Pan o Plomo

Lo que usted llama izquierda reaccionaria somos la izquierda de la esperanza. Cuando ustedes siguen gritando vivan las caenas, aquí estamos nosotros para romperlasAlfonso Guerra estuvo en el gobierno junto a la 'X' de los GAL

Antonio Romero Ruíz. Presidente de Honor del PCA, ex parlamentario de IU y Coordinador de la Red de Municipios por la III República 18/11/2020

Vi en la televisión pública al otrora todopoderoso vicepresidente del gobierno y vicesecretario general del PSOE. Estuvo vomitivo, impresentable, regalándole munición a la derecha y atacando al gobierno de coalición y soltando algunas perlas como las siguientes:

- ¡Con Bildu, no!

- Del rey emérito dijo que sus delitos no empañaban el papel político de la corona en los últimos cuarenta años.

- Manifestó que el PSOE siempre había tenido autoridad pero “no autoritarismo”.

- Puso el grito en el cielo por la enmienda pactada de la ley de educación sobre la lengua vehicular en Cataluña y el País Vasco.

- Tachó a Podemos de izquierda reaccionaria.

Me dispongo a responder a Alfonso Guerra al que conocí muy de cerca en mi etapa de Senador y Diputado de IU.

Guerra es el autor de la frase “el que se mueve no sale en la foto” y de otras frases que lo retratan como autoritario implacable y estalinista en la gestión de los asuntos internos del PSOE, que lo dirigió con mano de hierro.

Todos hemos reclamado a la izquierda abertzale del País Vasco que dejara de matar, que ninguna idea política avala o justifica el tiro en la nuca, el secuestro, la extorsión, la bomba. Que abandonara ETA el terrorismo, creando un espacio de paz y de convivencia pacífica donde poder defender cualquier propuesta política. Es decir, les llamamos una y otra vez a que abandonaran la violencia terrorista y que hicieran política. ETA se disuelve hace diez años, desaparece y deja de matar. EH BILDU y sus votos son tan legítimos como los que reciben el PP, el PSOE, Vox o Unidas Podemos…

Alfonso Guerra conocía la existencia de los GAL desde el primer momento. Su amigo Felipe González, el que fuese presidente del gobierno, del que él participó como número dos, era la X de los GAL.

Bajo aquellos gobiernos del PSOE, se mataba, se secuestraba, se utilizaba dinero público de los fondos reservados por policías y guardias civiles. Se enterraba gente en cal viva, hechos gravísimos de terrorismo de Estado, más repugnante si cabe que otro tipo de terrorismo.

Yo le hago las siguientes preguntas a Alfonso Guerra:

¿Considera inmorales los votos manchados por el terrorismo de los cargos públicos del PSOE que fueron a la puerta de la cárcel de Guadalajara a despedir y solidarizarse con los condenados por terrorismo de Estado, el ex ministro José Barrionuevo y el ex secretario de Estado Rafael Vera?

La lucha por la República y las críticas que desde el gobierno ha hecho Pablo Iglesias sobre la figura del rey, ¿las considera intolerables?

¿Cómo es posible que usted salve el papel político de un rey que se ha destapado como un vulgar comisionista con millones de euros en paraísos fiscales? Y tiene usted la desfachatez de decir que eso tiene que estar probado por un juez, cuando hablamos de alguien que está blindado por la Constitución como inviolable y que no puede comparecer ante ningún magistrado.

Usted declaró en la televisión pública que el español estaba perseguido en Cataluña y puso el grito en el cielo porque en los rótulos los nombres de las ciudades y de los pueblos están escritos en catalán. Es normal que el catalán, que fue reprimido durante más de cuarenta años en la dictadura franquista, ahora tenga ayudas para situarlo en pie de igualdad con el español o castellano.

Finalmente, señor Guerra, le pregunto si proteger a los trabajadores de los efectos de la pandemia, en la economía y en el empleo, librando recursos para los ERTES o las ayudas a los autónomos lo hace una izquierda reaccionaria. Si aprobar el ingreso mínimo vital para luchar contra la pobreza y la exclusión social lo hace una izquierda reaccionaria. Si luchar por un mismo salario para una mujer que para un hombre desempeñando el mismo trabajo lo hace una izquierda reaccionaria. Si no es legítimo luchar por una República para España cuando todo el mundo debe saber que prometer lealtad al rey y a la Constitución no es dar licencia para robar al primero y para considerarlo intocable a la segunda.

La derecha más hipócrita de Europa, el PP, habló con ETA.

Es triste que usted, Felipe González, Rodríguez Ibarra, Corcuera… sean el núcleo duro que hace propaganda del pensamiento político de la FAES que preside José María Aznar, el de la foto en las Azores, defendiendo esa España eterna en la que hay gente que se planta delante de un toro y corre delante de un libro.

Lo que usted llama izquierda reaccionaria somos la izquierda de la esperanza. Cuando ustedes siguen gritando vivan las caenas, aquí estamos nosotros para romperlas.

En esta sección

El Diego, historia de un antihéroeMigrar no es fácil, es un camino largo y tortuosoOportunidades en la crisisLenin Moreno en la Revolución ciudadana (1)La derecha lucha por su clase. ¿Y la izquierda?

Del autor/a

La escandalosa puesta en libertad de García JuliáAlfonso Guerra estuvo en el gobierno junto a la 'X' de los GALEl racismo de clase de Isabel Díaz AyusoMarcelino Camacho no hubiera firmado avalando a Martín VillaLa X de la corrupción es Juan Carlos I