De las Juventudes Socialistas al primer PCE

Francisco Erice. Sección de Historia de la FIM 20/10/2020

Presentación del Documento Nº 2
El documento refleja el papel fundamental de la Juventudes Socialistas en los orígenes del comunismo español. Este protagonismo ya había sido importante en la propaganda a favor de la revolución soviética y la creación de los primeros periódicos y núcleos “terceristas”, es decir, de partidarios de la Tercera Internacional, fundada en marzo de 1919. En diciembre de ese año, el congreso de la Federación de Juventudes Comunistas votaba mayoritariamente la adhesión incondicional a la misma y elegía una dirección proclive a esa decisión. En enero de 1920 se constituía en Madrid el Grupo pro-Tercera Internacional, con Daniel Anguiano, Virginia González, Manuel Núñez de Arenas, Mariano García Cortés, César Rodríguez González y otros destacados socialistas.

Pero los jóvenes pro-bolcheviques ardían de impaciencia ante lo que consideraban moderación, prudencia o lentitud de sus correligionarios y, de acuerdo, al parecer, con alguno de los delegados de la Tercera Internacional entonces en España, optaron por pasar a la acción y llevar a cabo, de manera peculiar, los acuerdos del congreso. El 15 de abril, el Comité Nacional decide, tal como se señala en el documento, convertirse directamente en Partido Comunista Español. El “partido de los cien niños”, tal como se le conocería por la juventud de sus miembros, arrastró consigo sólo a una parte de los jóvenes socialistas identificados con la línea revolucionaria que la nueva Internacional defendía. Entretanto, siguió dentro del PSOE la batalla entre los “terceristas” y sus adversarios, que se saldaría un año más tarde con la nueva escisión que condujo a la creación del segundo de los partidos comunistas en nuestro país, el PCOE (Partido Comunista Obrero Español).

El texto, que llama a las secciones de la Juventud Socialista a secundar el paso dado, contiene duras críticas al Partido Socialista (“oportunismo político”, “ideología democrática de clase media”) y muestra su acuerdo con “la idealidad vigorosa y la intensa táctica revolucionaria” de la Internacional Comunista”. Aparece firmado por José Illescas López y Ramón Merino Gracia, que pasaron a integrar el grupo dirigente del PC español. El segundo, maestro de profesión, fue su primer secretario general, aunque luego abandonó el partido y la ideología comunista.
FEDERACIÓN NACIONAL DE JUVENTUDES SOCIALISTAS

A LAS SECCIONES


Estimados compañeros: El Partido socialista continúa sus vacilaciones ante el ingreso en la Tercera Internacional y la adopción de su táctica revolucionaria. Al llamamiento que los comunistas rusos lanzaron al mundo proletario pidiéndole defendieran la Revolución rusa, que es la Revolución socialista mundial, todavía no se ha contestado en España. El Partido socialista, con su oportunismo político y su ideología democrática de clase media, y el Sindicalismo español, con su pretensión de fundar otra Internacional, no son, ciertamente, las fuerzas que han de recoger en nuestro país la idealidad vigorosa y la intensa táctica revolucionaria que preconiza la Internacional Comunista.

Solamente la Federación de Juventudes Socialistas supo interpretar su misión y su deber al ingresar incondicionalmente en la nueva Internacional; pero no ha terminado aquí aún nuestra obra. Es preciso que vayamos más lejos, que aceptemos todas las consecuencias de nuestro acuerdo. La Tercera Internacional recomienda la separación de los viejos partidos socialistas y la formación de partidos comunistas que defiendan enérgicamente su ideología, procedimientos y táctica ante la clase obrera. Hemos llegado a este caso. El Comité Nacional de la Federación de Juventudes Socialistas comunica a las Secciones la transformación de este organismo en Partido Comunista Español, adherido a la Tercera Internacional, de la cual forma parte integrante. Las Juventudes socialistas serán las agrupaciones locales del Partido Comunista.

¡Jóvenes compañeros! El paso que hoy damos evidencia nuestra firme decisión de servir a nuestros ideales marxistas, poniéndonos al lado de sus más fieles intérpretes, los comunistas rusos. Estamos todos firmes y decididos para la defensa y propaganda de nuestros ideales redentores.

Esperamos, tenemos entera confianza en vosotros y sabemos que recibiréis esta decisión como absolutamente necesaria para nuestros fines. Si en alguna Juventud hubiese elementos enemigos u hostiles a nuestro ideal comunista, deben ser separados, y en el caso de que fuesen mayoría, aquellos que sean decididos defensores de la Tercera Internacional deben constituirse inmediatamente en agrupación comunista.

Muy pronto convocaremos un congreso de todas las fuerzas comunistas españolas, donde quede ultimada nuestra organización.

¡A la lucha por la victoria del proletariado!
¡Viva la Tercera Internacional!
¡Viva el Partido Comunista Español!
Por el Comité Nacional:
José Illescas, vicepresidente
R. Merino Gracia, secretario-tesorero

15 de abril 1920


En esta sección

El I Congreso del PCEEl PCE celebrará su centenario en 2021 bajo el lema “un futuro con Partido”La síntesis de las cosas sencillas y profundasPaquita Martín, una vida de compromiso y militanciaLos dos partidos comunistas se funden. Nace el PCE

Del autor/a

Los dos partidos comunistas se funden. Nace el PCEDe las Juventudes Socialistas al primer PCEEn el centenario del partido de 'los cien niños'Josep Fontana, pensar históricamenteEl Primero de Mayo y la identidad obrera