Fiel al legado de la derecha, insulta al pueblo andaluzEl racismo de clase de Isabel Díaz Ayuso

Antonio Romero Ruíz. Presidente de Honor del PCA, ex parlamentario de IU y Coordinador de la Red de Municipios por la III República 16/10/2020

Señora Ayuso tiene usted muy bien aprendida la lección de sus antecesores en el cargo, de su mentora política-twitera la señora Aguirre cuando dijo que “el voto andaluz es cautivo debido al PER y al subsidio agrario”. Fue también un ministro de Trabajo del PP, Aparicio, el que se refirió a los andaluces llamándonos indolentes, es decir, llueve sobre mojado.

Toda España está viendo el papelón que está haciendo usted ante la pandemia. Usted, señora Ayuso, en lugar de emplearse a fondo en la lucha contra el virus que azota a Madrid de manera intensa, se dedica a la confrontación con el gobierno de España, a ocultar las cifras reales de contagiados, al abandono de las residencias de mayores y a continuar con la privatización de los servicios públicos. Como alumna aventajada del neoliberalismo, usted odia lo público y lo común.

Desconoce la historia de Andalucía y el papel de los andaluces

¿Sabe usted señora Ayuso qué más de dos millones y medio de andaluces emigraron y contribuyeron al desarrollo industrial y económico de Cataluña, el País Vasco y Madrid? Con su esfuerzo, con su talento y con su trabajo. ¿Sabe usted, señora Ayuso, que en Madrid, por el beneficioso trato fiscal que dan a las grandes fortunas, han establecido su sede empresarios agrícolas y latifundistas andaluces? ¡Pero de esas subvenciones a los ricos no dice usted nada! ¿Sabe usted que en Madrid residen o tienen su domicilio fiscal una parte importantísima de los que reciben ayudas de la Política Agraria Común, entre ellos la Casa de Alba o Mario Conde? Gentes que tienen sus cortijos, sus cotos de caza mayor o sus áticos en zonas exclusivas de Andalucía.

¡Ejerce usted un racismo de clase!

Usted critica a la Andalucía jornalera como practica su racismo y desprecio contra los barrios de trabajadores del sur de Madrid.

Ahora que tiene usted mano en el PP nacional de Casado, ¿estaría dispuesta a votar a favor de la reforma agraria en Andalucía?, ¿A favor de que se dedique una parte de los fondos europeos para la reconstrucción de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, a base de cooperativas agrarias asentadas sobre tierras expropiadas con indemnización a los grandes latifundistas?

¡Porque le recuerdo, señora Ayuso, que comer es una costumbre muy antigua! Si analizamos con rigor las ayudas que los trabajadores están recibiendo en este momento excepcional a través de los ERTEs, se pone de manifiesto que defender la salud es la prioridad absoluta del gobierno de España, al tiempo que se atienden las necesidades sociales.

Señora Ayuso, parece que a usted no le importan mucho las ayudas como el Ingreso Mínimo Vital. Su gobierno defiende en Madrid la privatización de la sanidad, siendo su comunidad la que ha llegado al peor deterioro del servicio público de salud de toda España, pisoteando un derecho constitucional. El gobierno progresista de España ha tenido que declarar el estado de alarma en Madrid ante su pasividad.

Todo el mundo está tomando conciencia en España sobre su gestión.

¡Madrid no se merece una presidenta como usted ni un gobierno como el suyo!

Usted no representa a las gentes de Madrid, que son abiertas, solidarias y hospitalarias.

La pandemia pasará, usted pasará y volverá a lo que sabe hacer bien, de twitera perruna de Esperanza Aguirre.

El gobierno de su colega Moreno Bonilla no ha defendido a Andalucía ante sus ataques, incumpliendo el primer deber de cualquier gobierno, que es la defensa de su gente y de su pueblo.
¡En pie andaluces de los campos!
¡En pie andaluces del taller!
¡En pie andaluces del trabajo!
En cualquier país que estés…
Sea por Andalucía libre, los pueblos y la Humanidad.

En esta sección

Kuánta mayoría akallada a palos!!!El verdadero rostro de la emigraciónEn Honduras continúan asesinando a los ecologistasEl racismo de clase de Isabel Díaz AyusoSiempre Kambian las Karetas pero NUNKA las Karas!

Del autor/a

El racismo de clase de Isabel Díaz AyusoMarcelino Camacho no hubiera firmado avalando a Martín VillaLa X de la corrupción es Juan Carlos IHay que procesar al rey Juan Carlos I en el Parlamento por alta traición¡Si se investiga al campechano, caen el catalán y el sevillano!