeños escolares hasta las universidades, y también que China se preocupe por el bienestar de los jubilados, que son una parte importante de la población del país y quienes más han contribuido al renacimiento de la nueva China. Junto a ello, es indudable que hay que seguir esforzándose por mejorar la vida de los campesinos, acabar con los pequeños focos de pobreza que subsisten, mejorar el aire de las ciudades y seguir desarrollando los espacios verdes y forestales en todo el país, siempre con la guía de conseguir a corto plazo una vida satisfactoria y, como suele recordar el Partido Comunista de China, “modestamente próspera”.

Pueblo en Línea: ¿Qué le parecen los resultados de la actual lucha contra la pobreza que se lleva a cabo en China?
Manu Pineda:
Sabemos que se han hecho enormes esfuerzos. El hecho de que en los últimos treinta años casi ochocientos millones de personas hayan salido de la pobreza en China indica la magnitud de la empresa, que ha supuesto el mayor programa de los realizados en todo el mundo, y que además se ha coronado con éxito.

Pueblo en Línea: Hoy España enfrenta un dilema importante: usar o no la tecnología de Huawei, ¿a quién debería hacer caso España?
Manu Pineda:
España debería desmarcarse totalmente de los absurdos delirios del presidente estadounidense Donald Trump, que es quien comenzó con las mentiras sobre Huawei en el marco de su guerra económica contra China. Afortunadamente, parece que ni la Unión Europea ni España están cayendo en el “juego” deshonesto de Trump, aunque no hay que bajar la guardia y debemos seguir denunciando las sanciones estadounidenses, que simplemente pretenden boicotear el auge de la economía china que puso en jaque la ya caduca hegemonía de Estados Unidos en el mundo.

Pueblo en Línea: A medida que el país reanuda gradualmente el trabajo y la producción después de contener el brote de COVID-19, la economía china vuelve a crecer en el segundo trimestre de este año. ¿A pesar del vaticinio de los escépticos, considera que el modelo socialista de mercado con características chinas ha demostrado su resiliencia?
Manu Pineda:
Sin duda. Que hoy China sea una gran potencia mundial es un claro ejemplo de que no se cumplió el vaticinio de los escépticos. China ha derrotado a la pandemia, con un número de víctimas notablemente menor que en los países capitalistas: solo hay que recordar que mientras en Estados Unidos han muerto casi doscientas mil personas a causa del Covid-19, en China murieron algo más de cuatro mil ciudadanos. Sabemos que la economía china se está recuperando con rapidez de los efectos del coronavirus, y no hay duda de que ello responde a la capacidad del modelo de socialismo chino que ha sido capaz de protagonizar la transformación económica más importante de la historia, desarrollando y cambiando en unas décadas lo que el capitalismo occidental hizo en casi dos siglos.

Pueblo en Línea: ¿Considera beneficiosa la participación de España dentro de la iniciativa china La Franja y la Ruta?
Manu Pineda:
Sin ninguna duda, y desde nuestro Partido, en todos los ámbitos donde estamos, desde el Parlamento Europeo hasta el Consejo de Ministros de España, intentamos impulsar que efectivamente nuestro país forme parte de la Iniciativa La Franja y la Ruta, y soy optimista respecto a que pronto podamos tener avances en ese sentido. Pero no solo en España, sino en el resto de países europeos que aún no forman parte, y espero que la Unión Europea entienda lo importante que es para sus países miembros formar parte de esa iniciativa.

Fuente: Pueblo en Línea

En esta sección

China en el nuevo escenario mundial. De la lucha contra el Covid al 5G por la nueva ruta de la sedaEl MAS gana en la primera vuelta las elecciones presidenciales en Bolivia¿Victoria del MAS en la primera vuelta de las elecciones en Bolivia?Cienfuegos: corrupción y captura del EstadoBolivia: el retorno de las luchas diversas

Del autor/a

Entrevista exclusiva con el eurodiputado Manu Pineda: "El modelo de socialismo chino ha sido capaz de protagonizar la transformación económica más importante de la historia"53 naciones acogen con beneplácito la Ley para salvaguardar la seguridad nacional en Hong KongDiez preguntas y respuestas: La decisión de la Asamblea Popular Nacional sobre la legislación de seguridad nacional de Hong KongChina avanza en la legislación de seguridad nacional de Hong Kong