ComunicadoLa diplomacia de la impostura y comunicados falsos

República Árabe Saharaui Democrática . Ministerio de Asuntos Exteriores 16/11/2020

El ministro de asuntos exteriores de la potencia ocupante falsifica los hechos para encubrir la unilateral decisión marroquí para persistir en su empeño por violar el cese el fuego cuando sus fuerzas militares, en la zona de Gargarat, en la madrugada de hoy, 13 de noviembre, cuando estas fuerzas franquearon el muro que constituye la línea divisoria entre las fuerzas marroquíes y el ejército saharaui.

Está bien demostrado que las fuerzas armadas marroquíes llevaban ya varios días concentrándose en el área divisoria en flagrante violacion de las cláusulas del acuerdo militar 1, sin que la MINURSO haya interferido para disuadirlas de sus claros propósitos belicistas. El claro propósito de esas concentraciones era la apertura de la brecha ilegal frente a la cual estaban acampados decenas de civiles saharauis en propuesta por el incomprensible silencio de las Naciones Unidas y de su misión, la MINURSO, ante la persistencia marroquí de seguir sustrayéndose de los compromisos por él concertados con la parte saharaui bajo los auspicios de las Naciones Unidas y de Organización de la Unidad Africana (OUA), tras diez y seis años de guerra, y seis años de negociaciones que culminaron con el actual plan de paz de 1991.

Por todo ello, la parte saharaui quiere recordar que:

1.- La comunidad internacional (organizaciones y tribunales), no le reconocen a Marruecos la soberanía sobre los territorios del Sáhara Occidental.

2.- La única y exclusiva misión encomendada a la MINURSO, y para la cual fue creada, es la organización de un referéndum de autodeterminación.

3-. La parte saharaui aceptó el plan de paz, y en contrapartida Marruecos aceptó la celebración de un referéndum de autodeterminación.

4-. El cese el fuego está estrechamente vinculado a la celebración del referéndum de autodeterminación, pues fue sobre esta base principal sobre la que se erige el plan de arreglo de 1991. En consecuencia, es inaceptable que se suspenda el referéndum de autodeterminación sin la consiguiente anulación, y de manera automática, del cese el fuego.

5-. El lenguaje y posiciones a los que recurre la potencia ocupante, están basados en la amalgama y la falsificación de los hechos. Por ello es preciso recordar:

a-. Marruecos se comporta y pretende que el Sáhara Occidental forma parte de su territorio nacional, lo cual es absolutamente falso, y dichas alegaciones son bien conocidas por la comunidad internacional.

b-. La presencia marroquí en los territorios de la Republica Saharaui está calificada por la propia Asamblea General de las Naciones Unidas de illegal (resoluciones 37/34/1997; 35/19/1980. Además de dichas resoluciones está el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia del 16 de octubre de 1975; la opinión jurídica del asesor de la ONU, Hans Corell, de 2002; la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo de 2016 y 2018; la resolución de la Unión Africana de 2015.

c-. El ministerio de asuntos exteriores de Marruecos acusó al secretario general de las Naciones Unidas al atribuirle, en un comunicado oficial, que el Frente POLISARIO había rechazado su mediación. Hecho este que carece de todo fundamento. Embuste similar cuando el propio ministerio atribuyó al ministro de asuntos exteriores mauritano una supuesta mediación entre las partes.

d-. La continuidad de la ocupación de partes considerables de los territorios saharauis por parte de Marruecos, solo se explica por la clara e insolente complicidad desde el interior del propio Consejo de Seguridad. Sórdida complicidad que violá la legalidad internacional, y que pretende, desde hace dos años, adulterar la naturaleza jurídica del problema del Sáhara Occidental como problema de descolonización que solo encontrará su debida solución cuando se le permita al pueblo saharaui ejercer su inalienable derecho a la autodeterminación e independencia.

e-. El retraso de las Naciones Unidas en la ejecución del plan de paz, por la misma interferencia de un miembro del Consejo de Seguridad, ha impedido a la MINURSO llevar a término la misión por la cual fue creada.

f-. 29 años en espera de la celebración del referéndum ha hecho que el pueblo saharaui pierda confianza en las Maciones Unidas y en su misión, y por ello es unánime en la opinión en que o bien Marruecos está en la obligación de respetar las cláusulas del acuerdo firmado por las dos partes, o bien los saharauis recobrar la libertad de continuar su lucha por todos los medios que le otorga el derecho.

g-. La implicación de países e intereses extranjeros por parte de Marruecos en su política de ocupación y de los hechos consumados, además de la brutal represion de la que es víctima diaria el pueblo saharaui, represión bien documentada por las principales organizaciones internacionales de derechos humanos; el expolio de los recursos naturales del territorio, sin la mínima protesta por parte de las Naciones Unidas y su misión en el territorio, ha hecho que dicha misión se convierta en el custodio del hecho consumado más que en una misión de las Naciones Unidas creada para llevar a término la descolonización del Sáhara Occidental, última colonia en Africa.

El Frente POLISARIO y el gobierno de la Republica Saharaui hacen un llamamiento urgente a las Naciones Unidas, a la Unión Africana, a todos los Estados y a los pueblos amantes de la Paz, de la justicia y de la igualdad para que apoyen al pueblo saharaui y acompañarle en su justa lucha contra la agresión marroquí que no respeta sus compromisos y viola todos los principios y valores comúnmente compartidos.

Bir-lehlu,13 noviembre 2020

En esta sección

¿Autorizó Trump la operación terrorista de Israel contra el científico iraní Mohsen Fajrizadeh?Día Internacional de Solidaridad con el pueblo palestinoSabina Orellana, mujer quechua, es la nueva Ministra de Culturas, Descolonización y DespatriarcalizaciónUribe y Duque con un piloto del cártel de SinaloaUnidas Podemos pide parar la guerra en el Sahara Occidental y que se cumplan las Resoluciones de la ONU

Del autor/a

La diplomacia de la impostura y comunicados falsos