El PCE denuncia la complicidad de la MINURSO en las imposiciones de Marruecos sobre el Sahara Occidental

Partido Comunista de España (PCE) 12/11/2020

Hace ahora casi un año (22 y 23 de noviembre de 2019) se celebró en Vitoria la 44ª Conferencia Europea de Solidaridad y Apoyo al Pueblo Saharaui (EUCOCO), la cita anual más importante del Movimiento de Solidaridad Europeo con el Pueblo Saharaui. Autoridades institucionales y parlamentarias, estatales, regionales y locales, más de 400 miembros de partidos, asociaciones, sindicatos y comités de solidaridad con el pueblo saharaui participaron en el encuentro. Un mes más tarde se celebró el XV Congreso del Frente Polisario en Tifariti, ciudad saharaui localizada en los territorios liberados del Sahara Occidental. En esta ocasión había que tomar decisiones transcendentes sobre el destino del Sáhara Occidental, teniendo en cuenta el fracaso de la actuación de la MINURSO que, tras cuatro décadas de ocupación y 28 años de intentos pacíficos para la resolución del problema, y de innumerables resoluciones de la ONU que no han surtido efecto, el hartazgo y el cansancio del pueblo saharaui, condenado por las autoridades mundiales a una eterna espera, era un clamor general en ambas reuniones, asomando durante su desarrollo, la sombra constante de la inevitabilidad de vuelta a las armas.

Una vez más hemos de recordar que la MINURSO se desplegó en el Sáhara Occidental en 1991 para celebrar un referéndum libre y justo para la libre autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental y para aplicar, con ese fin, todas las demás tareas relacionadas, incluida la supervisión del alto el fuego. Así se recoge en numerosas resoluciones de Naciones Unidas.

Pero hoy se confirman las razones del recelo del pueblo saharaui frente a la MINURSO denunciadas y expuestas en el curso de aquellas reuniones del pasado año, al ponerse de manifiesto la complicidad de la Misión de Naciones Unidas que, rompiendo su compromiso de objetividad frente al conflicto y abandonando la tarea que le fue encomendada, acepta los hechos consumados por Marruecos y pretende imponerlos también a los saharauis, enviando personal adicional a la zona e instando a las autoridades saharauis “para que ayuden a aliviar cualquier tensión y a desbloquear el tráfico”, concretamente en el paso fronterizo de Gueguerat donde, desde hace días se concentra una numerosa, pacífica y desarmada población civil saharaui que trata de defender sus derechos, cerrando, por medio de un verdadero escudo humano, la brecha abierta por el ejército marroquí por donde discurre una constante caravana cargada con los recursos naturales robados al pueblo saharaui en su territorio hoy ocupado y la droga procedente de los cultivos de Marruecos.

Sin lugar a dudas se trata de un paso más en la política de hechos consumados, política por medio de la cual, de acuerdo a un paciente plan preestablecido, se pretende que los saharauis acabarán sometiéndose y resignándose a formar parte de un Estado autocrático como es el Reino de Marruecos al que nunca pertenecieron, y que constantemente los castiga por medio de la fuerza de la que dispone.

Pero hoy, como consecuencia de estos hechos descritos, el ejército saharaui se encuentra acantonado, en estado de alarma y la comunidad internacional, la Unión Europea y nuestro país seremos responsables de lo que suceda en adelante.

El PCE, una vez más, llama a los responsables de esta crítica situación, a cumplir con sus obligaciones, empezando por el respeto a los derechos inalienables del pueblo saharaui, impidiendo el expolio de sus recursos naturales por parte de Marruecos y sus cómplices, y en primer lugar la Unión Europea a la que pertenecemos, y frenando una posible escalada de violencia que acarrearía graves consecuencias para el Sahara Occidental y para toda la región.

Reiteramos:

Nuestra demanda del fin de la ocupación del territorio del Sahara Occidental,

Nuestra defensa de los DDHH del pueblo saharaui contra la represión y el encarcelamiento,

La denuncia del expolio descarado de los recursos naturales.

Recordamos la obligación de reconocimiento del Frente Polisario como único representante del pueblo saharaui, tal y como estableció NNUU y reconoce la Unión Africana.

Insistimos en la necesidad de instar a Francia, como miembro de la UE a la que pertenecemos, para que contribuya a la solución del conflicto, abandonando su política colonial en el Magreb y su apoyo a la ocupación por parte de Marruecos.

Por último, una vez más reiteramos que España debe denunciar los Acuerdos de Madrid del 14 de noviembre de 1975 por los que Marruecos justifica su ocupación del Sáhara Occidental y proporcionarle la asistencia política y humanitaria necesaria para defender los derechos e intereses del pueblo saharaui.

Fuente: pce.es

En esta sección

El gobierno de Pedro Castillo: entre el continuismo neoliberal o el cambio democráticoDiscurso de Sira Rego en el Parlamento EuropeoSira Rego: 'Sería posible una alternativa progresista para la presidencia del Parlamento Europeo'El derrotado gobierno de Chile amarra el negocio del litio para los próximos treinta añosAbrumadura mayoría neoliberal en las candidaturas para las elecciones de Costa Rica

Del autor/a

El PCE condena la represión del régimen de Marruecos contra Vía democáticaEl PCE denuncia la represión feroz en KazajistánSe recupera el empleo perdido en la pandemia pero los contratos continúan siendo mayoritariamente temporalesEl PCE hace un llamamiento a la responsabilidad de todo el bloque de izquierda y democrático de la investidura a favor de la reforma laboralDesmond Tutu, símbolo de la lucha contra el Apartheid en Sudáfrica